Opinión

Se mueve la cosa política

Camilo Pinto Morón

03/07/2018 - 06:40

 

 

Algo común y corriente es que cuando se acercan las elecciones locales y regionales, un año antes, o quizás mucho antes, los distintos grupos políticos de los departamentos y municipios del país, y hasta los del centro de impulsión política (Bogotá) con intereses en las regiones, comienzan a barajar sus cartas políticas con miras a estructurar un patrimonio electoral considerable para cumplir con sus objetivos plebiscitarios. Por otra parte, estas eventualidades, de una u otra forma, le han de servir a la ciudadanía para evaluar el trasfondo de tales movimientos políticos y auscultar en qué se relacionan con la actualidad política y administrativa.

El Departamento del Cesar y su capital Valledupar, por supuesto, no son la excepción. Aquí el horizonte político se va esclareciendo cada vez más y con ello van saliendo a relucir agrupaciones y nombres con aspiraciones a cargos y corporaciones públicas, unos ya conocidos y otros no tanto, unos que enarbolan las banderas de la renovación política mientras que otros siguen empecinados en representar la clase política de la vieja guardia, el al parecer inmodificable statu quo.

Está de más sermonear a la ciudadanía con aquello de que hay que saber elegir, cada cuatro años es lo mismo, más que eso, creería que nuestros tiempos de desequilibrio políticoadministrativo están más bien para observar un estado de cosas en Valledupar y todo el Departamento del Cesar en lo que tiene que ver con necesidades básicas insatisfechas en salud, educación, saneamiento ambiental, agua potable, alcantarillado, vivienda,  y en general, todo lo concerniente a inversión social, qué tanto se ha hecho por disminuir los altos índices de desempleo que según cifras del DANE aumentan incesantemente, cómo han sido los proceso de fortalecimiento institucional para contrarrestar la inseguridad y la alteración del orden público, qué tan certeras han sido las acciones para fortificar la economía local y la diversificación de la productividad, examinar cuáles han sido los aportes de quienes conforman los concejos y asambleas en cuanto a control político y actividad propositiva, entre otros aspectos, lo que nos permitirá hacer un balance juicioso del trabajo que han hecho nuestros gerentes y coadministradores para así tomar las decisiones a que haya lugar basadas en nuestra realidad política y social.

Hay que saber apreciar cómo están las cosas en nuestro territorio, tener claro qué nos hace falta e identificar el recurso humano que cuente con las actitudes y aptitudes para asumir las diferentes responsabilidades políticas y administrativas que están de por medio. En Valledupar y todo el Cesar: Se mueve la cosa política.

 

Camilo Pinto Morón

@camilopintom

Sobre el autor

Camilo Pinto Morón

Camilo Pinto Morón

Letras & Opinión

Camilo A. Pinto Morón, estudiante de Derecho de la Universidad de Santander, estudio leyes porque "pertenece a ese orden de cosas que se comprenden mejor cuando no se definen" - Levy Ullmann. Columnista de opinión en PanoramaCultural.com.co, el diario El Pilón, y Con la Oreja Roja. Fiel creyente de un oficio de opinar en serio, respetuoso, objetivo y responsable.

@camilopintom

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Claves para que los jóvenes se decidan entre el Sí o el No del Plebiscito

Claves para que los jóvenes se decidan entre el Sí o el No del Plebiscito

Los colombianos tenemos una cita histórica el próximo 2 de octubre, aunque pueda sonar paradójico se nos preguntará si queremos l...

Gerencia pública con sensibilidad social

Gerencia pública con sensibilidad social

Si hay una labor que implica un alto compromiso político, social, económico, cultural, jurídico y administrativo, es la gerencia pú...

La maldición del cubano

La maldición del cubano

  En el contexto del mundo literario Latinoamericano fungieron siempre figuras rutilantes y manifestantes de la expresión oral diná...

Hombres del limbo

Hombres del limbo

  Lo que más me gustó fueron los hombres del limbo que suelen caminar sin ver, sin saber que están muertos, deambulan errantes, co...

Literatos muertos, literatura viva

Literatos muertos, literatura viva

En esta soledad de 365 días, un 17 de abril, la muerte hizo de las suyas dejando la crónica anunciada de su muerte y una hojarasca de...

Lo más leído

Los colores de la bandera de Colombia

Alberto Cajal | Patrimonio

La iguana: un símbolo de la costa Caribe

Redacción | Medio ambiente

¿Es indígena la guacharaca?

Weildler Guerra Curvelo | Música y folclor

Pedro García: el incansable parrandero del “Trovador ambulante”

Eddie José Dániels García | Música y folclor

La música del Bajo Magdalena y el vallenato

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados