Opinión

Maderos: el teatro como necesidad colectiva

Rafael Moreno

27/03/2020 - 14:42

 

Maderos: el teatro como necesidad colectiva
Algunos de los grandes protagonistas de esta gran aventura teatral: Maderos Teatro / Foto: Archivo PanoramaCultural.com.co

Iniciaba el 2019, en plena junta de gestores culturales de Valledupar se discutía el tema de los posibles beneficiados por la ley de espectáculos públicos en el palacio municipal. Al escuchar el listado, un aristócrata de esos que merodean por ahí con guayaberita blanca y, como diría Andrés Caicedo de “Buena raza”, preguntó a viva voz: ¿Maderos? ¿Quiénes son esos aparecidos? ¿De dónde salieron? Sus preguntas oxidadas me ratificaron que en esta parroquia los temperamentos feudales no pierden vigencia, el modelo vasallo –señor-  sigue enmarañando el intelecto de las gentes.

Salí de la alcaldía y caminando hasta nuestra sede medité en la intervención del patriarca, y me preguntaba una y otra vez ¿Por qué nuestro proyecto creativo había logrado sobrevivir hasta ese momento? ¿Qué era lo que nos mantenía firmes produciendo Arte? ¿Por qué crecía el reconocimiento de centenares de espectadores cada fin de semana en un terreno que muchos auguraron como hostil para el teatro? ¿Por qué germinaba el teatro en estas tierras de linajes gastados y resonantes, donde si no eres de una casta “centenaria” no eres nadie?

Para responderme estas preguntas eché reversa al entendimiento y escudriñé paso a paso  en nuestra  interesante experiencia, que surgió como la materialización  del sueño de un colectivo de artistas dramáticos que, coincidentes en el teatro universitario desde el año 2005, decidimos apostarle al teatro en una ciudad con una oferta teatral débil y, tras diez años de una ardua y permanente labor de divulgación y creación en patios, plazoletas, calles y salones de la (UPC), a comienzos del año 2015 nos atrincherarnos en una  vieja casa del centro histórico.

Al inicio, pensamos que establecernos en un espacio fijo obedecía solo a nuestras necesidades técnicas, pretensiones estéticas y por evitar el ostracismo que asumíamos para entonces como algo cotidiano. Pero no resultó ser solo esa necesidad: con la llegada del público a la vieja casona del Cañahuate, los aplausos reiterados y la simbiosis con los vecinos del lugar y artistas locales, nos dimos cuenta que la necesidad era colectiva, que la necesidad no era sólo de nosotros sino de Valledupar, que estábamos gestando un proyecto ciudadano. Nos convencimos y experimentamos de primera mano que es en el teatro donde una sociedad expone e interroga sus mitos y sus estructuras, en una relativa independencia del mundo real. Que es el teatro, un lugar donde nuestros comparroquianos de este Valle de mil talentos también pueden expresar sus dramas fundamentales sin Old Parr, sin revolver al cinto y sin poner en juego su propia existencia.  Que es un foro ciudadano y un lugar de conexión con el  universo de la imaginación. Es un espacio, a la vez, sagrado y político. Es el lugar en el que la sociedad se encuentra para representarse y pensarse a sí misma.

Cuando entendimos que la sociedad nos necesitaba, entendimos que no necesitábamos apellidos de peso centenario para que nuestra organización emergiera. En este establecimiento cultural, nos olvidamos de que se nace siendo, de que se nace aprendido, consentimos la idea de que algún día la piel perderá su vanidad y los cabellos sean lisos o crespos se caerán por manojos sin distingo alguno. olvidamos nuestros apellidos porque no nos criamos frente al Green Park, fuimos engendrados bajo los techos del San Martin, Sicarare, Casimiro Maestre, la Nevada y del cafetal en Villanueva. Preferimos un tener sustentado justamente por el hacer y a eso no le tememos, pues somos hijos de gente que cada día, hace y hace y hace,  madres comunitarias,  taxistas, secretarias, periodistas y albañiles. Entendimos que no hemos nacido en el subdesarrollo para tener un mundo mejor, sino para hacer un mundo mejor y hacerlo disfrutando.

Hoy 27, en este mes de marzo, desde nuestros refugios celebramos nuestro cumpleaños número 5.

Hoy 27, en este mes de marzo, celebramos lejos de la hermosa presencia del espectador, el día internacional del teatro.

Hasta hoy 27, en este mes de marzo, por un capricho de Tomas Darío Gutiérrez (ex jefe de cultura municipal), y porque la nueva administración municipal no ha movido una paja, no está definida la situación de la convocatoria para que este proyecto adquiera una sede propia.

Hoy 27 de este mes de marzo, ese gran premio al que llamamos público nos envía fraternos abrazos, frases de aliento, dedicatorias y demás piropos que para recibirlos no se necesitan apellidos resonantes. Esa influencia positiva se gana dando ejemplo, haciendo y generando procesos de transformación social concertada y sostenidamente.

Hoy 27 de este mes de marzo la naturaleza nos ha mostrado con el organismo vivo menos complejo sobre la faz de la tierra (un virus), que los linajes son un invento, que el príncipe Carlos y el señor de la tienda de la esquina están hechos con el mismo tejido y que la solidaridad y el trabajo mancomunado son el principio de supervivencia.

Hoy 27 de marzo, a sólo pocos días de la muerte de Santiago García, recordamos una de sus frases "El teatro es un arte que tiene el don especial e irreductible de la presencia humana". En estos tiempos en los que la peste azota, físicamente nadie abraza a nadie, nadie puede acercarse a nadie, es imposible para el teatro hacer algo, el teatro está en stand by, el teatro está también en cuarentena.

Hoy al recordar el cuestionario del patriarca feudal de apellido retocado aquella mañana en el palacio municipal, creo que le tengo respuestas:

1-. Somos unos aparecidos por obra y gracia del esfuerzo sostenido

2-. Hemos salido del vientre de una sociedad ávida de Teatro.

 

Desde mi bella parroquia del caribe mediterráneo, para todos los teatreros del mundo.

 

Rafael Moreno

Actor miembro del colectivo Maderos Teatro   

8 Comentarios


Jhon de la Rosa Mulford 28-03-2020 05:58 PM

Excelente y contundente escrito mi familia madero, no surgen solo para Valledupar, sino para todo el caribe Colombianos, aqui tienen un ejercito de artistas dispuestos a dar la pelea con ustedes

ROSA FUENTES PALMA 28-03-2020 06:09 PM

La verdad es que ustedes son un colectivo de admirar, porque dan ejemplo de unión y demuestran que si se puede seguir adelante con el que hacer cultura sin necesidad que todo dependa del gobierno, es una lástima que en el medio donde convivimos los paisanos y colegas no tengamos como ese mismo sentir de contribuir con lo que se pueda aportar para generar bienestar a una comunidad. Solo se que todo lo que estamos viviendo pasara y quedará en una historia más. Adelante Guerrero del telón, de las tablas , nventemos teatro en línea para que sigan divirtiendo a su público desde casa. Muchas bendiciones desde la distancia son ejemplo a seguir para los demás artistas culturales.

Leonardo Aldana de Hoyos 28-03-2020 07:30 PM

¡Que orgullo Maderos teatro! ¡Que orgullo su linaje de nadies! Puros Buendias e iguaranes, magos, gitanos, saltimbanquis, trovadores. !Que orgullo contarme entre sus hermanos!

Madretierra!! 28-03-2020 10:31 PM

Hermoso Rafa, no podía esperar menos de Vos, de tu talento y de Ustedes como equipo. Maderos teatro es grande y lo será siempre por encima de fantoches que no saben más que dañar y figurar. Que los pocos, y que les creen son los que de su mano comen y reciben dávidas para callar verdades.

Larcio Niño Bitar 28-03-2020 11:01 PM

Felicitaciones muchachos, Rafael, tú escrito es el reflejo de la lucha por mantener encendida la llama del teatro en la costa atlantica y quizás en el pais. Un abrazo fraternal para el colectivo Maderos teatro.

Nancy García 30-03-2020 12:03 AM

Hermoso!!! Saludes Madero, con la fe intacta. Desde Cúcuta nuestro abrazo caluroso.

Adrian Perpiñan Guerra 30-03-2020 10:42 PM

Felicitaciones compadre Rafa y a toda la familia de Maderos Teatro. Recuerdo que antes del 2005, por allá en el segundo semestre del año 2000 acudimos al llamado del "Teatro Laboratorio Interruptus" dirigido por los Maestros Deiler y Ana Milena, y con las iniciativas ya avanzadas de carácter profesional -por ejemplo La Carreta-, este magestuoso proyecto que hoy destacas ya se abría paso. Quizá en esa época sin socializarlo aún, o sin haber enfrentado las circunstancias que quizás habrían sacado del estado de confort a los creadores, creo que su genialidad ya lo habría fecundado en su imaginación, y ha debido haber una chispa de crisis existencial que motivó el nacimiento, 5 años después, de ese árbol fresco que además de dar frutos, ha demostrado que es madera escasa y de la más fina, en una región con un paladar artístico colectivo más bien áspero, pero con una necesidad generacional de explorar nuevas y más amplias formas de expresión artística y cultural. Hoy más que nunca hay que preservar esa especie que es resistente y resiliente, y aunque este distanciamiento físico impide abrir el telón por un periodo, quién quita que sea esta una oportunidad para la creación de nuevas narrativas que sean llevadas a las tablas en un futuro cercano. Mientras tanto se apagan las luces en la sala pero no el brillo en su mente. Así que, ante la aspereza de ese quién necesita saber quiénes son ustedes y de dónde salieron para decidir apoyar desde el sector público un proyecto de beneficio colectivo, hoy es un momento preciso para que la ciudadanía les exprese su respaldo, y así como en su aniversario grito con euforia ¡QUE VIVA EL TEATRO!, ¡VIVA MADEROS TEATRO!.

armando hinojosa ruiz 06-04-2020 10:13 AM

Colectivo maderos teatro mil felicitaciones, son nuestra representación del teatro contemporáneo en Valledupar y él Caribe colombiano. Cada una de sus obras tiene su encanto artístico y natural

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

La soledad del poder

La soledad del poder

Han pasado tres años y siete meses que los actuales mandatarios locales tomaron posesión del cargo, hoy con el sol a sus espaldas s...

¿Por qué le temen a la Paz?

¿Por qué le temen a la Paz?

Si hay algo que le admiro al presidente Santos es su persistencia en lograr la paz del país, pues no es fácil levantarse todos los ...

¿Nueva ideología sexual?

¿Nueva ideología sexual?

«La Revolución Sexual Global encamina a la destrucción de la libertad en nombre de la libertad» G. Kuby, socióloga contemporánea ...

Olafo, ¿El amargado?

Olafo, ¿El amargado?

Como las caricaturas y algunas de las columnas de Daniel Samper Ospina que aparecen en la revista  “Semana”, las tiras cómicas ...

Una Semana Mayor funesta

Una Semana Mayor funesta

  La Semana Santa es, sin duda, la fiesta religiosa más importante aún en Colombia y especialmente para los católicos; ello alud...

Lo más leído

¿Existe una filosofía de las culturas prehispánicas?

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Remembranzas de un auténtico juglar: Calixto Ochoa

Alejandro Gutiérrez De Piñeres y Grimaldi | Música y folclor

Decadencia de un caudillo

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

El arroz con leche: una tradición en Latinoamérica

Jennifer Maldonado | Gastronomía

Oye lo que dice Alejo con su nota apesarada

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Dioses made in Colombia

Leonardy Pérez Aguilar | Opinión

Las Pilanderas, entre lo paródico y el travestismo

Álvaro Rojano Osorio | Artes escénicas

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados