Opinión

Alcaldía de Valledupar: rajada en desempeño institucional

Camilo Pinto Morón

17/06/2019 - 05:40

 

Alcaldía de Valledupar: rajada en desempeño institucional
Plaza Alfonso López y alcaldía de Valledupar / Foto: PanoramaCultural.com.co

Del buen desempeño que tengan las entidades públicas como las alcaldías y gobernaciones, entendiendo estas como instituciones al servicio de los territorios y sus habitantes, dependerá qué tanto progreso social y desarrollo económico se vea reflejado en las regiones, ya que estos entes se encargan de proveer bienes, servicios, productos y además actúan como garantes de derechos fundamentales.

El mes pasado el Departamento Administrativo de la Función Pública (DAFP) dio a conocer los resultados de las mediciones realizadas a diversas entidades públicas del país en materia de desempeño institucional; en ese proceso se abordaron dimensiones como: talento humano; direccionamiento estratégico y planeación; gestión con valores para resultados; evaluación de resultados; información y comunicación; gestión del conocimiento y control interno. La Alcaldía Municipal de Valledupar es una de las peor calificadas tanto a nivel nacional como departamental, arrojando un Índice de Desempeño Institucional (IDI) de 49.8 sobre 100, muy por debajo del promedio grupo par que es de 58.0, mientras que en el ranking quintil, en el que las entidades con menores puntajes se encuentran en el quintil 1 y las de puntajes más altos en el quintil 5, no alcanza a llegar si quiera al 1.

Básicamente, el IDI evalúa la suficiencia de las entidades “de resolver efectivamente las necesidades y problemas de los ciudadanos, con criterios de calidad y en el marco de la integridad, la legalidad y la transparencia”. Personalmente, en el caso de la Alcaldía de Valledupar me preocupan las siguientes cifras: DIMENSIÓN NO.2: Direccionamiento Estratégico y Planeación (49.2), Política No.3: Planeación participativa (47,4). DIMENSIÓN NO.3: Gestión para Resultados con Valores (50.0), Política No.9: Transparencia, acceso a la información y lucha contra la corrupción (49.1); Política No. 12: Participación ciudadana en la gestión pública (47.8).

En mi concepto, encontramos una entidad territorial con una planeación no muy clara y poco participativa, muestra de ello es que a los ciudadanos se nos dificulte definir con precisión cuál ha sido el objetivo cumbre, el sello de gestión del actual gobierno, aun cuando las condiciones de nuestro territorio permiten concentrarse con integralidad en temas específicos, un ejemplo: necesidades básicas insatisfechas.

Para la mejora del desempeño institucional de la Alcaldía de Valledupar lo ideal sería que implementáramos un gobierno más organizado, participativo, diligente y transparente. Estamos ad portas de cambiar de gobierno una vez más, una buena oportunidad para que el nuevo alcalde acoja el clamor ciudadano y con base a los indicadores socioeconómicos del territorio, entre todos construyamos una hoja de ruta ajustada a las verdaderas necesidades del municipio y su gente, lo cual se puede gestar en el Concejo Municipal como escenario de concertación ciudadana.

No dejaré de insistir en lo importante que resulta el proceso de construcción de ciudad que debemos afrontar en Valledupar. Con una gerencia pública estructurada, sensata y democrática, el desarrollo social y económico será mucho más viable.

 

Camilo Pinto Morón

Sobre el autor

Camilo Pinto Morón

Camilo Pinto Morón

Letras & Opinión

Camilo A. Pinto Morón, estudiante de Derecho de la Universidad de Santander, estudio leyes porque "pertenece a ese orden de cosas que se comprenden mejor cuando no se definen" - Levy Ullmann. Columnista de opinión en PanoramaCultural.com.co, el diario El Pilón, y Con la Oreja Roja. Fiel creyente de un oficio de opinar en serio, respetuoso, objetivo y responsable.

@camilopintom

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

No nos maten. No somos carnadas, ¡Somos Humanas!

No nos maten. No somos carnadas, ¡Somos Humanas!

En menos de una semana, lamentablemente las noticias reportan casos de mujeres asesinadas en diferentes regiones del país y del mund...

Un grande entre los grandes

Un grande entre los grandes

  En la columna anterior escribí sobre el romanticismo y la lírica en el género vallenato, y expliqué cómo varios autores y comp...

La parábola del esmoquin

La parábola del esmoquin

Una de las prendas masculinas que siempre me ha llamado la atención  desde que comencé a presenciar espectáculos televisivos, rei...

Aquellas frasecitas calientes y picantes del 2015

Aquellas frasecitas calientes y picantes del 2015

Iniciar un proceso de seguimiento de las personalidades a nivel local y regional es trabajo, dedicación y constancia. Para nuestro c...

Que no nos vuelva a suceder

Que no nos vuelva a suceder

Se fue el 2016 no sin antes en su último día llevarnos a un viaje de reflexiones lleno de combinaciones antagónicas de sentimiento...

Lo más leído

El Bogotazo, 9 de abril de 1948: el relato de la muerte de Jorge Eliécer Gaitán en la prensa

Yeison Yamir Martínez Mejía y Peter Henry Ortiz Garzón | Historia

La política, el bogotazo y la muerte de la esperanza

Carlos Alberto Salinas Sastre | Historia

La zoofilia, un placer caribeño

Eddie José Dániels García | Ocio y sociedad

Gitanos: érase una vez América

Ricardo Hernández | Pueblos

La emoción del libro impreso

Diógenes Armando Pino Ávila | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados