Opinión

El negro Alejo vive

Jorge Nain Ruiz

09/11/2018 - 05:05

 

El negro Alejo vive
El primer Rey Vallenato, Alejo Durán / Foto: Archivo PanoramaCultural.com.co

El próximo 15 de noviembre se cumplirán 29 años de la partida del negro Alejo Durán, como cariñosamente se le llamó en todo el territorio nacional al juglar de juglares nacido en El Paso Cesar, en el seno de una familia de músicos y cantaoras, que logró con sus cadenciosas notas y potente voz cautivar a las encopetadas familias vallenatas que por primera vez hicieron el concurso denominado Festival de la Leyenda Vallenata en 1968.

Ya estamos en las postrimerías del 2018 y se avecina también el año conmemorativo del centenario del natalicio del negro Alejo, porque el 9 de febrero de 1919 vino al mundo para alegrar el corazón y el alma a muchísimos colombianos uno de los pocos campesinos que decidió abandonar su oficio inicial y convertir sus cantos y habilidad para tocar el acordeón en el arte para ganarse la vida y así logró sin proponérselo hacerse inmortal.

Como el congreso de Colombia profirió la Ley 1860 de 2017 mediante la cual La Nación se asocia y rinde homenaje a la vida y obra del juglar Gilberto Alejandro Durán Díaz declarando el 2019 como “El año conmemorativo de la vida y obra del maestro Alejo Durán” me di a la tarea de recorrer los pueblos en los que Alejo mantuvo mayor tiempo en su vida artística, amenizando parrandas, por aquellas épocas en las que el Cesar, el Magdalena  y la Guajira hacían parte de lo que se llamó el Magdalena grande.

El recorrido que hice inició por Montería, tierra donde Alejo dejó muchísimas amistades y tocó innumerables parrandas, pero a Durán no le gustaban las ciudades grandes como para quedarse viviendo allí y por eso escogió a Planeta Rica a escasos cincuenta kilómetros de la capital de Córdoba, para quedarse definitivamente y visité el Mausoleo donde se encuentran sus restos, hablé con la gente de la población que el recorría diariamente en una bicicleta turística y lo recuerdan con gran orgullo como el músico más querido que haya tenido la región.

Pero también fui a Cereté, Lorica, Chinú, Cienaga de Oro, La Yé, Sahagún, luego estuve en Sincelejo y pasé a Ovejas Sucre y Magangué Bolivar, ese recorrido lo hacía Alejo permanentemente con su Acordeón al pecho y atravesaba el rio magdalena para llegar a Mompox y luego visitar a su compositor predilecto Julio Erazo en Guamal Magdalena el autor de Compae Chemo, Rosalbita, Quédate Tranquila, Rosa Guamalera, El Pañuelito, entre otros. Hablé allí en Guamal con uno de los más grandes compositores vivos de nuestro País.

Después visité a Altos del Rosario pueblo del que dicen fue uno de los más queridos por Alejo, y también donde más lo querían a él, de allí nace la canción en la que Alejo le hace honor a ese pueblo. Me fui al Banco, pasé por Chimichagua, Astrea y llegué a El Paso mi tierra y la misma donde nació el Negro Alejo. 

Colofón: Sin embargo, en ese recorrido no vi ninguna muestra de cómo avanzan obras y preparativos para la celebración del natalicio de Alejo, como lo ordena la Ley 1860 de 2017.

 

Jorge Nain Ruiz    

@JorgeNainRuiz

Sobre el autor

Jorge Nain Ruiz

Jorge Nain Ruiz

Vallenateando

Jorge Nain Ruíz. Abogado. Especializado en derecho Administrativo, enamorado del folclor Vallenato, cantautor del mismo. Esta columna busca acercarnos a una visión didáctica sobre la cultura, el folclore y especialmente la música vallenata. Ponemos un granito de arena para que la música más hermosa del mundo pueda ser analizada, estudiada y comprendida.

@jorgenainruiz

1 Comentarios


María Fca Barreto 13-11-2018 06:36 PM

Sensacional, una experiencia maravillosa recorrer los pasos del juglar Alejandro Duran, Dios me permita asistir al municipio de El Paso, Cesar a presenciar los actos conmemorativos del natalicio, muchos que aún le admmiramos desearíamos al menos estrechar la mano de algún pariente suyo, aunque fuese lejano.

Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Los juegos del ego

Los juegos del ego

“Debemos matar el ego”. Con esta frase, Claudio Obregón resumió la entrevista que me concedió durante la exposición “Les secr...

Editorial: La Cultura, elemento diferenciador en las campañas del 2015

Editorial: La Cultura, elemento diferenciador en las campañas del 2015

Este año 2015 se caracteriza por ser un año de elecciones en Colombia, año en el que las personas con aspiraciones políticas cali...

El pollito Herrera y su sanción social

El pollito Herrera y su sanción social

  Juan David Herrera Pimentel, mejor conocido como el ‘Pollito Herrera’, es un habilidoso acordeonero de nuestra primorosa mús...

Infame decision

Infame decision

  ¿Podrá la autoridad eclesiástica vaticana –como ocurrió en Codazzi con la venerada imagen de su templo central-. ordenar el...

Al son de la gozadera

Al son de la gozadera

Aquella mañana fui como de costumbre a recoger la leche donde la señora Graciela Molina de Quintero, quien con su amabilidad de sie...

Lo más leído

Santander y su historia

Antonio Acevedo Linares | Historia

Tankas, versos de sexo subliminal

Elena Puchalt Ruiz | Literatura

Los suplementos literarios en Colombia

Antonio Acevedo Linares | Periodismo

Infamias y eternidades: las dos historias de Borges

Gabriel Jiménez Emán | Literatura

El vallenato no es cualquier cosa: es asunto de amor

Edgardo Mendoza | Música y folclor

La Guillermina y el travestismo en el Son de Negro

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

No hay orden

Andy Romero Calderon | Opinión

La sinfonía de Margladys

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Garrido, el verdadero apellido de García Márquez

Eddie José Dániels García | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube