Opinión

Catarsis en tiempos de pandemia

Fabrina Acosta Contreras

28/04/2021 - 05:05

 

Catarsis en tiempos de pandemia

 

El mundo está en constante movimiento, todo es dinámico y hasta lo que queremos quieto se mueve. Como dice el refrán “para los gustos los colores” aunque haya cosas que no se presentan con las mejores tonalidades. Ésta es una columna-catarsis, esa catarsis que necesitas hacer para respirar mejor.

La pandemia toma formas incontrolables, parece estar jugando tiro al blanco con los ojos cerrados con la humanidad y de manera aguda con algunos territorios como en el que yo nací, la Guajira. Muchos dirán: “pero qué exagerada si en todas partes hay contagiados y muertos”, pero les aseguro que duele mucho saber que esta pandemia ha desvestido el hecho de que no hemos comprendido la realidad de un país pluricultural, que el enfoque diferencial nos quedó grande como Estado, que la constitución pasa a ser un saludo tosco a la bandera y que la Colombia profunda es la tierra del olvido.

Mientras no nos reponemos del impacto de la pandemia, de los duelos combinados con pánico o incertidumbre, aunque de manera resiliente intentamos concentrarnos en la vida y no someternos a la energía mortífera de estos tiempos; recibimos otro zarpazo llamado reforma tributaria que han bautizado con una narrativa coquetamente peligrosa prometiendo beneficiar a los más necesitados, pero entre el dicho y el hecho hay mucho trecho.

De otro lado, siguen los asesinatos de líderes, lideresas, indígenas, mujeres, entre otros; y nadie hace nada, aunque muchos advirtieron “me van a matar” terminaron siendo caudillos del olvido que seremos.

Los victimarios continúan argumentando sus delitos en la “ira y el intenso dolor” o afirmando que tienen amnesia, como el caso en el que el tipo no recuerda haberle propiciado 7 hachazos a la expareja con una de las hachas que coleccionaba, pero huyó y cambió su apariencia para que nadie lo identificara. ¿Qué amnésico planea su huida como todo un delincuente? Definitivamente, estamos en un mundo donde la realidad supera la ficción, el realismo no es mágico, sino súper inmágico y las mariposas amarillas están tomando otros colores menos brillantes y alegres.

Así, muchas cosas están pasando, y, mientras la ciencia trabaja para dar respuestas, mejores vacunas, entender las mutaciones y mil cosas más (todas validas), no se escucha mucho sobre la intervención de la salud mental en pandemia y postpandemia, los huérfanos, las viudas o viudos, los depresivos o desempleados que dejará esto, en fin, tanto y tanto de qué hablar.

Pero ya debo ir cerrando esta catarsis y lo haré recordando una columna donde el autor exaltaba la convención nacional feminista porque se reunirían mujeres luchadoras y eso le encantaba, pero poco duró la alegría de leerle porque su argumento era advertir sobre la diferencia entre las hembritas (mujeres aburridas entre otras descripciones descalificadoras que hizo) y las que si respondían a lo que el entiende por feminismo. Definitivamente, llegamos al punto en el que la discriminación y el desconocimiento de los temas se disfrazan de inclusión y experticia; es momento de respetar las diferencias y conocer bien los temas para no usar términos de manera arbitraria e inevitablemente dañina, por ahora esta catarsis terminó, pero promete continuar porque, como dicen por ahí, aún hay mucha tela por cortar, especialmente en ese tema de las interpretaciones machistas de temas feministas.

 

Fabrina Acosta Contreras

@Facostac

Sobre el autor

Fabrina Acosta Contreras

Fabrina Acosta Contreras

Evas&Adanes

Nieta de Rita Contreras, leyenda viva de 109 años. Escritora e investigadora Guajira, psicóloga, Magister en estudios de género, Magister en Gestión de Organizaciones y Especialista en Alta Gerencia. Creadora de la Asociación “Evas&Adanes” desde la cual lidera diversas iniciativas ciudadanas como los foros “La Mujer en el vallenato”, “Tejiendo esperanzas por la Guajira”, el programa radial Evas&Adanes, entre otras. 

Ha recibido reconocimientos por la causa que lidera tales como: Joven sobresaliente de Colombia TOYP 2018 (JCI Colombia), máxima distinción del departamento de La Guajira medalla Luis Antonio Robles, personaje diez en el departamento de Amazonas, medalla a Mujer extraordinaria con proyección social otorgada por la Asociación de Mujeres de la Guajira. 

Ha sido columnista por más de 10 años de varios medios puntualizando temas de género y derechos de las mujeres, así como las causas por la guajira. Es autora de los libros Mujer Sin Receta: Sin Contraindicaciones para hombresEvas culpables, Adanes inocentes”, “De esas costumbres que hay en mi tierra: una mirada a los imaginarios sociales de la violencia de género”, “Mujeres sin receta: Más allá de los mitos”.

 

@Facostac

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Zapatero, a sus zapatos

Zapatero, a sus zapatos

El pasado martes cuatro de agosto, nuestro país vivió un hecho sin precedentes en la historia contemporánea nacional. Si bien no es ...

El servicio de agua potable en Valledupar (Parte final)

El servicio de agua potable en Valledupar (Parte final)

  Retomando el tema iniciado la semana anterior, con respecto al servicio de agua potable en la capital del Cesar, nos ocuparemos en ...

Antes y después del coronavirus

Antes y después del coronavirus

En el confinamiento obligado a causa del COVID 19, ciertamente hemos tenido tiempo para meditar y tomar decisiones hacia el futuro. Vol...

Agua pasó por aquí

Agua pasó por aquí

El cabildo abierto que ha convocado el concejo de Valledupar para discutir la crisis del agua potable es una magnífica oportunidad par...

En nombre de Dios: el caso de la iglesia MIRA

En nombre de Dios: el caso de la iglesia MIRA

Las revelaciones sobre la Iglesia Ministerial de Dios Jesucristo Internacional no cesan, es el escándalo mediático del momento, graci...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados