Opinión

Sigo teniendo esperanzas

Beatriz Ramírez David

04/01/2021 - 05:15

 

Sigo teniendo esperanzas

 

Debemos tener claro que esta pandemia no ha afectado por igual a todos y todas, además que ningún país del mundo se encontraba preparado para afrontar una crisis humanitaria de estas magnitudes. Los países han abordado la pandemia en ensayo y error, mientras que la desigualdad social y económica se incrementaba. El aumento de la pobreza, los sistemas de salud y seguridad social han colapsado, se han perdido muchos empleos formales lo que ha generado el aumento de la informalidad y empleos precarios (si se logra encontrar un puesto). La violencia contra las mujeres y las niñas ha tenido un aumento desproporcionado y las líneas de emergencia para denunciar los casos no han sido suficientes para atender tantos casos.  Debo reconocer que en el tema de educación, los docentes han sostenido este sistema poniendo todas sus energías para que los colegios y universidades no cerraran y que los estudiantes no desertaran a pesar de la desmotivación e incertidumbre reinante en la mayoría de personas. Para ellos y el personal de salud, mis respetos y admiración.

Para mí fue un año en que las oportunidades laborales se esfumaron, porque soy facilitadora social y comunitaria y el contacto con las personas es indispensable. Como sabemos, el aislamiento y confinamiento no me permitieron realizar mis actividades. Pero no todo fue un caos, esta situación me permitió escribir mi segundo libro “Mi legado familiar”, ser coautora de otro titulado “Contadoras de historias – Mujeres para no olvidar”, contribuir en el libro digital por los 75 años de Naciones Unidas y seguir escribiendo en mi columna “Mundo en femenino” en la revista digital Panorama Cultural.

Tuve la oportunidad de participar en las reuniones de alto nivel de la ONU y otras organizaciones y universidades a nivel nacional e internacional, que quizá sin el confinamiento no habría podido participar en muchas de ellas. Esto también me permitió terminar el año con un lugar en el programa radial Alma, Razón y Vida donde tengo un segmento titulado “Un café con Beatriz” el cual es un espacio para hablar de mujeres, hitos importantes en la historia de la mujer y la mujer en la actualidad...

El Covid -19 también me ha tocado de cerca con familiares contagiados que han logrado superar la enfermedad y amigos y vecinos entrañables que no lo lograron, entonces debo decir que, hasta este momento, de alguna manera todos estamos enfrentando la pandemia y, por eso, más que nunca necesitamos conectarnos con esas personas que tanto extrañamos

Luego de diez meses de confinamiento que nos dejó el 2020 (marcado por la angustia y la incertidumbre), éste es un momento importante de reflexión sobre lo que estamos haciendo por el planeta, por nuestra sociedad y por nosotros mismos. El 2020 ha sido el año más extraño de nuestras vidas, pero también un año en el que afloró nuestra sensibilidad, donde se crearon iniciativas que han ayudado a personas en situación de vulnerabilidad. Hemos ofrecido el hombro cuando todos necesitábamos un hombro en el que apoyarnos, y la vida no deja de repetirnos que la vida sigue… Por eso el título de mi relato “sigo teniendo esperanzas”

Todos tenemos un sentimiento extraño porque ya el 2020 llegó a su fin, empezó el 2021, y sólo me resta decirles que en este año nuevo debemos entrar con más ganas que nunca. Deseosos que vuelvan los abrazos, las reuniones familiares, los encuentros con las amigas en mi caso con mis hijas y mis nietas, mi mamá y mi abuela y el resto de mi numerosa familia; ha sido un año largo sin sus apapaches y cariños. Las redes sociales han jugado un papel importante al mantenernos en contacto a la distancia y las videos-llamadas por WhatsApp, han sido lo máximo. Así que, 2021, si hay un año al que vamos a entrar con más ganas que nunca, ése eres tú.

 

Beatriz Ramírez David

Sobre el autor

Beatriz Ramírez David

Beatriz Ramírez David

Mundo en femenino

Consultora en temas de Mujer y Género, facilitadora social y comunitaria, conferencista, online speaker y escritora. Embajadora de mujeres liderando América Latina y Global Ambassador NERDS RULE INC. Página web: https://beatrizramirezdavid.wordpress.com/

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Los provincianos en Bogotá, cada vez más unidos

Los provincianos en Bogotá, cada vez más unidos

Los provincianos del caribe colombiano residentes en Bogotá permanentemente inventamos fórmulas para hacer menos nostálgica nuestr...

Editorial: Periodismo y pluralismo informativo en el Cesar

Editorial: Periodismo y pluralismo informativo en el Cesar

La reciente desaparición de uno de los dos grandes periódicos impresos de la ciudad de Valledupar (Vanguardia-Valledupar) ha sumido l...

En la Guajira, tejer esperanzas es posible

En la Guajira, tejer esperanzas es posible

"Nunca dudes de que un pequeño grupo de personas pueden cambiar el mundo. De hecho, siempre se ha conseguido así." Margaret Mead ...

El Festival vallenato prende motores

El Festival vallenato prende motores

  En esta columna en varias oportunidades le he “dado madera” a los miembros de la Fundación del Festival de la Leyenda Vallen...

Ensalada de dulce

Ensalada de dulce

¿Si ya existe la limonada de coco, porque no la ensalada dulce? Mezclar es la clave, los alquimistas de la antigüedad lo soñaron y l...

Lo más leído

Pesadillas de Gorgona

María Ruth Mosquera | Ocio y sociedad

El retrato inolvidable de Colacho Mendoza

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

La guerra y la paz, la poesía y el amor

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Los herederos de Benkos

Carolina Mila | Otras expresiones

Vallenato: de palabra despectiva a denominación de origen

Joaquín Viloria De la Hoz | Música y folclor

Un amigo, una luz

Yesinia Gamez Mendoza | Bienestar

La crónica en el Caribe colombiano

Lina Vega-Estarita y Marta-Milena Barrios | Periodismo

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados