Opinión

El balance del festival vallenato 2020

Jorge Nain Ruiz

09/10/2020 - 05:40

 

El balance del festival vallenato 2020
Por primera vez en su historia, los concursos del Festival Vallenato fueron semi-presenciales / Foto: FFLV

Ya es costumbre en este espacio compartir con ustedes un balance al terminarse cada edición del Festival de la Leyenda Vallenata, y este año anormal no puede ser la excepción, especialmente porque se efectuó un experimento único, obligado por las medidas gubernamentales de distanciamiento social, al que se le llamó festival virtual.

Debo decir de entrada, y para que no quede la más mínima duda, que el Festival de la Leyenda Vallenata versión 2020 fue un éxito total y rebasó todas las expectativas que teníamos quienes amamos este folclor.

He venido diciendo en esta columna y lo sostengo hoy, que éste fue un festival semipresencial y no virtual, ya que una parte de la competencia se hizo mediante videos remitidos por los participantes y la otra de manera presencial, incluida la asistencia del jurado.

Me di a la tarea de reclutar a algunos conocedores y estudiosos de nuestra música y los invité a una retransmisión con comentarios en tiempo real de los acontecimientos y competencias que se realizaban en Valledupar el fin de semana pasado.

Los personajes que comentaron conmigo buena parte del pasado festival 2020, todos han sido jurados de diferentes festivales vallenatos del país, entre otros se encontraban: Antonio Daza Orozco, Alfonso Cortés Marroquín, Marlon Rafael Escalona, Heiner Ayala Prados, German Villa Acosta, Arminio Mestra Osorio y coincidimos en que en general este experimento fue exitoso por donde se le mire.

Me atrevo a decir que, para nosotros los analistas, es mucho más eficaz y práctico estudiar cada interpretación detrás de una pantalla, que con el bullicio que generan los tumultos en un evento masivo, también debo reconocer que la producción del evento en cuanto a imágenes y sonido fue excelente.

Uno de los grandes logros y avances obtenido en esta versión del festival es darles la posibilidad a los amantes de esta música y a los que aún no la conocen, de ver por primera vez todos los concursos desde sus eliminatorias hasta la gran final.

Si bien algunos concursos se hicieron simultáneamente, usted, lector, tenía la posibilidad de escoger cual competencia quería ver y desde la comodidad de su hogar analizar cada detalle de las presentaciones, así la audiencia era prácticamente un jurado más, y lo mejor de todo esto es que el resultado que dio el jurado casi en todas las modalidades coincidió con lo que vimos en cada participación.

En nuestro programa en redes sociales ‘La Parranda con Nain’ nos dimos un banquete de buen vallenato con esta versión del festival, a mi juicio otro de los éxitos, no solo del festival, sino en general de nuestra música es la participación y calidad de los concursantes de otras regiones del país, especialmente de Boyacá, Cundinamarca y Santander, lo que indica que el vallenato se tomó a Colombia, ahora con sus intérpretes.

Colofón: En la vida no hay mal que por bien no venga, la pandemia le ha dejado al vallenato varias enseñanzas y entre ellas está que nuestro festival se tiene que seguir transmitiendo gratis vía streaming para que nos puedan ver en todas partes del mundo y así traeremos más turismo a nuestra tierra. Claro que anhelamos poder abrazar y conversar con nuestros músicos y eso Dios mediante lo haremos en abril del 2021 en la versión 54 Homenaje a Jorge Oñate y Rosendo Romero. 

 

Jorge Nain Ruiz

@jorgenainruiz

Sobre el autor

Jorge Nain Ruiz

Jorge Nain Ruiz

Vallenateando

Jorge Nain Ruíz. Abogado. Especializado en derecho Administrativo, enamorado del folclor Vallenato, cantautor del mismo. Esta columna busca acercarnos a una visión didáctica sobre la cultura, el folclore y especialmente la música vallenata. Ponemos un granito de arena para que la música más hermosa del mundo pueda ser analizada, estudiada y comprendida.

@jorgenainruiz

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Oficina de Cultura, sigue expectativa

Oficina de Cultura, sigue expectativa

En el Plan de Desarrollo Municipal 2012-2015 quedó inserta la transformación cultural y artística de la capital del Cesar, con respo...

No me amenaces, no me amenaces

No me amenaces, no me amenaces

  “El mundo se divide en dos, los que encañonan y los que cavan. El revólver lo tengo yo, así que ya puedes coger la pala”. E...

Administrar la escasez: la tarea de alcaldes y gobernadores

Administrar la escasez: la tarea de alcaldes y gobernadores

  Al igual que en economía, desde la hacienda pública se debe lidiar con el problema de la escasez debido a que hay menos recursos ...

Momentos de creación

Momentos de creación

  Desde los albores de la historia, el hombre ha comunicado sus ideas utilizando formas escritas (jeroglíficos, dibujos, tablas, pet...

El Posconflicto en los entes territoriales

El Posconflicto en los entes territoriales

En las negociaciones de Paz que se adelantan en la Habana Gobierno-FARC-EP se suscribió por estos días el documento borrador sobre ...

Lo más leído

¿Qué es la oralidad?

Javier Zamudio | Patrimonio

Duane, el arhuaco rebelde

Arnoldo Mestre Arzuaga | Pueblos

Leandro Díaz y las mujeres de sus canciones

Redacción | Música y folclor

El regreso del vampiro en el cine de los 80 y 90: viejos temas, nuevas perspectivas

Norma Cabrera Macías y María Carmen Iribarren Gil  | Cine

Borges, en la eternidad

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Literatura

Los mil y un ojos de Leandro

Henry Vergara Sagbini | Música y folclor

Rafael Orozco, de Sempegua al estrellato musical

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados