Opinión

Quítate tú pa ponerme yo

Alberto Muñoz Peñaloza

22/11/2018 - 07:15

 

Quítate tú pa ponerme yo
La Fania All Stars / Foto: Vanity Fair

Durante los años de la década del 60, irrumpió, con fuerza y para quedarse, un concepto musical -rítmico y alegre- conocido como Salsa, originado en la fusión de diversos ritmos caribeños, síntesis del son cubano y otros géneros musicales caribeños, con el Jazz y otros ritmos estadounidenses; tiene escenas regionales, puertorriqueña, panameña, venezolana, cubana, dominicana, colombiana y de otros países de América Latina.

Fue posicionado como un éxito comercial por músicos boricuas de origen en Nueva York, pese a que sus raíces horadan épocas anteriores en países de la cuenca del Caribe. La Salsa contiene varios estilos, como, la salsa dura, la salsa romántica y la timba. No sin tener en cuenta que Machito aseguró siempre que la salsa era lo que él había tocado durante cuarenta años, de 1930 a 1970 más o menos, antes de que se la denominara así. Tito Puente, por su parte, insistía en que la Salsa no existía como género musical lo que llaman Salsa es lo que he tocado desde hace muchísimos años: se llama mambo, guaracha, chachachá, guaguanco, todo es música de influencia cubana”.

En 1964, el abogado y empresario Jerry Masucci y el flautista dominicano y director de orquesta Johnny Pacheco, fundaron la compañía discográfica Fania Records, que comenzó con Larry Harlow y la producción El Malo de Willie Colón y Héctor Lavoe, en 1967, dándole el impulso determinante al concepto musical de la Salsa, toda vez que allí se grabaron, y distribuyeron, los discos de la mayoría de las estrellas salseras en esos años.

En la misma casa discográfica se formó la Fania All Stars, orquesta que reunió músicos y cantantes de salsa, con postín y bembé, como Johnny Pacheco, quien fungía como director artístico, Willie Colón, Héctor Lavoe, Cheo Feliciano, Ismael Miranda, Ray Barreto, Bobby Cruz, Celia Cruz, Larry Harlow, Richie Ray, Pappo Lucca, Mongo Santamaría, Yomo Toro, Bobby Valentín, Roberto Roena, Louie Ramírez, Ruben Blades, Ismael Rivera, Ismael Quintana, Santos Colón, Adalberto Santiago y Pete “el conde” Rodriguez, entre otros. Prendió motores en 1968 y se mantiene en actividad. En 1971, filmaron película y comercializaron cuatro temas, entre ellos Quítate pa’ ponerme yo, que fue un tremendo batatazo, grabado en vivo y para este tema, todos sus músicos y cantantes mostrando sus habilidades, durante 16 minutos. Improvisaban versos se alternaban. De ahí en adelante este canto se volvió imperdible en las presentaciones, individuales y/o de Fania.

Apropiado es el estribillo de la canción, para la época electoral en ciernes, dado que grafica muy bien lo que ocurre en muchos casos. Aspiraciones, en buen número, nacidas desde la emocionalidad, la ambición de dinero, poder y/o gavelas, que en tantas veces derivan en frustraciones, delitos, incompetencias evitables y otros, en cúmulo de negocios, mordidas y hasta en buenos servicios prestados.

Por este tiempo retornan los comentarios acerca de las equivocaciones pasadas, que merecemos mejores gobernantes, que los diputados noseque, que ya está bueno, que vale la pena elegir concejales de verdad. Termina uno dándose cuenta que los agitadores, son aspirantes -sin salir del escaparate-, critican, atacan y cuando se les da la candidatura, se ufanan de lo que harán, de lo que jamás harían pero llegado el tiempo, ya instalados en aquello que tanto buscaron, hacen de todo para parecerse, lo más posible, -en prácticas, palabras, vestimenta, malos hábitos y en la manera de relacionarse con el poder, el dinero, sus electores y los críticos y periodistas- a quienes tanto criticaron y llegan, si se trata de cuerpo colegiado, a situarse bajo su mando y dirección, por pura conveniencia.

Si se trata del Concejo municipal, se echa de menos el carácter, la disciplina, el rigor y la buena labor en el control político de concejales como el médico Leonardo Maya Amaya, cuando en el periodo 2008-2011, se destacó como uno de los mejores, siempre por fuera de la coalición dominante. En ese tiempo, la decencia y no por ello sin valentía, el buen juicio y las luces de Wisam Hasan Faraj Obregón. El liderazgo actuante de Augusto Daniel Ramírez Uhia, quien ha sido coherente en propósitos que nacieron durante su paso por la Corporación edilicia, pese a no haber terminado el periodo para el que fue elegido por irse a aspirar a la Alcaldía. Entonces movió la municipalidad con el Manual de Cultura Ciudadana y presentó el proyecto de Acuerdo, aprobado debidamente, mediante el cual fue creada la Escuela de Formación Artística y Musical “Leonardo Gomez Jr”. Ya como Alcalde Municipal, inauguró la sede de la Escuela en el Parque Los Algarrobillos y mantiene activo el Programa de Cultura Ciudadana en Valledupar. Es de extrañar también a Pedro Jiménez Pedroza, que tanto hizo por su terruño Valencia de Jesus. Y uno que fue el auténtico servidor, defensor a ultranza de la corrigimentalidad, un hormigo arriero hacia esa recatajarria de pueblos y veredas, olvidados pero vigentes en la gestión, sin títulos académicos ni ambición diferente a la de servir, el incansable Wilber, el mocho, Hinojosa. Hay más: Pipe Araújo Ariza y su interés, hecho trabajo juicioso por el control político (por esta época durante el periodo anterior se habían realizado tres debates, como mínimo, de control a la ejecución del Plan de Desarrollo Municipal; Jaime Gonzalez Mejia, en su afán por contribuir al progreso social de Valledupar; Ricardo Vives, por su conocimiento profundo de la administración municipal y su vocación sincera hacia la educación; entre los más.

Invitar a quienes aspiren a ser elegidos para el periodo 2020-2023, a estudiar, investigar, consultar las necesidades de las comunidades, a desplegar un abanico creativo, imaginativo y realizable, que aporte soluciones, innovar desde la manera de conducirse en las sesiones, como corporados y ciudadanos, interesándose en presentar proyectos, auspiciar diálogos comunitarios y realizar un control político a la altura de lo que merecemos como ciudad, como municipalidad, como región. A ser serios, austeros y efectivos. A motivar al pueblo vallenato a echar para el mismo norte, a ser líderes ejemplares, esenciales y transformacionales, de su propia vida, de lo que son y quieren proyectar, del sueño colectivo de ciudad, A interesarse, y contribuir con ganas, a preservar, promocionar y divulgar nuestra cultura, a defender el patrimonio natural, cultural, ecológico e histórico, con actuaciones decorosas y como garantes de la ejecución honesta, transparente y equitativa del presupuesto. A interesarse en la salvación cierta de Emdupar, a preservar nuestras fuentes hídricas, para garantizarles a las nuevas generaciones el mínimo vital, respecto del agua, la salud y el acceso al trabajo productivo, a más y mejores oportunidades de empleo. A formalizar el vínculo de los Juglares vallenatos, como integrantes del conjunto institucional de la Alcaldia, por merecimiento, dada la gran obra realizada por ellos. ¡A promover ejercicios culturales exitosos como el de Maderos Teatro, a replicar experiencias positivas como esa, si apuran el paso e intensifican el debate político, en procura de que cada día seamos mejores, más eficientes, más eficaces, más efectivos, más vallenatos de verdad!

 

Alberto Muñoz Peñaloza

@albertomunozpen

Sobre el autor

Alberto Muñoz Peñaloza

Alberto Muñoz Peñaloza

Cosas del Valle

Alberto Muñoz Peñaloza (Valledupar). Es periodista y abogado. Desempeñó el cargo de director de la Casa de la Cultura de Valledupar y su columna “Cosas del Valle” nos abre una ventana sobre todas esas anécdotas que hacen de Valledupar una ciudad única.

@albertomunozpen

1 Comentarios


Eduardo Santos Ortega Vergara 22-11-2018 04:17 PM

Dicen por ahí, que lobo viejo aulla echao. De eso se trata, de darnos lección y de aprender de cómo se hilvana una nota, pasando con pasmosa facilidad de una verdadera historia de salsa y sus componentes y mejores intérpretes a una magistral charla sobre política local y la identidad de sus mejores exponentes. A decir de todo, es la verdad absoluta y clara mi apreciado Alberto Muñoz Peñaloza. Sólo Eso.

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

La escuela del poder

La escuela del poder

Algunas personas niegan su patria chica, sobre todo cuando se trata de pueblos olvidados y sienten vergüenza por decirlo. Entonces, af...

¿Qué es la oposición política?

¿Qué es la oposición política?

Se dice que la oposición política es un grupo de personas o partidos políticos con pensamiento diferente al grupo que ostenta el p...

Carta abierta a la Fundación del Festival Vallenato

Carta abierta a la Fundación del Festival Vallenato

  Señores de la Junta Directiva Fundación Festival  de la Leyenda Vallenata: En varias entregas de esta columna he abordado la ...

El Festival como política pública

El Festival como política pública

La eterna discusión sobre si es mejor un festival organizado por la empresa privada o particulares, léase organización sin ánimo de...

Reducción de la dotación de los premios Nobel: ¿Crisis o mala gestión?

Reducción de la dotación de los premios Nobel: ¿Crisis o mala gestión?

En los dos últimos años un gran número de concursos literarios han visto cómo la dotación de sus premios disminuía significativam...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados