Opinión

Comerciantes de ilusiones

Andy Romero Calderon

21/11/2018 - 17:56

 

Comerciantes de ilusiones

Los mercaderes o comerciantes, valga el desuso del primer término, son los dueños de una mercancía, géneros vendibles, pero también el término incluye al “cargador”, al “fletador” o “encomendador” que son los encargados de llevar a un destino los géneros ajenos para acceder a los beneficios y es en estos que se basa el símil para nuestra critica. 

No se sabe qué es mas reprochable: si la tramposa estrategia de muchos politiqueros que montan campañas; hacen la bulla, empapelan toda la ciudad, visitan a todo mundo, se toman foto hasta con el perro de la casa, y se sientan a esperar las llamadas para negociar por dinero instantáneo o burocracia, con los candidatos que marcan la delantera, sea por aceptación o por las maquinarias -no importa, pues; nunca llevan la intención de derrotarlos sino de unírseles.

O la memoria a corto plazo de nuestro pueblo que olvida el actuar de estos personajes y caen cada tres años en el mismo engaño; dos, tres, cuatro elecciones y siguen los mismos personajes armando y desarmando sistemáticamente sus candidaturas. Una memoria de inocente complicidad que perjudica la democracia local.

La coyuntura política ha generado un fenómeno prematuro que lleva una tendencia a cambiar el ajedrez político y que no debería dar ningún espacio a estos actores politiqueros que entorpecen el sano ejercicio, pero hasta las más puras manifestaciones son victimas de la ley de la excepción, es triste ver como hay personas que todavía le comen el cuento al: “esta vez sí voy hasta el final”, “la vez pasada me equivoqué”, “yo trabajé con ellos, pero hasta ahora me doy cuenta lo malo que son”, por segunda, tercera y hasta cuarta vez consecutiva. La historia les pone una marca a quienes hacen lo mismo siempre, por eso la importancia de tomar un espacio y mirar atrás, conocer nuestras memorias para no caer en los mismos errores.

El éxito de esta estrategia desleal con las ilusiones de los sectores que asumen una posición en busca de un cambio, ha generado que muchos lo vean como la oportunidad para poder saborear una tajada del ponqué burocrático, vendiendo como propio la ilusión de muchos. Sucede en muchas partes, pero en el departamento del Cesar, especialmente en Valledupar, cada sector tiene su historia triste, su caudillo de medio pelo, criollo, que salió a negociar con las banderas de una causa y que no volvió.

Se volvió común ver a ex-secretarios, exdirectores, etc. En campaña, difamando administraciones de las cuales hicieron parte, señalando malas prácticas que vieron desde la mesa principal pero que hasta ahora, en campaña -repito-, salen a decir, ¿raro, verdad? Van levantando una voz de la cual no había registro, con seguridad distraída en el ciclo de la mermelada (aclaro que, para algunos no fue mermelada lo que comieron sino compota, y eso es otra cosa), se les curó el mutismo, en fin. No más triste es ver que de su desempeño en dichos cargos es de lo último que hablan, cuando debería ser el primer tema en tocar, pero no, se mantienen en los discursos de presiones porque no se les pasa por la cabeza derrotar maquinarias ni hacer un hecho político para hacer honor del género ajeno que se les fue encomendado para un destino, por alguien que deposita una ilusión en ellos, difícil es para quienes siempre se resumen en un llamado a favor de sus bolsillos.

Desde nuestro escenario siempre hemos hecho un llamado a reducir las malas prácticas en la política que, han generado tanto atraso en nuestras comunidades, este fenómeno de “Comerciantes de Ilusiones” debe acabar, la comunidad debe dejar de caer en este engaño que, además, sirve como elemento distractor para que ganen siempre los mismos, este flujo económico adicional genera mas corrupción. Censura ciudadana. Apostemos a proyectos serios. #Vamos  

 

Andy Romero Calderón

Twitter: @Andy_RomeroC

Sobre el autor

Andy Romero Calderon

Andy Romero Calderon

Vallenato de Guacoche

Vallenato de cédula, guacochero de nacimiento. Ingeniero de sistemas de la Universidad Popular del Cesar. Me gusta la buena crítica y política, sin caer en sus vicios y hasta donde los argumentos me dejen llegar. Amante de la buena música y no de un género en específico. El silencio es, después de la palabra, el segundo poder del mundo.

@andy_romeroc

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Con este presente, me quedo en el pasado

Con este presente, me quedo en el pasado

Con este presente, me quedo en el pasado, aquel donde una canción vallenata era poesía. Y con poesía no me refiero al canto de amo...

El pollo “Patas de pato”

El pollo “Patas de pato”

"Todo aquello que oprime la individualidad, sea cual sea el nombre que se le dé, es despotismo".  Por fuerza del destino tuve que de...

La victoria del trabajo

La victoria del trabajo

‹‹Cava un hoyo››, expresaba mi padre cuando me pedía que le alcanzara alguna herramienta del armario, y yo, ante la dificulta...

La Ciudad futuro

La Ciudad futuro

Aguachica, ciudad situada en una posición geográfica estratégica, ya que es paso obligado entre el norte y el interior del país, ...

Bañarse desnudo en el mar muerto de Israel

Bañarse desnudo en el mar muerto de Israel

Fidel Castro es un retrógrado (partidario de instituciones políticas o sociales propias de tiempos pasados), es un dinosaurio de 51 m...

Lo más leído

El Porro colombiano

Jairo Tapia Tietjen | Música y folclor

El Palo de Cañaguate

Aníbal Martínez Zuleta | Medio ambiente

Costumbres que hacen de Colombia un país único

Verónica Salas | Ocio y sociedad

Ese intruso gato azul

Guillermo Valencia Hernández | Literatura

Grandes poemas sobre la amistad

Redacción | Literatura

Los grandes poetas de la canción vallenata

José Atuesta Mindiola | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados