Opinión

¿Qué estamos haciendo por nuestros menores?

Beatriz Ramírez David

01/06/2020 - 04:25

 

¿Qué estamos haciendo por nuestros menores?

 

Por estos días se está debatiendo en el país el proyecto que establece la cadena perpetua para violadores y asesinos de menores en el Congreso. La representante Adriana Matiz, quien es la coordinadora ponente del proyecto manifestó lo siguiente: "La prisión perpetua es el principio del fin de la violencia atroz que sufren nuestros niños en Colombia".

Mirando las estadísticas que dicen que sólo cerca del 5% de abusadores, violadores y homicidas de menores son condenados y los demás casos quedan en la impunidad, nos asalta la pregunta: ¿Qué estamos haciendo por nuestros menores?

Para responder a esta pregunta, era primero necesario conversar con colegas psicólogas y abogadas, y, de esta manera, hacer un análisis de manera ecuánime, el cual complementamos asistiendo al Webinar “Cadena Perpetua para Condenados por Delitos Sexuales”, organizado por la Fundación Universitaria Konrad Lorenz.

Considero que estamos de acuerdo que los delitos contra los niños y las niñas deben tener una mayor pena, pero todavía tengo mis reservas en cuanto a la cadena perpetua. Creería mejor pensar en la reforma de la política criminal, que, más orientada hacia la criminalización, debe propender por la prevención, la educación y una mejor investigación judicial. Creo que evitar que ocurran los casos debe ser el enfoque y eso implica tener políticas dirigidas a deconstruir ciertos conceptos y paradigmas.

Hay que prestar mucha más atención a la prevención de la violencia, y estas deben enfocarse en todas las etapas de la vida desde la primera infancia, a través de programas y servicios dirigidos a las familias, las guarderías, las escuelas y otras instituciones sociales que atienden a los niños y niñas. Esto no sólo es necesario para cumplir los derechos de la infancia, sino que tendrá beneficios a largo plazo para las comunidades y la sociedad en general.

También se hace necesario capacitar a los agentes responsables de la aplicación de la ley para trabajar con los niños y niñas para eliminar la impunidad de los agentes de policía que violan los derechos de la infancia. El gobierno debe asegurar que los policías sean capacitados en derechos de la infancia, en los fundamentos del desarrollo infantil y en el manejo de grupos específicos como niños de la calle o miembros de pandillas menores de dieciocho años. Al mismo tiempo, hay que mejorar la supervisión de las prácticas de la policía. Por último, los agentes que violan los derechos de los niños y niñas deben responder por sus acciones.

Mejorar el acceso y la calidad de los servicios de apoyo para las víctimas, porque el impacto de la violencia puede afectar a las víctimas durante toda la vida. El acceso rápido a servicios de apoyo de calidad puede ayudar a mitigar el impacto, incluso puede ayudar a prevenir consecuencias a largo plazo como que la víctima se convierta en un perpetrador de violencia.

Crear sistemas de denuncia efectivos para los niños y las niñas, es una responsabilidad del gobierno. Estos sistemas permitirán a los niños y niñas víctimas entrar en contacto con expertos capacitados que puedan, de ser necesario, remitir el caso a los profesionales de la salud o a la policía. En las comunidades, estos sistemas pueden incluir líneas de ayuda o atención y mecanismos formales como defensores de la infancia que sean sensibles al tema y demuestren a los menores que pueden confiar en ellos.

Todos nos damos cuenta que el mundo va muy deprisa, pero ése no es el motivo para que no estemos al tanto de lo que está sucediendo con nuestros menores, los cambios de conducta que presentan, y con quién los estamos dejando o confiando su cuidado incluyendo a las niñeras, guarderías, jardines infantiles y los colegios.

La violencia contra los niños y niñas es ampliamente difundida, y yo soy una convencida que es prevenible. Contamos con los recursos para eliminarla, no podemos aceptarla así no más, tomemos acción y no permitamos ni aceptemos ningún acto de violencia contra nuestra niñez. Que casos como el de Yuliana Samboni y otros muchos de niños y niñas en Colombia, no se repitan.

 

Beatriz Ramírez David

Sobre el autor

Beatriz Ramírez David

Beatriz Ramírez David

Mundo en femenino

Consultora en temas de Mujer y Género, facilitadora social y comunitaria, conferencista, online speaker y escritora. Embajadora de mujeres liderando América Latina y Global Ambassador NERDS RULE INC. Página web: https://beatrizramirezdavid.wordpress.com/

2 Comentarios


Emel 01-06-2020 08:42 AM

Muy interesante el tema

Waldistrudis Hurtado Minotta 10-06-2020 07:07 PM

Muy interesante y real tus planteamiento La cadena perpetua no es la solución Debemos garantizar una política pública de prevención con Herramientas al alcance de todos los grupos poblacionales y etareos para evitar y eliminar este flagelo de la cotidianidad de las comunidades tanto en lo publicó como en lo privado

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Editorial: Impresiones de un Festival Vallenato

Editorial: Impresiones de un Festival Vallenato

Durante el Festival (y en los días previos), la ciudad de Valledupar se convirtió en el mayor escenario de músicas de acordeón de C...

Dizque las maravillas del teletrabajo

Dizque las maravillas del teletrabajo

  En esta etapa de pandemia que estamos sufriendo, el teletrabajo se ha convertido en una de las mejores estrategias para que sectore...

Las credenciales de Miguel Morales

Las credenciales de Miguel Morales

Se trata de la misma persona. La voz que, aquella tarde en la distancia, distrajo mi atención al creer que se trataba de Rafael Oroz...

Y el sapo quiere deslucir al cocuyo

Y el sapo quiere deslucir al cocuyo

La sociedad colombiana puede aguzar los sentidos fácilmente si repara los comportamientos conductuales de sus representantes y dirigen...

Editorial: ¿Volvió el Carnaval de Valledupar para quedarse?

Editorial: ¿Volvió el Carnaval de Valledupar para quedarse?

El Carnaval de Valledupar no ha pasado por sus mejores años. Las dos últimas ediciones tuvieron que cancelarse por falta de garant...

Lo más leído

La guacharaca: un ave representativa del Valle

José Luis Hernández | Medio ambiente

Las capillas doctrineras: huellas de los tiempos coloniales

Paula Andrea Grisales Naranjo | Patrimonio

Una corta charla con Raúl Gómez Jattin

Wladimir Pino Sanjur  | Literatura

Balzac, la voz de una quimérica idea

Francisco Arias Solís | Literatura

Alicias adoradas y olvidadas

Henry Vergara Sagbini | Opinión

Los trofeos del profesor Armenta

Álvaro Yaguna Nuñez | Opinión

¿Dormiste? ¿Qué soñaste?

Giancarlo Calderón Morón | Ocio y sociedad

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados