Opinión

Se mueve la cosa política

Camilo Pinto Morón

03/07/2018 - 06:40

 

 

Algo común y corriente es que cuando se acercan las elecciones locales y regionales, un año antes, o quizás mucho antes, los distintos grupos políticos de los departamentos y municipios del país, y hasta los del centro de impulsión política (Bogotá) con intereses en las regiones, comienzan a barajar sus cartas políticas con miras a estructurar un patrimonio electoral considerable para cumplir con sus objetivos plebiscitarios. Por otra parte, estas eventualidades, de una u otra forma, le han de servir a la ciudadanía para evaluar el trasfondo de tales movimientos políticos y auscultar en qué se relacionan con la actualidad política y administrativa.

El Departamento del Cesar y su capital Valledupar, por supuesto, no son la excepción. Aquí el horizonte político se va esclareciendo cada vez más y con ello van saliendo a relucir agrupaciones y nombres con aspiraciones a cargos y corporaciones públicas, unos ya conocidos y otros no tanto, unos que enarbolan las banderas de la renovación política mientras que otros siguen empecinados en representar la clase política de la vieja guardia, el al parecer inmodificable statu quo.

Está de más sermonear a la ciudadanía con aquello de que hay que saber elegir, cada cuatro años es lo mismo, más que eso, creería que nuestros tiempos de desequilibrio políticoadministrativo están más bien para observar un estado de cosas en Valledupar y todo el Departamento del Cesar en lo que tiene que ver con necesidades básicas insatisfechas en salud, educación, saneamiento ambiental, agua potable, alcantarillado, vivienda,  y en general, todo lo concerniente a inversión social, qué tanto se ha hecho por disminuir los altos índices de desempleo que según cifras del DANE aumentan incesantemente, cómo han sido los proceso de fortalecimiento institucional para contrarrestar la inseguridad y la alteración del orden público, qué tan certeras han sido las acciones para fortificar la economía local y la diversificación de la productividad, examinar cuáles han sido los aportes de quienes conforman los concejos y asambleas en cuanto a control político y actividad propositiva, entre otros aspectos, lo que nos permitirá hacer un balance juicioso del trabajo que han hecho nuestros gerentes y coadministradores para así tomar las decisiones a que haya lugar basadas en nuestra realidad política y social.

Hay que saber apreciar cómo están las cosas en nuestro territorio, tener claro qué nos hace falta e identificar el recurso humano que cuente con las actitudes y aptitudes para asumir las diferentes responsabilidades políticas y administrativas que están de por medio. En Valledupar y todo el Cesar: Se mueve la cosa política.

 

Camilo Pinto Morón

@camilopintom

Sobre el autor

Camilo Pinto Morón

Camilo Pinto Morón

Letras & Opinión

Camilo A. Pinto Morón, estudiante de Derecho de la Universidad de Santander, estudio leyes porque "pertenece a ese orden de cosas que se comprenden mejor cuando no se definen" - Levy Ullmann. Columnista de opinión en PanoramaCultural.com.co, el diario El Pilón, y Con la Oreja Roja. Fiel creyente de un oficio de opinar en serio, respetuoso, objetivo y responsable.

@camilopintom

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

De la casa del Duende al Vallenato

De la casa del Duende al Vallenato

Por estrictas razones laborales, estoy fuera de Valledupar, alejado un poco de los temas locales, como es costumbre en esta columna. Si...

¿Por qué Álvaro López mereció ser Rey de Reyes?

¿Por qué Álvaro López mereció ser Rey de Reyes?

  Definitivamente la tecnología y las redes sociales sirven tanto para bien como para mal. En estos días, a raíz de que fui desi...

En la tierra del tuerto

En la tierra del tuerto

  Colombia es un país de tuertos. Sí, diez millones de ciudadanos ven y lloran por un solo ojo; pedían a gritos castigo y muerte p...

Crónicas de un gobierno maquiavélico

Crónicas de un gobierno maquiavélico

Sucedió una vez, durante unos diálogos para lograr la deposición de las armas de un grupo violento, para alcanzar un proceso de paz ...

Derecho a morir digna o indignamente

Derecho a morir digna o indignamente

Al leer la noticia en varios periódicos de cómo el señor Tito Livio Gutiérrez, un hombre de 94 años, en uso de sus facultades me...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube