Opinión

Marcos Díaz, otra gloria del Vallenato

Jorge Nain Ruiz

17/07/2020 - 04:15

 

Marcos Díaz, otra gloria del Vallenato
El compositor y cantante Marcos Díaz / Foto: La opinión

Son muchas las glorias del vallenato, y, por eso, la serie “¿Que hacen hoy nuestras glorias?” la mantendremos reviviendo permanentemente en esta columna semanal. Un cantautor que se ha mantenido en el corazón de los colombianos y que aún se encuentra vigente en la música, es Marcos Díaz Alarza. A él le haremos hoy este merecidísimo homenaje.

Marcos Díaz nació en el Molino, Guajira, y creció escuchando a su papá y sus tíos interpretar música vallenata y tropical, especialmente de la banda Rita Cecilia, con la que aprendió a cantar desde muy niño. En sus primeros años en el Colegio Roque de Alba de Villanueva, le descubrieron esa voz aguda, brillante y melodiosa, y así fue como llegó a ser corista de Beto Zabaleta con Emilio Oviedo, y luego, del Binomio de Oro. Allí se convirtió en la mano derecha de Rafael Orozco.

Este gran hombre ha tenido tres grandes facetas, la primera como corista, la segunda como compositor y la tercera como cantante, todas supremamente exitosas.

En su primera etapa Marcos Díaz llegó a apagar el incendio que tenía la agrupación más exitosa del momento, El Binomio de Oro; resulta que los coros en grabación los hacia nada menos que Juan Piña, y no se encontraban voces que llegaran a esas tonalidades, fue entonces cuando Israel Romero supo que en el Roque de Alba estudiaba un muchacho que tenía una voz aguda y bonita, lo contrataron y de inmediato se lo llevaron a vivir a barranquilla, la sede del Binomio. Cuentan que el muchachito de apenas 17 años, tocaba despertarlo a veces para que subiera a la tarima.

Rafael Orozco se lo llevó a vivir a su casa y allí nació el Marcos Díaz compositor, su segunda faceta, alguien le contó a Rafael Orozco que Marcos tenía una canción bonita, Rafa la escuchó cuando Marcos aún no la había terminado, le gustó tanto que la grabaron y fue éxito rotundo, la canción se llama ‘Porque no te tengo’ allí inicia una de las carreras más exitosas de un compositor. Le grabaron todos los grandes: Zabaleta, Diomedes, Oñate, Binomio, entre otros.

Marcos Díaz compuso una canción a la que el Binomio de Oro le puso el ojo y la montó para grabarla, sin embargo; por la misma época le hicieron la propuesta de la casa disquera CBS para que grabara como solista y Marcos con el dolor del alma le tocó decirle a Rafa que ya no podían grabar la canción, porque le tenía mucha fe a ese tema, para interpretarlo él mismo en su debut como cantante. Esa canción se llama ‘Me vieron llorando’ Desde ese momento Marcos Díaz irrumpió entre los buenos intérpretes de la época, al lado de Jesualdo Bolaños. “Los pechichones”

Marcos Díaz, estudió Derecho en la universidad Libre de Barranquilla, pero no logró graduarse, la música lo absorbió, se llevó a toda su familia a vivir a Barranquilla, donde reside actualmente, allí tiene su conjunto vigente y es una de las agrupaciones más apetecida para eventos privados en la ciudad.

Colofón: Esta columna se lee los viernes a las 5 pm por Facebook y YouTube Live. Mi invitado de hoy será Marcos Díaz.          

 

Jorge Nain Ruiz

@Jorgenainruiz    

Sobre el autor

Jorge Nain Ruiz

Jorge Nain Ruiz

Vallenateando

Jorge Nain Ruíz. Abogado. Especializado en derecho Administrativo, enamorado del folclor Vallenato, cantautor del mismo. Esta columna busca acercarnos a una visión didáctica sobre la cultura, el folclore y especialmente la música vallenata. Ponemos un granito de arena para que la música más hermosa del mundo pueda ser analizada, estudiada y comprendida.

@jorgenainruiz

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

El poder de la mujer

El poder de la mujer

  En medio de la discusión provocada en el país cuando el Juez 22 administrativo del circuito judicial de Bogotá, Luis Octavio M...

Hasta luego, Herlency

Hasta luego, Herlency

No empezamos bien, Herlency Gutiérrez. Fuiste hostil conmigo sin conocerme, indagué a un amigo por ti: “Es la periodista más res...

Monólogo de un caballo citadino

Monólogo de un caballo citadino

Al verme, algunos curiosos aficionados a la caballería rememoran los nombres de los caballos famosos de la historia: Pegaso, en la m...

Editorial: El recuerdo de Leandro Díaz

Editorial: El recuerdo de Leandro Díaz

Juglar de una creatividad incomparable, Leandro Díaz nos dejó el pasado sábado 22 de junio con un sentimiento de congoja y miles de ...

Oigan señores…

Oigan señores…

La interesante controversia que suscitó mi columna ¿Derechos vacunos o derechos humanos?, dio lugar a un ejercicio democrático muy e...

Lo más leído

El aire del bosque y otros placeres

Rosa Cintas | Medio ambiente

Ay cosita linda, mamá

Alberto Muñoz Peñaloza | Ocio y sociedad

Transformar la vida en arte

Luis Mario Araújo Becerra | Literatura

Azul y amarillo

Giancarlo Calderón Morón | Literatura

En cuestión de segundos

Yesinia Gámez Mendoza | Bienestar

58

Giancarlo Calderón Morón | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados