Opinión

Y en Valledupar, para los turistas: “Naranjas”

Andy Romero Calderon

16/01/2019 - 05:35

 

Y en Valledupar, para los turistas: “Naranjas”

 

Siguiendo la moda de la Economía Naranja, pero sin guayabera, tratando de interpretar ese modelo que está siendo utilizado por los mandatarios para generar expectativas y dejar en el aire un futuro próspero gracias a nuestra gestión cultural, pero en un presente trágico, y basándonos en la acertada columna del reconocido escritor Alonso Sánchez Baute “Turistas ¿para qué?”, donde deja al desnudo a nivel nacional la realidad que todo vallenato conoce: las grandes  falencias en nuestra oferta como tierra folclórica y cultural para el turista.

Las iniciativas que impulsarían de verdad a Valledupar como una ciudad Naranja no son tenidas en cuenta, caso como el del reconocido pintor argentino Francisco Ruiz, que por años ha propuesto la creación de un museo de la cultura en nuestra ciudad, que adoptó como la de él hace rato, pero que no ha tenido eco en los responsables de acoger y materializar la idea, dejando hasta el día de hoy a Valledupar sin una marca cultural especifica ante el turista.

Ruiz es creador e impulsador de varias iniciativas culturales que buscan empoderar a nuestros artistas, logrando un mayor aprovechamiento de nuestra materia prima, pero hoy sigue como el llanero solitario quemando sus ultimas luces en la indiferencia institucional. A mi parecer el espacio ideal y complementario para esta idea es en la edificación de la Academia de Historia departamental, que está en el centro histórico de la ciudad y que tristemente cae a pedazos deteriorando y borrando nuestras memorias, archivos del año 1700, cuadros del pintor Molina, entre otros, mueren en la indiferencia de una clase política que olvidó que “El único deber que tenemos con la historia es mantenerla, rescribirla”.

Tenemos la esencia para ser una ciudad agradable para el turista, pero muchos factores nos alejan de serlo, podríamos ser una ciudad Naranja, sí, la magia de nuestros paisajes, nuestra gente y el folclor son garantía, por eso hemos mantenido un corredor de turistas, exiguo, pero existente. En definitiva, la gran pregunta es: ¿Qué le brindamos a un turista en Valledupar?

A manera de recreación intentaré armar una situación mezclando varias vivencias que amigos y conocidos han tenido que vivir. El mismo nudo:

Tenemos una visita, nuestros amigos del interior del país que vinieron a conocer la tierra del cacique Upar, la capital mundial del Vallenato, la tierra de Diomedes Diaz, el epicentro del mas grande festival de vallenato del mundo, la tierra de los acordeones y de la gente alegre. Primero, nos piden llevarlos a comer un plato típico de la región. Segundo, ir a los lugares más emblemáticos de la ciudad –tarea que, por muy pesado que este el tráfico, no nos llevará mucho tiempo–, recorrido por los monumentos, ir a la plaza Alfonso López, hoy en remodelación; remodelación que a mi parecer le quitará el atractivo mágico que da la historia, aquella plaza antigua llena de anécdotas mañana será una moderna obra que cualquier turista está acostumbrado a ver en sus ciudades. Tercero, un lugar donde despejarse, y como ya ellos vienen de bermuda y chancleta, nos vamos para el balneario de La Vega (Rio Badillo), o al Balneario Hurtado (Rio Guatapurí), en el primero la estadía solo es atractiva hasta menos de las 5 de la tarde, y en el segundo a las 5 y media ya te están sacando a empujones, qué pena con nuestros amigos turistas, pero así se impulsa la Economía Naranja en nuestra ciudad, a empujones…

Y ahora quién podrá defendernos, si ellos no vinieron a departir en discotecas, ellos piden un lugar donde se pueda escuchar música vallenata clásica de la buena, en vivo. Es recomendado evitar a toda costa preguntar a un taxista, porque ellos solo saben decir “Acá no hay nada de eso”, que es la verdad, pero hay que evitarlo. Pues; trágica y costosa odisea, para un ciudadano promedio, que se hace posible de lograr si por medio de amigos se contacta a un grupo musical típico disponible, increíble pero  la mayoría de las veces el dinero no es el problema sino la disponibilidad, si no encontramos a quienes nos salve la parranda, tocó departir en un establecimiento de la zona rosa, que a decir verdad “Naranjas” en su legítima expresión no existe, pero ahí vamos… disfrutando hasta que nos saquen a empujones a la 1am -si es día de semana- o 2am si es fin de semana, y así sigue la economía naranja , a empujones. De ahí salimos a aplicar el plan Z (Zzz…) hasta el otro día.

Dicen por ahí que los proyectos no arrancan hasta que comienzan, pero, no se necesita comenzar la parafernalia de la famosa Economía Naranja para ir abonando el camino, y para hacer mas agradable la estadía de los turistas en nuestra ciudad que, en la actualidad, si nos preguntan: después del festival vallenato, ¿qué otro atractivo cultural de impacto se le brinda al turista? Nos toca decirle que: “Naranjas”.

Colofón: Provalledupar ya no arrancó.

 

Andy Romero Calderón

@Andy_RomeroC

Sobre el autor

Andy Romero Calderon

Andy Romero Calderon

Vallenato de Guacoche

Vallenato de cédula, guacochero de nacimiento. Ingeniero de sistemas de la Universidad Popular del Cesar. Me gusta la buena crítica y política, sin caer en sus vicios y hasta donde los argumentos me dejen llegar. Amante de la buena música y no de un género en específico. El silencio es, después de la palabra, el segundo poder del mundo.

@andy_romeroc

5 Comentarios


Stella Durán Escalona 16-01-2019 03:52 PM

Hola Andy, te saluda Stella Durán Escalona. Aplaudo los juiciosos comentarios sobre el tema de la economía naranja y el tema turístico en Valledupar. Es muy real que nuestros administradores no han tomado al toro por los cuernos y a pesar de todo el potencial que tenemos no existe en concreto como darlo a conocer al turista . Desde el sector privado, a quienes nos duele esto, hacemos el esfuerzo para suplir falencias: Museo del Acordeón y Guacaó,calle14 cra8 esquina. Música vallenata en vivo jueves con guitarra, viernes y sábado con conjunto y la participación de la Herencia Escalona . Te esperamos

Norcy Elena Suárez Gómez 16-01-2019 08:09 PM

Muy cierto lo que escribiste Andy

Rubén Darío Muñoz 17-01-2019 11:59 AM

Hola Andy, felicitaciones por tu artículo y por tu genuino interés en desarrollar una identidad turística agradable e inolvidable para Valledupar. Es una lástima que en estos momentos estén desperdiciando la presencia del pintor argentino Francisco Ruiz, cuya obra es reconocida en Latinoamérica y en importantes galerías de arte. Francisco es un emprendedor conocedor del mundo, con excelentes ideas para desarrollar la tan anunciada economía naranja, que deberían aprovechar, mientras siga siendo hijo adoptivo de Valledupar. Cuando no lo tengan presente en la ciudad, lo van a extrañar mucho. No desperdicie la oportunidad de contar con ese talento

Catalina Contreras 17-01-2019 02:48 PM

Andy, que buen aporte haces a Valledupar con este artículo. Es importante que el Pais se dé cuenta lo que está pasando. Valledupar al ser uno de los destinos más importantes para el turismo cultural, merece tener un Museo de la Cultura. la Propuesta del señor Francisco Ruiz debería tener apoyo por parte de la parte dirigente y del ministerio de Cultura.

Andy Romero Calderón 18-01-2019 02:03 PM

Gracias a todos por sus palabras que, alimentan mis ganas de seguir en Pro de Valledupar.

Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Un telar guajiro en Bogotá: sexta versión del foro Tejiendo esperanzas

Un telar guajiro en Bogotá: sexta versión del foro Tejiendo esperanzas

"Nunca dudes de que un pequeño grupo de personas pueden cambiar el mundo. De hecho, siempre se ha conseguido así", Margaret Mead. E...

Construyendo un sueño

Construyendo un sueño

  En esos 21 días hábiles de paro del Magisterio colombiano que acaba de terminar y del que los líderes sindicales, maestros en ...

Dolor de Patria: niños wayúu mueren de hambre

Dolor de Patria: niños wayúu mueren de hambre

Tengo la fea costumbre de apropiarme del control de la Tv y cambiar de canal, deteniéndome pocos segundos en cada uno, viendo la progr...

Las prendas del Cristo

Las prendas del Cristo

  Debido a la gran cantidad de Milagros que el Cristo realizaba, los feligreses en agradecimiento cumplían su "manda" (pagamento) ...

La niñez del siglo pasado (en mi pueblo)

La niñez del siglo pasado (en mi pueblo)

Nostalgia siento al momento de evocar los juegos y diversiones de nuestra infancia tamalamequera, y al igual que en el resto de temas s...

Lo más leído

Jaime Garzón, el genial impertinente

María Jimena Padilla Berrío | Periodismo

Licencia para pedir

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

El desquite de Iberia

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Las tamboras de Chimichagua ya no llevan candela viva

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube