Opinión

Licencia para pedir

Alberto Muñoz Peñaloza

14/08/2019 - 05:40

 

Licencia para pedir

 

Nuca se supo cómo lo hacía, pero Eusebio pedía, ataviado con su jean pantera negra y el ‘amansaloco’ rosadino, durante las horas del mediodía. Iba de casa en casa, siempre tocaba, aún si la puerta estaba abierta. Se lo encontraba con una tembladera de pies a cabeza, malhumorado, embarbascado, con ofensas, reclamaba si no le daba, expresaba molestia si lo recibido era poco y cobraba con grandilocuencia si La dación se posponía. Recuerdo las palabras del Cacique del Cerezo, Asterio Castilla, cuando Eusebio lo sacaba de casillas con su coscorroneo emocional: “te voy aplicar la ley Tavera: ningún pobre debería mendigar, nojoñe”.

En Suecia, por ejemplo, en Eskilstuna, ciudad de poco menos de cien mil habitantes, más de noventa kilómetros al oeste de Estocolmo, las personas que piden limosna están obligadas desde el 2 de agosto de 2019 a solicitar una licencia a la policía, previo desembolso de 250 coronas (unos 23,5 euros). El país nórdico no aguantaría Eusebio, ni mucho menos el limosnero del cuento que, el nunca bien recordado Hernando Marin, compartía en parrandas con rostro de narrador veraz, tocó en una casa de Novalito, a la una de la tarde en punto, con el sofoco habitual de marzo, pidió una limosnita por amor a Dios, pero don Joaco Campo, venerable, amable e inolvidable, respondió desde el chinchorro, con el sopor de la hora: vuelva después para dársela. El pedidor inhaló una bocanada de aire caliente, suspiró hondo, y exhaló hiel al gritar: ¡con ese cuentecito tengo un platal regao’ en este barrio!

Se ha rumorado en distintos sectores de Valledupar, que varios concejales presentarán un proyecto con idéntico propósito, lo cual complace a muchos. Al enterarse, anuncia sendas solicitudes a la Fiscal -Fatou Bom Bensouda-, de la Corte Penal Internacional y a Corte Interamericana de Derechos Humanos, oponiéndose con argumentación sólida, contundente e incuestionable. Moises Perea, narrador costumbrista y trabajador cultural incansable, está dispuesto a llegar hasta las últimas consecuencias. “No me dejaré arredrar, tú tienes que ayudarme Alberto, como se les ocurre a estos pipiolillos salirme con eso, lo que quieren es acabar conmigo, con eso me enmigajan. Ayúdame Alberto…”.

 

Alberto Muñoz Peñaloza

Sobre el autor

Alberto Muñoz Peñaloza

Alberto Muñoz Peñaloza

Cosas del Valle

Alberto Muñoz Peñaloza (Valledupar). Es periodista y abogado. Desempeñó el cargo de director de la Casa de la Cultura de Valledupar y su columna “Cosas del Valle” nos abre una ventana sobre todas esas anécdotas que hacen de Valledupar una ciudad única.

@albertomunozpen

1 Comentarios


Licet Tatiana Durán Ávila 15-08-2019 12:00 PM

Cosas de.nuestro Valle

Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Apartados de la naturaleza

Apartados de la naturaleza

  Al momento de sentarme a escribir la presente nota han transcurrido 72 horas desde que mi pueblo y otros 14 municipios del sur de...

Valledupar, la tierra de Germán el hombre

Valledupar, la tierra de Germán el hombre

  Los pensamientos humanos son como una especie de álbum de fotografías cuyas hojas pasas hacia adelante, o hacia atrás dependie...

Las visiones sobre el País

Las visiones sobre el País

Durante los días del Hay Festival Cartagena de Indias, la ciudad, sobre todo su centro histórico, se convierte en un enorme tertuliad...

Hay que escoger al mejor

Hay que escoger al mejor

En esta campaña electoral a la gobernación se ha generado una discusión entre los seguidores de las dos campañas mayoritarias, que ...

Los que salieron del pueblo

Los que salieron del pueblo

Hace muchos años tomé la decisión de vivir en el pueblo donde nací, es decir, decidí no mudarme a la ciudad, a pesar de las múl...

Lo más leído

La historia milenaria de la papa

Álvaro López Dominguez | Historia

El oficio de escribir la poesía

Antonio Acevedo Linares | Literatura

Una breve historia del Saludo

Domingo Peña Nina | Ocio y sociedad

Primeras manifestaciones del Cine de terror

Norma Cabrera Macías y María Carmen Iribarren Gil | Cine

De la destrucción de libros

Rafael Toriz | Literatura

La virtualidad: lo que callamos los estudiantes

Carlos Miguel de Armas López | Educación

Marimba y otros xilófonos en el río Magdalena

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

El conflicto de Colombia con El Perú

Arnoldo Mestre Arzuaga | Historia

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados