Opinión

Yo tengo un sueño

Andy Romero Calderon

31/10/2018 - 06:50

 

 Yo tengo un sueño

Tengo un sueño que no me deja dormir. Tengo mucho tiempo buscando las palabras para describirlo, no creo haberlas encontrado, pero voy a intentar detallarlo para así seguir edificando con la valiosa opinión pública y con ello ir fortaleciendo los cimientos en los que se erigirá un deseo “utópico”, que sé que es compartido por muchos.

Los expertos dicen que es imposible soñar lo mismos todos los días, eso sí, con la excepción de que lo hagamos despiertos. Pues; Es mi caso, todos los días me ubico en el mismo lugar, atacado por el tiempo, distraído por la turbulencia de una brisa que trae los afanes de la vida; que no es más que un espejismo en el diminuto puntico azul que no sabemos si nos pertenece o si nosotros le pertenecemos a él, siempre mirando hacia la misma dirección, creyendo llegar a una meta, porque se debe, porque se puede y porque es lo justo…

Yo. Como Guacochero, nacido y criado en Guacoche (corregimiento de Valledupar, Cesar), formado en unas bases de lucha, visión y sobre todo dignidad, heme aquí dentro de un ciclo repetitivo de ilusiones.

Sueño con ver a Guacochero, Jaberos, Guacochiteros, Corazoneros, Vegueros, Alteros, Riceros, etc... Tomando las riendas de sus comunidades (de verdad), devolviéndole la dignidad a nuestros paisanos que, por años, han sido estigmatizados y enviados a un rincón sin oportunidades, privados de cualquier espacio en el pesebre político; esto siendo el trasfondo de la realidad política que se vive en los corregimientos, un abandono del estado, un desgobierno que creó una ruptura social inmensa, entregadas a la ley de nadie viven nuestras comunidades, para ñapa las primeras afectadas por la barbarie paramilitar y las otras miles de guerras internas que se han vivido en nuestro territorio.

Sometidos por la burguesía criolla a ser una fábrica de ordeñadores, jardineros, muchachas de servicio, jornaleros, paleros, choferes, entre otros tantos oficios, que no son deshonra para nadie, pero si un grillete para el progreso y el futuro de nuestros hijos y nietos. En su momento los captores ilegales de tierras que se convirtieron en reyezuelos decidieron que no servíamos para más nada (lo dice la historia, no yo) en la actualidad se ve el momento preciso para crear una posición de respeto que deje claro que no es así, y que vamos por más, hay tantos profesionales valiosos que da inconformidad no hacerlo.

Es el momento de compartir este sueño, tenemos todo para estar en el escenario departamental llevando el hilo de las responsabilidades de, llegar a todos lo de todos, ¿quiénes más preparados que los que hemos sido excluidos para llevar un mensaje de inclusión? Por una sana democracia.

Es un sueño placentero, ver secretarios de salud, educación, gobierno, hacienda, directores, gerentes, concejales, diputados, alcaldes, gobernadores… Toda una sala de dignidades que nació un día que nos decidimos, dejamos los egos, le apostamos a lo fundamental, y que perdurará por siempre.  Sigo soñando despierto, para no dar esta lucha solo, espero sea compartido. Como buen soñador voy a poner mi granito de arena. #Vamos  

 

Andy Romero Calderón

@Andy_RomeroC

Sobre el autor

Andy Romero Calderon

Andy Romero Calderon

Vallenato de Guacoche

Vallenato de cédula, guacochero de nacimiento. Ingeniero de sistemas de la Universidad Popular del Cesar. Me gusta la buena crítica y política, sin caer en sus vicios y hasta donde los argumentos me dejen llegar. Amante de la buena música y no de un género en específico. El silencio es, después de la palabra, el segundo poder del mundo.

@andy_romeroc

1 Comentarios


Hugues Cuello 31-10-2018 01:24 PM

Excelente Compa excelente.

Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

La mirada del mosquito

La mirada del mosquito

  Ahora viene a mi cabeza un minicuento de Yalal Al-Din Rumi: “Te pareces a un mosquito que se cree importante. Al ver una brizna...

Editorial: El río Magdalena como eje para el desarrollo

Editorial: El río Magdalena como eje para el desarrollo

Los ríos son una vía de progreso que no hay que ignorar. Son corredores de fácil acceso que permiten el desplazamiento de mercanc...

Yo te engaño, tú me engañas

Yo te engaño, tú me engañas

Ha hecho carrera la creencia popular de que el político es un hombre astuto y sagaz y que su razonamiento y cálculo estratégico es...

50 años del departamento del Cesar (III): Razones para apoyar la creación del Cesar

50 años del departamento del Cesar (III): Razones para apoyar la creación del Cesar

  Decíamos en “50 años del departamento del Cesar (I)” que el departamento fue creado con la integración de 12 municipios: A...

La magia de escribir

La magia de escribir

Hace muchos años mantuve una columna periodística en, gracia de la generosidad de Lolita Acosta y Gilberto Villarroel, El Diario Vall...

Lo más leído

La tenebrosa ruta de Alfinger

Pedro Castro Trespalacios | Historia

Una filosofía latinoamericana

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

La violencia empieza en casa

Maira Ropero | Bienestar

Los asaltos del Carnaval Popular de Barranquilla

José Bejarano Pérez | Música y folclor

Infamias y eternidades: las dos historias de Borges

Gabriel Jiménez Emán | Literatura

El regalito

Alberto Muñoz Peñaloza | Música y folclor

Bosques y plantaciones forestales: realidades enfrentadas

Adolfo Cordero Rivera | Medio ambiente

La estancia de Altos del Rosario, Bolívar

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Érase una vez Bruce Lee

Diego Niño | Cine

Síguenos

facebook twitter youtube