Opinión

Editorial: Un homenaje al homenaje

Redacción

28/04/2018 - 06:25

 

Carlos Vives en el desfile de piloneras / Foto: PanoramaCultural.com.co

 

Nunca se había vivido un homenaje de esta manera. La venida de Carlos Vives a Valledupar, en el 51º Festival que le ha sido dedicado, ha tenido el efecto de una lluvia refrescante, pero también de un zarandeo que despierta.

Hasta el pasado festival (el Rey de Reyes 2017), los homenajeados se habían acostumbrado a seguir la programación, acompañar y presenciar la gala en su honor, recibir y disfrutar de los aplausos, y agradecer la Fundación por la atención prestada. Sin embargo, Carlos Vives lo cambió todo.

Desde un principio, el cantante samario -el que más ha contribuido a la internacionalización del festival- se esforzó en sugerir y proponer. Los viajes que realizó antes del Festival fueron en esa dirección, y a consecuencia de ellos, la ciudad tomó medidas de cara a la óptima realización del evento.

Pero eso no fue todo. También durante la programación del festival, el cantante quiso estar en todo. No quiso limitarse con ser un invitado más en un conversatorio de académicos o ser elogiado en las canciones de la nómina de cantantes en el Parque de la Leyenda.

Carlos Vives llevó el paseo de Willy parranderos a su pueblo, se paseó en bicicleta por la ciudad, se fundió en la masa durante el desfile de las piloneras, se esmeró en preparar una verdadera obra de teatro sobre el Vallenato, encontró espacio para encontrarse con los niños, y luego disfrutó cada una de las noches y finales del Festival.

De esta manera, Carlos Vives revolucionó el concepto de homenaje, e hizo de la emoción y el agradecimiento cosas que van en las dos direcciones. Brindó ideas, fusionó conceptos artísticos (escena, música y canto), y rompió nuevamente el concepto de las generaciones. En resumidas cuentas, Carlos Vives hizo con el homenaje lo que hizo con su música: romper barreras y crear valor artístico.

Este 51º Festival Vallenato fue una verdadera fuente de placer estético y de contenido. Un gran aporte para pensar en cómo salvar la música vallenata de las garras que hoy la amenazan.

 

PanoramaCultural.com.co

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

La Dirección de Tránsito y Transporte de la policía, un negocio multimillonario

La Dirección de Tránsito y Transporte de la policía, un negocio multimillonario

En Colombia las ollas podridas se están destapando solitas y cada vez más nos desengañamos de algunas instituciones que para mucho...

El Grammy, nadie sabe pa´ quién trabaja

El Grammy, nadie sabe pa´ quién trabaja

En mi columna anterior hice referencia a algunos cantautores, quienes, entre otras cosas, pertenecen al entrañable círculo de mis a...

III Encuentro de egresados de ingeniería de sistemas

III Encuentro de egresados de ingeniería de sistemas

  Es grato reencontrarse con amigos con quienes has compartido tiempo durante la vida universitaria y más grato ver cómo muchos d...

Editorial: Aclaraciones importantes sobre la Chikungunya

Editorial: Aclaraciones importantes sobre la Chikungunya

Tras la confirmación de los primeros casos de infección por culpa del virus Chikungunya en Colombia, la preocupación ha aumentado en...

Colombia, la inimaginable

Colombia, la inimaginable

  Nuestra querida Colombia, es sin lugar a dudas un país de contrastes y contradicciones que para los que salen del país, reconoc...

Lo más leído

¿Cuál es la función del arte?

Gemma E. Ajenjo Rodríguez | Artes plásticas

La escuela taller

Alberto Muñoz Peñaloza | Patrimonio

Las lavanderas de mi pueblo

Fioralisa Castiblanco Eguis | Patrimonio

¿Qué es el neoliberalismo?

Julio A. Franco Orozco | Pensamiento

El fútbol, una pasión desde siempre

Diógenes Armando Pino Ávila | Ocio y sociedad

Síguenos

facebook twitter youtube