Opinión

El Festival de un pueblo llamado La Loma

Jorge Nain Ruiz

22/06/2018 - 07:25

 

 

Hace 28 años se nos ocurrió la idea de hacer un Festival Vallenato en nuestro pueblo, para lo cual convocamos una reunión con las personas de mayor liderazgo entre los habitantes del corregimiento de La Loma. Fue así como en lo que por aquella época era la Escuela Rural Mixta N° 1 nos congregamos unas 15 personas, y allí se tomó la decisión de fundar lo que hoy es conocido como uno de los festivales vallenatos más sólidos e importantes de la Costa Caribe: El Festival de Canciones ‘Samuel Martínez’, de La Loma, Cesar.

En esa oportunidad, y tal vez por ser el ideólogo de semejante locura, se me otorgó la responsabilidad de presidir ese primer certamen folclórico, y contra todos los pronósticos, pudimos sacarlo adelante. Ese germen recibió en los años siguientes el mejor de los cuidados por parte de aquellos amigos a quienes les tocó comerse las verdes, porque hay que decir que, como todo lo que comienza, por aquellas épocas nos tocaba hacer rifas, buscar pequeños aportes entre la gente de la población y pueblos vecinos, ponerle el sombrero al alcalde de turno, improvisar una tarima, y hasta apoyar con alojamiento y alimentación a los participantes y jurados. En fin, todo se hacía con las uñas.

Mi pueblo, poco a poco se fue apropiando de ese evento cultural, y hoy en día es un patrimonio inmaterial del municipio de El Paso y del departamento del Cesar. No hay autoridad local que no le haya dado la relevancia que merece, y la comunidad lo asimiló como una de las principales celebraciones que se realizan anualmente, al tiempo con las festividades religiosas de la Virgen del Carmen.

En el presente año, el Festival de Canciones ‘Samuel Martínez’, que se realizará entre el 13 y el 16 de julio, le rinde un merecidísimo homenaje por segunda ocasión a Domiciano López Romero. Este juglar, en todo el sentido de la palabra (toca, compone y canta), fue también socio fundador de este evento y uno de los personajes del pueblo que más aportó en los primeros años del festival. En la actualidad, sus hijos y nietos son grandes animadores de los concursos en la región, porque esta es otra de las nuevas dinastías de la música vallenata.

La Fundación organizadora del Festival, y todos aquellos que han presidido este evento, son quienes, año tras año, reavivan el fervor y no permiten que decaiga lo que se convirtió para La Loma de Calenturas, como se le llamó al pueblo en sus inicios, en el evento cultural más emblemático del corregimiento, el que ya ha parido muchos artistas que participan en el mismo y en muchos otros festivales del país.

Colofón: El presidente electo de los colombianos, Iván Duque Márquez, recibió en campaña tal vez el mayor respaldo que históricamente los artistas vallenatos le han brindado a un candidato presidencial, lo cual nos conduce a pensar que el tratamiento que recibirá nuestra música y nuestra región será por lo menos con la reciprocidad que significó un apoyo tan significativo en materia cultural y folclórica.

 

Jorge Nain Ruiz

@jorgenainruiz

Sobre el autor

Jorge Nain Ruiz

Jorge Nain Ruiz

Vallenateando

Jorge Nain Ruíz. Abogado. Especializado en derecho Administrativo, enamorado del folclor Vallenato, cantautor del mismo. Esta columna busca acercarnos a una visión didáctica sobre la cultura, el folclore y especialmente la música vallenata. Ponemos un granito de arena para que la música más hermosa del mundo pueda ser analizada, estudiada y comprendida.

@jorgenainruiz

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

¿Progreso?

¿Progreso?

—¿Y por qué se ve esto tan triste? —Son los tiempos, señor. Juan Rulfo (Pedro Páramo) Las ciudades que alcanzan la categor...

¿Cambio de estrategia o seguir en las mismas?

¿Cambio de estrategia o seguir en las mismas?

  Las consecuencias de los continuos desmanes por parte de las oligarquías origina la sed de poder de los que siempre han estado o...

Diáspora y génesis afrocaribeñas (IV): El son cubano

Diáspora y génesis afrocaribeñas (IV): El son cubano

Algunos impacientes me piden que trate, lo más pronto, sobre la música actual que les fascina y, después de todo, pertenece a la gra...

¿Cuál proceso de paz?

¿Cuál proceso de paz?

Antes del 23 de junio del 2016 Como ciudadano colombiano, que al igual que el 99,9 % de los habitantes de este hermoso país ha suf...

Carta de un artista a una doctora de hospital

Carta de un artista a una doctora de hospital

Usted no sabe, doctora, lo que tiene en la mano: es un artista. Lo más preciado de la sociedad, por lo general cuando se muere, porq...

Lo más leído

La iguana: un símbolo de la costa Caribe

Redacción | Medio ambiente

Los grandes enemigos de Simón Bolívar

Ramón Urdaneta | Otras expresiones

Las capillas doctrineras: huellas de los tiempos coloniales

Paula Andrea Grisales Naranjo | Patrimonio

Una corta charla con Raúl Gómez Jattin

Wladimir Pino Sanjur  | Literatura

Alicias adoradas y olvidadas

Henry Vergara Sagbini | Opinión

Los trofeos del profesor Armenta

Álvaro Yaguna Nuñez | Opinión

Una raíz y dos piedras

Giancarlo Calderón Morón | Artes plásticas

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados