Opinión

Noches de guacherna

Diógenes Armando Pino Ávila

12/10/2018 - 02:15

 

Noches de guacherna

En Tamalameque, como en todos los pueblos del río y de la ciénaga insertos en la llamada “depresión momposina”, desde tiempos inmemoriales se ejecuta un son electrizante de reminiscencias tri-étnicas, llamado "La Tambora".

Son hechizante y sensual, ejecutado desde el 4 de diciembre (Santa Bárbara), 7 y 8 de diciembre (Concepción), 24 y 25 de diciembre (Natividad), 31 de diciembre (Año Viejo), 1 de enero (Año Nuevo, 6 de enero (Reyes) y otras fiestas de santos patronos de familias y comunidades pequeñas (Cruz de Mayo).

Su máximo esplendor lo recibía a la entrada del "Año Nuevo", donde los tamalamequeros al compás de la tambora (hembra), y el currulao (macho), recorrían las calles del Poblado, cantando "El Pajarito", deteniéndose en las puertas de las casas de personas prestantes, danzando y cantando el "berroche": "Volá, volá volaba el pajarito/ volá, volá, volaba el pajarito", obligando al dueño de la morada a gratificar al tamborero con una botella de ron; tras recibirla continúan el recorrido, hasta darle la vuelta al poblado.

La tradición nos indica que, por esas fechas o en cualquier víspera de santo patrono familiar o comunitario, cualquier persona se aprovisionaba de un bulto de ron (antes el ron venía así: en bulto.), se ubicaba en la esquina de "La Casa Amazona", o frente a la casa de Isabel Vega o cualquier esquina del barrio "El Machín", "El Colorado", "La Mochila", "Palmira",o "Flores de Sabana", y diciendo ser "Cabeza de Guacherna", llamaba a los tamboreros y comenzaban a ejecutar el ritmo.

Al dum-dum de las tamboras, se iban acercando los curiosos y al cabo de un rato, arman la "Guacherna", donde las "cantadoras" vistiendo sus largos pollerones de colorines, con sus "pañoletas", "colegallos" y "Sensevieres", pasando por el hombro derecho y anudadas a la cintura por el lado izquierdo en bandolera; improvisaban versos preñados de gracia y picardía, dedicados a los asistentes; cuando no interpretaban los nostálgicos −casi lamentos− cantos tradicionales de los "Pozos brillantes", "La Hierbabuena", "La Verdolaga", "Los Tres Golpes" y mil ritmos más que la sabiduría popular ha creado dejándolos como herencia en la tradición oral, siendo transmitidos de generación en generación, enriqueciendo con ello nuestro vasto patrimonio cultural y folklórico.

Cabe mencionar el hecho mágico, que la tradición afirma: en noches de tambora, cuando el silencio nocturno era roto apenas por el acompasado ritmo de las tamboras y la dulzona y nostálgica voz cantarina de las tamboreras, se alcanzaba a escuchar el grito espeluznante de "La Llorona Loca", al parecer, lamentándose no poder participar en el jolgorio popular. Nuestros abuelos −tal vez alucinados por el hechizo de la danza, o el ron− aseguraban jurando, haberla visto alguna vez en su vida.

Estas costumbres tradicionales, desafortunadamente se han ido perdiendo. Nuestra misión es rescatarlas, haciendo renacer nuestros valores culturales vernáculos, diluidos por el tiempo y opacados por la nefasta influencia de corrientes musicales de corte modernista de penetración cultural extranjera.

Estos hechos malforman nuestra juventud en detrimento de nuestro folclor nacional y regional.  Nosotros, todos estamos llamados por responsabilidad histórica a hacerlos renacer.  El Tamalamequero actual, apegado a sus ancestros, ha vuelto por la mística de las tamboras, conformando una serie de grupos que ejecutan este son, y hoy se preparan para enfrentarse a los grupos de los pueblos vecinos, dentro del marco del Festival Nacional De La Tambora y la Guacherna, que por los días del mes de diciembre se efectúa bajo la programación de La Casa de Cultura y Turismo de Tamalameque.

 

Diógenes Armando Pino Ávila

@Tagoto

Sobre el autor

Diógenes Armando Pino Ávila

Diógenes Armando Pino Ávila

Caletreando

Diógenes Armando Pino Ávila (San Miguel de las Palmas de Tamalameque, Colombia. 1953). Lic. Comercio y contaduría U. Mariana de Pasto convenio con Universidad San Buenaventura de Medellín. Especialista en Administración del Sistema escolar Universidad de Santander orgullosamente egresado de la Normal Piloto de Bolívar de Cartagena. Publicaciones: La Tambora, Universo mágico (folclor), Agua de tinaja (cuentos), Tamalameque Historia y leyenda (Historia, oralidad y tradición).

@Tagoto

2 Comentarios


Aura Hurtado 13-10-2018 01:19 PM

Que es un senseviere? Edtoy interesada en conocer mas sobre este mundo msgico de la Tambora; Baile.Ritmo conjunto musical y contestoso historico .

Diogenes 15-10-2018 10:42 AM

Era el mismo "colegallo" un pañuelo de colores que usaban las cantadoras y bailadoras de tambora anudados a su garganta para resguardarse del refriado y no sufrir afonía en esas jornadas nocturnas bajo el rocío de la noche.

Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Los procesos de paz: decisiones históricas de los pueblos

Los procesos de paz: decisiones históricas de los pueblos

Los procesos de paz son decisiones históricas de los pueblos y no de los gobiernos de turno, son una apuesta desde la misma necesida...

Construyamos un mejor país

Construyamos un mejor país

Desde el inicio de los diálogos de paz del gobierno con la Farc, nos han alimentado la esperanza de que, al concretarse este proceso...

Las pifias

Las pifias

La parte dogmática de la Constitución Política de 1991 es tan bella como un poema de Pablo Neruda: “Para mi corazón basta tu pe...

Porque tengo treinta y cinco años

Porque tengo treinta y cinco años

Porque tengo treinta y cinco años, sé que existió un mundo en el que hacer tareas era una aventura. Para hacer un trabajo era ne...

A propósito de Claudia López

A propósito de Claudia López

Al analizar lo que le acontece a la reconocida congresista Claudia López pensaba en el significado de la indignación, la impotenci...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube