Opinión

Valledupar necesita de su nueva generación

Camilo Pinto Morón

09/09/2018 - 16:50

 

Valledupar necesita de su nueva generación
Estudiantes universitarios del departamento del Cesar / Foto: Archivo PanoramaCultural.com.co

A finales del mes de agosto, el Centro de Estudios Socioeconómicos y Regionales (CESORE), en cabeza de Fernando Herrera Araújo y Juan Manuel Monroy, presentó el informe ‘Panorama de la Juventud en Valledupar y el Cesar’, un documento en el que con una metodología práctica se abordan temáticas vigentes de ese eje como la demografía, el desempleo juvenil, la salud sexual y reproductiva, la cobertura y la calidad de la educación, el emprendimiento y el activismo social. 

Según el DANE, en la capital cesarense hay 133 mil jóvenes entre 15 y 29 años, cifra que, sin duda alguna, permite colegir que los jóvenes nativos y foráneos que aquí residen, debido a la fracción poblacional que representan, están llamados a ser actores claves dentro de los procesos sociales, económicos, políticos, culturales, académicos y artísticos de la ciudad, pero existen unos obstáculos que lo impiden.

Si algo llama la atención de este informe son los guarismos. Por ejemplo, en materia del quehacer juvenil hay algo que en el CESORE llaman los NINIS, aquellos muchachos que ni estudian, ni trabajan, ni se capacitan, en Valledupar son unos 30.000 hombres y mujeres, según el PNUD, el 23% del total de jóvenes para 2017.

Los jóvenes, cuando existan las posibilidades económicas y/o crediticias, debemos apostarle a la adquisición de una buena estructura profesional, y cuando no sea viable por esa senda, debemos estar al pendiente de la oferta institucional de entes como el SENA para capacitarnos en aras de alcanzar una ocupación laboral o de emprendimiento personal que nos permita mejorar nuestra calidad de vida. Hoy hay que tener claro que la única opción de formación no puede ser la universidad, allí están las carreras técnicas y tecnólogas con buena demanda en el mercado laboral.

Desde el Gobierno Nacional, los entes territoriales y el sector privado hay que apostarle a la formación técnica y profesional de los jóvenes con más inversión y cobertura, sin ésta estamos propensos a que haya más informalidad, más desempleo, menos productividad, menos progreso social y, además, se orquestan otros fenómenos altamente negativos como la drogadicción y las actividades ilícitas.

Aunque suene cliché hay que decirlo, los jóvenes somos la manifestación de una nueva generación que cuenta como mucho potencial. Se debe combatir el no acceso y la deserción educativa, el embarazo a temprana edad, la elevada tasa de desempleo juvenil (20%) y todo aquello que impida la prosperidad social. Hay que abrirle paso a espacios académicos, artísticos, culturales, de emprendimiento y participación política. En nuestro caso: Valledupar necesita de su nueva generación.

 

Camilo Pinto Morón

@camilopintom

Sobre el autor

Camilo Pinto Morón

Camilo Pinto Morón

Letras & Opinión

Camilo A. Pinto Morón, estudiante de Derecho de la Universidad de Santander, estudio leyes porque "pertenece a ese orden de cosas que se comprenden mejor cuando no se definen" - Levy Ullmann. Columnista de opinión en PanoramaCultural.com.co, el diario El Pilón, y Con la Oreja Roja. Fiel creyente de un oficio de opinar en serio, respetuoso, objetivo y responsable.

@camilopintom

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

El síndrome de Agualongo

El síndrome de Agualongo

  Pasada la campaña electoral de segunda vuelta y viendo los resultados me vienen a la cabeza varios interrogantes, de algunas de ...

Editorial: Clima, percepción y testimonios de una ciudad en elecciones

Editorial: Clima, percepción y testimonios de una ciudad en elecciones

En las últimas dos semanas, el #Top3 de los artículos más leídos en PanoramaCultural.com.co –clasificación con la que se disti...

Nace otro Festival Vallenato

Nace otro Festival Vallenato

Hace aproximadamente un año, un grupo de amigos oriundos de los distintos departamentos del Caribe colombiano, residentes en Bogotá c...

El hacinamiento carcelario

El hacinamiento carcelario

“Lo que no es de mi cuenta, ni me enfría ni me calienta” (refrán popular) La humanidad debutó controlando la conducta del indi...

Vamos todos por la paz

Vamos todos por la paz

Pocos creen en un final feliz de las conversaciones de La Habana. El anuncio del presidente Santos de la firma de los primeros acuerdos...

Lo más leído

Semana Santa y oralidad

Diógenes Armando Pino Ávila | Patrimonio

El Palo de Cañaguate

Aníbal Martínez Zuleta | Medio ambiente

Obras son amores: la plaza Alfonso López

Alberto Muñoz Peñaloza | Patrimonio

La noche que Gabo cantó vallenatos en Valledupar

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

La mecedora: remedio infalible

Henry Vergara Sagbini | Ocio y sociedad

Síguenos

facebook twitter youtube