Opinión

Desarrollo y progreso con lo nuestro

Camilo Pinto Morón

15/05/2019 - 05:40

 

Desarrollo y progreso con lo nuestro
El centro de Valledupar / Foto: Joaquín Ramírez

 

Valledupar es un municipio que cuenta con grandes potencialidades y que viene aspirando a convertirse en ciudad, objetivo éste que debemos alcanzar entre todos, con nuestras propias herramientas, pero sobre todo, con nuestro capital humano.

Hoy la ciudad no pasa por un bueno momento, indicadores socioeconómicos publicados por el DANE como el de pobreza monetaria (34.40% - cuarto puesto a nivel nacional) y el desempleo (16.3% - séptimo puesto a nivel nacional), al igual que el aumento incesante de la inseguridad e intranquilidad ciudadana, son muestra de ello, circunstancias que se convierten en llamado de atención y oportunidad para que repensemos el rumbo por el cual queremos impulsar nuestra tierra a corto, mediano y largo plazo. Nuestro territorio y su gente merecen unas mejores condiciones sociales y económicas, debemos combatir esta recesión con diligencia.

Cuando hago referencia a que debemos construir ciudad entre todos, con lo nuestro y para los nuestros, me refiero a sacarle provecho a todas nuestras capacidades ya conocidas. Está comprobado que hay madera, muchos vallenatos han materializado ideas de impacto en diversas áreas, han creado empresa, generado empleo y coadyuvado en proyectos sociales de gran beneficio para nuestra tierra y su gente.

Ejemplos hay muchos: el doctor Miguel Villazón Quintero, quien aparte de ser empresario y ganadero, desde la junta directiva de la Caja de Compensación del Cesar ha coadyuvado a la materialización de importantes proyectos de educación y empleabilidad; José Antonio ‘Toño’ Maya de ‘Maya & Asociados’, un líder importante de la construcción de viviendas de interés social, segmentos medio y alto, elegido en varias ocasiones como el empresario del año en la capital del Cesar; José Antonio Larrazábal, abogado, analista económico y dirigente deportivo, quien hoy está al frente de la gerencia del Colegio Santa Fe, una de las instituciones de más alta calidad educativa a nivel regional y que lidera procesos académicos e investigativos de considerable relevancia; Germán Morón Gutiérrez, médico hematólogo, quien junto a sus colegas Luis Quintero y Raimundo Manneh ha posicionado la ‘Sociedad Oncológica y Hematológica del Cesar LTDA (SOHEC) como una empresa prestadora de servicios de salud especializados con tecnología de avanzada en beneficio de los habitantes del Departamento del Cesar y el caribe.

Así como las personalidades anteriormente referenciadas hay muchas más, las cuales no sólo son generadoras de empleo, sino que también se constituyen en claros ejemplo de que sí posible ser agentes de desarrollo y progreso con insumos 100% vallenatos. Nuestro municipio demanda con urgencia más prosperidad social y crecimiento económico, ellos ya han dado los primeros pasos, necesitamos, desde lo público y lo privado, seguir generando condiciones para que cada vez sean más.

Comencemos a cimentar la nueva Valledupar, con más y mejores oportunidades, sin olvidar que hay que apuntale a la lucha vertical contra la corrupción que tanto atraso genera. La tarea ya está sobre la mesa: Desarrollo y progreso con lo nuestro.

 

Camilo Pinto Morón

 

Sobre el autor

Camilo Pinto Morón

Camilo Pinto Morón

Letras & Opinión

Camilo A. Pinto Morón, estudiante de Derecho de la Universidad de Santander, estudio leyes porque "pertenece a ese orden de cosas que se comprenden mejor cuando no se definen" - Levy Ullmann. Columnista de opinión en PanoramaCultural.com.co, el diario El Pilón, y Con la Oreja Roja. Fiel creyente de un oficio de opinar en serio, respetuoso, objetivo y responsable.

@camilopintom

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Wilber Mendoza sí merecía ser el Rey

Wilber Mendoza sí merecía ser el Rey

No creo que sea un mejor intérprete del acordeón vallenato aquel que lo digita más rápido, ni el que nunca pisa un pito equivocado,...

Noches de guacherna

Noches de guacherna

En Tamalameque, como en todos los pueblos del río y de la ciénaga insertos en la llamada “depresión momposina”, desde tiempos in...

Valledupar: ¿Distrito naranja?

Valledupar: ¿Distrito naranja?

El pasado 15 de junio, durante un conversatorio que se realizó en la Universidad del Área Andina, sede Valledupar, al cual asistieron...

Editorial: A esos lectores cesarenses nacidos con el programa Yo Si Puedo

Editorial: A esos lectores cesarenses nacidos con el programa Yo Si Puedo

La ciudad de Valledupar vivió esta semana un momento de innegable valor para el fortalecimiento de su educación y su estabilidad demo...

Economía Naranja: la creatividad como salida a la crisis

Economía Naranja: la creatividad como salida a la crisis

“Exprimir al máximo la naranja y extraer su jugo, que sin dudarlo, nos dará desarrollo y progreso social”. En ese ejercicio del ...

Lo más leído

¿Cómo y cuándo nació el reggaetón?

Redacción | Música y folclor

Demostración

Diego Niño | Literatura

El paraíso terrenal queda en el Magdalena

Arnoldo Mestre Arzuaga | Otras expresiones

El Churiador, un periódico samario curioso del siglo XIX

Annabell Manjarrés Freyle | Periodismo

A quince mil kilómetros de distancia

Roberto Molinares Sánchez | Literatura

Depresión momposina (3)

Diógenes Armando Pino Ávila | Pueblos

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados