Opinión

Ley del Repentismo, otra norma muerta

Jorge Nain Ruiz

06/09/2018 - 22:00

 

Ley del Repentismo, otra norma muerta
Piqueria juvenil en un festival / foto: Archivo Panoramacultural.com.co

Pocas personas en Colombia saben que existe una Ley del Repentismo, y que esta tiene ya más de diez años de vigencia, pero como tantas otras leyes, se mantiene en el anonimato, y como si esto fuera poco, su concreción y efectos son completamente nulos. 

El Congreso de la Republica expidió la Ley 1174 de 2007, con una rimbombante exposición de motivos que reza: “por el cual se declara el repentismo como patrimonio artístico, social y cultural de la Nación”. No se trata sólo de la piqueria, la trova paisa o el contrapunteo llanero, se trata de promover por intermedio del Ministerio de Cultura la investigación, el estudio y la difusión de los diferentes géneros del repentismo, así como el desarrollo de políticas para incentivar y estimular a las personas y entidades que se dediquen a cultivar la improvisación popular.

El legislador le otorgó un plazo de tres meses al Gobierno Nacional para reglamentar la mencionada Ley, y apropiar los recursos para su ejecución, pero hasta el sol de hoy, todavía nada. Entre las preguntas que surgen, tenemos: ¿Cuáles géneros del repentismo se han beneficiado de la Ley? ¿Cuántos y cuáles eventos promotores del repentismo se han implementado en el país después de entrar en vigencia la Ley? ¿Cuántos repentistas de cualquier género se han visto beneficiados con la expedición de esta Ley?

Ignoro si el Festival de la Leyenda Vallenata recibió por parte del Ministerio de Cultura algún apoyo económico para crear en la reciente versión del festival la categoría de Piqueria Infantil, que sin duda es el más grande avance y apoyo al repentismo que se le haya podido brindar en toda la historia. Ese ejemplo ya lo han seguido otros festivales, y es la primera piedra para la renovación de la piqueria como importante modalidad del repentismo en Colombia.

En columnas anteriores he planteado que los repentistas de Colombia en todos los géneros deberían implementar algún tipo de medidas que los acerquen, para que unidos puedan trazar estrategias que los conduzcan a mejorar sus condiciones de vida; no hay derecho que artistas que han entregado toda su vida a un género cultural como este, se enfermen y no tengan algún tipo de seguridad social, y lo que es peor, muchos de ellos llegan a sus últimos años de vida en la absoluta miseria, sin que entidad pública o privada alguna haga algo por compensarle las alegrías que le han brindado a la nación con sus versos durante toda una vida.

Colofón: El repentista, Rey Vallenato de la Piqueria y ganador en tantos festivales en Colombia, José Luis Villero, recientemente tuvo un accidente grave y se recupera gracias a Dios, a los esfuerzos propios y de su familia. Los artistas, al igual que los deportistas en este país son tratados como ciudadanos de segunda. A otros, ni les pagan los premios que obtienen con tanto esfuerzo en los festivales.

 

Jorge Nain Ruiz

@jorgenainruiz

Sobre el autor

Jorge Nain Ruiz

Jorge Nain Ruiz

Vallenateando

Jorge Nain Ruíz. Abogado. Especializado en derecho Administrativo, enamorado del folclor Vallenato, cantautor del mismo. Esta columna busca acercarnos a una visión didáctica sobre la cultura, el folclore y especialmente la música vallenata. Ponemos un granito de arena para que la música más hermosa del mundo pueda ser analizada, estudiada y comprendida.

@jorgenainruiz

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Editorial: El espíritu ganador de un futbolista lesionado

Editorial: El espíritu ganador de un futbolista lesionado

Pocos meses antes de que inicie el mundial 2014, la noticia de la lesión de Falcao en la rodilla ha tenido el efecto de una jarra de a...

Editorial: 2013, ¿El año del teatro en Valledupar?

Editorial: 2013, ¿El año del teatro en Valledupar?

Sabemos que Valledupar es una fuente de talento en el ámbito musical y pictórico, que la expresividad de sus poetas es de alabar, que...

Año nuevo, nuevos retos

Año nuevo, nuevos retos

Terminadas las festividades de fin de año, dejamos atrás los acontecimientos del año pasado, donde en el plano internacional Ingla...

Editorial: Aclaraciones importantes sobre la Chikungunya

Editorial: Aclaraciones importantes sobre la Chikungunya

Tras la confirmación de los primeros casos de infección por culpa del virus Chikungunya en Colombia, la preocupación ha aumentado en...

¿Y el Sistema Estratégico de Transporte Público para cuándo?

¿Y el Sistema Estratégico de Transporte Público para cuándo?

En el mes de septiembre de 2017 escribí una columna de opinión titulada: ‘¿Sistema Estratégico de Transporte Público en Valledup...

Lo más leído

La tenebrosa ruta de Alfinger

Pedro Castro Trespalacios | Historia

Una filosofía latinoamericana

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

La violencia empieza en casa

Maira Ropero | Bienestar

Los asaltos del Carnaval Popular de Barranquilla

José Bejarano Pérez | Música y folclor

Infamias y eternidades: las dos historias de Borges

Gabriel Jiménez Emán | Literatura

Los suplementos literarios en Colombia

Antonio Acevedo Linares | Periodismo

El regalito

Alberto Muñoz Peñaloza | Música y folclor

Bosques y plantaciones forestales: realidades enfrentadas

Adolfo Cordero Rivera | Medio ambiente

La estancia de Altos del Rosario, Bolívar

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube