Opinión

El servicio de agua potable en Valledupar (Primera parte)

Álvaro Yaguna Nuñez

14/05/2020 - 04:45

 

El servicio de agua potable en Valledupar (Primera parte)

En los últimos días, a raíz de las primeras precipitaciones (lluvias), dadas en las cuencas del Rio Guatapuri (alta, media y baja), han surgido las consabidas dificultades apremiantes, en el abastecimiento de agua potable a la ciudad, debido principalmente a los altos niveles de turbiedad registrados en las plantas de tratamiento Huaricha y Gota Fría.

Esta situación irregular, reiterativa y calamitosa, obedece a muchos factores que sucintamente trataremos de exponer, siendo lo más importante, el análisis concienzudo y la actitud positiva por parte de las autoridades gubernamentales, encargadas de garantizar la óptima prestación de los servicios públicos esenciales (Ley 142 de 1994), y dispuestas a tomar las acciones concretas, perentorias con el fin de dar una solución de fondo, a la problemática del agua potable para la ciudadanía vallenata.

Si bien el tema no es comparable con la alarma inusitada dada por la pandemia que actualmente surca las esferas del universo, tengan la seguridad de que al no tomarse las acciones pertinentes, oportunamente, en un futuro estaríamos expuestos a ver decisiones tomadas a la ligera, sin fundamentos de planeación, análisis de la fuente de abastecimiento, comportamiento de los almacenamientos, optimización de la infraestructura de plantas de tratamiento e intervención progresiva de redes matrices, de distribución (sectorización, reducción de pérdidas, cambios de tuberías ), macro medición y micro medición.

La fuente principal de abastecimiento del acueducto de Valledupar, es el rio Guatapuri, con nacimiento en la parte alta de la Sierra Nevada de Santa Marta, con serias dificultades en su caudal, por las incidencias negativas de los factores climáticos (calentamiento global, fenómeno del Niño, etc.). En épocas de prolongado estiaje, no se dispone en las plantas de potabilización, de los volúmenes mínimos para atender la demanda hídrica del conglomerado vallenato.

No conocemos los procesos de gestión, conservación y mantenimiento llevados a cabo por la Corporación Regional del medio Ambiente, pero, pensamos, es el factor primordial a considerar, tendiendo a garantizar que en las primeras manifestaciones pluviométricas (lluvias), no se registren los “astronómicos” índices de turbiedad, obligando a la empresa prestadora del servicio de agua potable a realizar las suspensiones y racionamientos forzosos, propiciados por la proliferación de tierras removidas, cenizas, material vegetal desechable, producto de la depredación e irracional manejo de los recursos ambientales, desde el entorno del nacimiento, hasta la infraestructura de Toma de agua ; gran responsabilidad, no culpabilidad, le debe asistir a los entes gubernamentales del medio ambiente, comunidades indígenas y los denominados “colonos”, vecinos permanentes de la fuente hídrica; con la implementación de las medidas y normas, tendientes a la preservación integral de la cuenca, por lo menos, seguramente tendríamos mejor calidad del insumo básico, en los inicios de las épocas lluviosas, que indudablemente es una óptima ganancia.

Secuencialmente, nos corresponde analizar otro aspecto, otra arista del problema, expresaría yo: lo concerniente a los caudales de agua. Es una realidad contemporánea que aquellos grandes volúmenes del preciado líquido constituyentes del Rio Guatapuri en antaño, actualmente, en los meses típicos del verano (enero-febrero- marzo), escasamente se tengan las masas hídricas correspondientes a las demandas mínimas requeridas. De allí que, en dicha temporada, algunos sectores de la población, manifiesten el clamor general, “No tenemos agua”.

La Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, SSPD, en su visita de vigilancia y control, en fecha 4 de diciembre de 2014, referente al tema álgido que hoy nos ocupa, manifestó: ¨Se  identificó como el mayor riesgo y vulnerabilidad del sistema de acueducto de Valledupar, disponer actualmente de una única fuente de abastecimiento de agua (el rio Guatapuri) y la ausencia de fuentes alternas u otras soluciones de abastecimiento identificadas o implementadas en situaciones de contingencia, las cuales podrían, eventualmente afectar a la totalidad de suscriptores¨.

De lo anteriormente expuesto se colige que el ente de Supervisión y vigilancia gubernamental, consideró la posibilidad de que, en un futuro próximo, la entidad prestadora del servicio debería adelantar los procesos correspondientes para prever dicha contingencia.

En el Programa de Gestión, suscrito entre la SSPD y Emdupar SA ESP, en fecha abril del 2017, nuevamente el ente de vigilancia y control, hizo referencia al tema de las alternativas de fuentes alternas para el suministro de agua potable para la ciudad de Valledupar, así:

¨Reducción de la vulnerabilidad del sistema de acueducto, preparando el mismo, ante la ocurrencia de daños y fallas en este. Dada la existencia de una sola fuente de abastecimiento de agua, el acueducto de Valledupar podría verse afectado notoriamente, sobre todo en las épocas de invierno, cuando los niveles de turbiedad alcanzan topes por encima de los 2000 NTU”.

Tenemos el conocimiento de que la iniciativa prioritaria fue considerada por la entidad prestadora del servicio, al suscribir un convenio con la Fundación Universitaria del Área Andina, consistente en realizar los estudios, caracterizaciones y evaluaciones técnicas para determinar el comportamiento de las aguas subterráneas en nuestro entorno, buscando para un futuro muy próximo, tener la posibilidad y disposición de pozos profundos cuyas aguas tratadas debidamente podrían integrarse estratégicamente al sistema actual de distribución de redes de la capital cesarense ; si el resultado de dichas caracterizaciones llegó a un término positivo y satisfactorio, podría ser el punto de partida para tomar decisiones trascendentales en el aspecto pertinente y riguroso.

Pautas sugeridas a seguir

Comedida y respetuosamente sugiero a los entes gubernamentales encargados de plantear las soluciones definitivas al problema del agua potable en la ciudad de Valledupar, considerar el siguiente itinerario de posibilidades y realizaciones perentorias:

1.- Preservación y mantenimiento integral y permanente a las cuencas del Rio Guatapuri (mejorar la calidad del agua, sobre todo en las épocas de lluvias).

2.- Retomar las acciones y estudios correspondientes al gran proyecto multipropósito Besotes, como gran alternativa de almacenamiento del recurso hídrico. Considero la iniciativa de la represa muy importante, explicada, difundida y sociabilizada hace mucho tiempo, con unos costos relevantes para la región, poseer las bondades técnicas, económicas y sociales, en una demarcación territorial limitada, precisamente por los aspectos socios económicos. Observamos con frecuencia que, en otras zonas del país, se cristalizan obras importantes para el desarrollo. ¿No merece el Departamento del Cesar una mega obra como la mencionada? ¿Hace cuánto tiempo no se construye un proyecto de envergadura e impacto social, en nuestro territorio?

3.- En el evento de no fructificar la alternativa anterior, por cualquier razón, y no poseer a futuro los caudales mínimos requeridos, en las plantas de tratamiento Huaricha y Gota Fría, para garantizar una demanda confiable y permanente en la ciudad de Valledupar, seguramente la alternativa de los pozos profundos, debería ser considerada seriamente.

Nota: Próxima entrega: Tanques de almacenamiento, concesiones, distribución y demanda del agua potable.

 

Álvaro Yaguna

2 Comentarios


Hugo Alfonso Rincón lobo 14-05-2020 12:07 PM

Muy bueno ése artículo, se debe tomar las medidas a tiempo.

Rafael María guerreó Ridriguez 17-05-2020 08:14 AM

Mi querido Amigo ,Alvaro , te felicito por extraordinario análisis en el artículo en mención. Para tu próxima entrega , profundiza en la gran solución, los Besotes , lo demás son pocas cosas o soluciones mediáticas ,los posos profundos son buenas solo para cortos plazos , pero no será nunca la solución del problema , lo del recurso es una distracción , dinero si hay y más que suficiente , lo que necesitamos es buscar una gran solución a un gran problema .Sincelejo se sumergió , igual que la Guajira , en los posos profundos y hay Estan se han gastados ingentes recursos y poco y escasas soluciones para su diario vivir , recordemos siempre que el agua y el aire son vitales para la vida , lo demás ya lo sabemos ; mucho expertos de la época del Sipur plantearon para Sincelejo o traen el agua del Río Magdalena o del Mar Caribe planta salinidlsadora , para la Guajira le Dijeron hay está el Mar planta de desalinidisadora .los cuerpos de agua subterráneos son muy esquivo de acuerdo a los movimientos tectónicos de la tierra hoy están y mañana no ; por lo tanto lo mejor es lo más sabio .

Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

En Colombia, el voto de los muertos es válido

En Colombia, el voto de los muertos es válido

No es extraño que esta práctica macabra, en todo el sentido de la palabra, tenga en nuestro país un puesto reservado cada vez que ...

Una Semana Mayor funesta

Una Semana Mayor funesta

  La Semana Santa es, sin duda, la fiesta religiosa más importante aún en Colombia y especialmente para los católicos; ello alud...

Predicciones sobre el nuevo Rey Vallenato Profesional

Predicciones sobre el nuevo Rey Vallenato Profesional

  Como ya es costumbre en esta columna, en vísperas de la elección y coronación del Rey Profesional en el Festival de la Leyenda...

El poder marea

El poder marea

Pensar que las alcaldías municipales son negocios familiares y que debe ser manejado al oscuro, olvidando los principios democrátic...

Pequeñas figuras de papel

Pequeñas figuras de papel

Me preguntan a veces por qué insisto en el tema de la niñez, habiendo otros tanto o más importantes en la agenda pública. Insisto, ...

Lo más leído

El tamal, un plato típico del Tolima

Alba Llorente Majana | Gastronomía

Arqueología e historia en Michel Foucault

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Historia de un mestizaje en la Alta Guajira

José Trinidad Polo Acuña y Diana Carmona Nobles | Pueblos

Animar a leer

Consuelo Gallego Tabernero | Literatura

El Merengue en Colombia

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Ovejea: una invitación a gozarse la música de gaitas

Iván José Arrázola Merlano   | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados