Opinión

¡Vamos pal parque!

Camilo Pinto Morón

04/12/2018 - 06:45

 

¡Vamos pal parque!
Parque Los Algarrobillos en Valledupar / Foto: @MeiverAraujo

En las ciudades ya consolidadas y en aquellas que se encuentran en procesos de construcción, como es el caso de Valledupar, los parques se erigen como un valioso componente que gozan de un potencial cívico, cultural, económico, artístico, ambiental, turístico y de esparcimiento apto para ser aprovechado en beneficio de los territorios y sus habitantes. En el Valle, hay un buen número de parques, tenemos ‘Los Algarrobillos’, ‘Las Madres’, ‘Panamá’, ‘El Viajero’, ‘Cristo Rey’, ‘San Martín’, ‘El Rojo’, ‘Primero de Mayo’ y muchos más. ¿Qué tanto partido les estamos sacando?

Los parques de nuestro Valledupar debemos arrebatárselos al desuso, la oscuridad, la delincuencia, el consumo y tráfico de drogas, la prostitución, entre otras figuras negativas, para devolvérselo a su gente de forma organizada y atractiva, es por eso que desde esta tribuna propongo, emulando, en cierta forma, la buena iniciativa: ‘Pa la calle’ de Pro Valledupar y los propietarios de los bares y restaurantes de la Calle 15 entre Carreras 6 y 7 (Centro Histórico), una idea de ciudad: ¡Vamos pal parque!

Se trataría de llevar de forma gradual a los parques del Valle espacios de gastronomía, teatro, literatura, cine, danza, música, deporte, educación, emprendimiento, recreación, rumba, ecología, pintura, mascotas y cafés. Para ello, previa respectiva estructuración de la idea, podríamos comenzar haciendo un plan piloto una vez por mes en donde se escoja uno o dos parques para materializarla.

Considero que el fomento de este tipo de escenarios, con seguridad, buena organización, abierto a todo público y con ofertas agradables, junto con otras acciones, permite hacer de la ciudad un lugar llamativo para vivir, disfrutar e invertir.

Para llevar a buen puerto todo esto se requiere el apoyo y la voluntad férrea de la Alcaldía Municipal y el sector privado, orden público, garantizar en parques buena iluminación, higiene y salubridad, presencia permanente de la Policía Nacional, Bomberos y Cruz Roja, baños públicos gratis y la peatonalización de estos entornos.

Sin duda, esta idea hay que pulirla, esto es sólo un bosquejo de lo que podría llegar a ser una gran apuesta dinamismo social y económico de la ciudad. ¿Qué tal si proyectamos a futuro la institucionalización de la fiesta de los parques vallenatos? Volver los parques extensiones icónicas de nuestras comunidades ideales para el aumento de la interacción social, convertirlos en generadores de empleo y formalizadores microempresariales, incluso, en revalorizadores de nuestros barrios.

Debemos convertir a Valledupar en una ciudad más diversa, cultural, turística, ecológica, emocionante, más seductora para propios y visitantes; un Valle con un continuo desarrollo económico y un progreso social categórico. Aquí falta mucho por hacer, en esta oportunidad pongo sobre la mesa este plan: ¡Vamos pal parque!

 

Camilo Pinto Morón

@camilopintom

Sobre el autor

Camilo Pinto Morón

Camilo Pinto Morón

Letras & Opinión

Camilo A. Pinto Morón, estudiante de Derecho de la Universidad de Santander, estudio leyes porque "pertenece a ese orden de cosas que se comprenden mejor cuando no se definen" - Levy Ullmann. Columnista de opinión en PanoramaCultural.com.co, el diario El Pilón, y Con la Oreja Roja. Fiel creyente de un oficio de opinar en serio, respetuoso, objetivo y responsable.

@camilopintom

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Editorial: La ciudad resiliente, el gran objetivo

Editorial: La ciudad resiliente, el gran objetivo

  El Día Mundial del medio ambiente nos permitió “reabrir” los ojos y apreciar la naturaleza que nos rodea, entender que la g...

Ruta del sol, auge y decadencia

Ruta del sol, auge y decadencia

  La Ruta del Sol es una obra de gran envergadura. De hecho, estaba concebida para convertirse en una de las principales vías y de...

Defendamos nuestros símbolos

Defendamos nuestros símbolos

  Por estas épocas de polémicas, posverdad y posconflicto, no somos pocos los difusores y defensoresde la música vallenata que h...

La fértil etapa de la máquina de escribir

La fértil etapa de la máquina de escribir

  Definitivamente hay que quemar la etapa de la máquina de escribir.  Y cada vez estoy más convencido de que éste es el períod...

Reforma electoral o cortina de humo

Reforma electoral o cortina de humo

  Tras firmar el tan anhelado “acuerdo de paz” con la guerrilla de las Farc, destapar los múltiples casos de corrupción, las ...

Lo más leído

La noche de las velitas y su significado

Redacción | Otras expresiones

Fobias y miedos que no dejan vivir

Maira Ropero | Bienestar

El reggae, alma y expresión popular

Jairo Tapia Tietjen | Música y folclor

Traición

Diego Niño | Literatura

¿Para qué más leyes sino se cumplen?

Jorge Nain Ruiz | Opinión

La escuela del poder

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Síguenos

facebook twitter youtube