Opinión

Nuestros artistas frente a la protesta

Jorge Nain Ruiz

07/05/2021 - 04:25

 

Nuestros artistas frente a la protesta
Tres artistas de primera fila en la música vallenata: Peter Manjarres, Silvestre Dangond y Carlos Vives.

 

Esta mezcla de pandemia, pobreza, desgobierno y corrupción ha sido, sin duda alguna, la justa causa para que el pueblo colombiano hoy se encuentre ante la peor situación social y económica de toda su historia. Por ello, al parecer, las tales reformas tributaria y de salud fueron las gotas que rebosaron la copa -o el florero de Llorente, como también las llaman algunos- para que nos encontremos ante el paro y la protesta más cruenta de los últimos 50 años en este país.

Los mas importantes medios de comunicación del mundo están registrando la noticia y editorializando sobre el caos al que hemos sido llevados por la falta de legitimidad de nuestros gobernantes, que hace mucho rato se han convertido en una plutocracia. El verdadero pueblo se encuentra mezclado en medio de vándalos oportunistas y una fuerza pública que obedece ciegamente a unas ordenes de altos mandos desconectados totalmente con la realidad del país y sólo protegen sus riquezas y altos salarios.

Buena parte de nuestros artistas vallenatos, que ahora también son “influencers”, han demostrado frente a este gran conflicto nacional, su pobreza de empatía y la falta de compromiso social con sus seguidores, pero, además, lo mal rodeados que siempre han andado y una pelada de cobre impresionante.

Muchos de los artistas vallenatos se han inclinado ideológicamente hacia los políticos de derecha, quienes son los que han detentado el poder nacional y local en la historia reciente, la razón es muy simple son “Los ñoños”, “Los Gnecco”, “Los Chars”, “Los hijos de la gata”, y demás, quienes los contratan y tienen como pagarles fiestas privadas, jingles y saludos en los trabajos musicales.

Se olvidan nuestros músicos que de donde ellos vienen, esa clase menos favorecida, son quienes pagan las entradas a sus bailes y conciertos, y consumen su música a tal punto de llevarlos a la fama que hoy detentan. Silvestre Dangónd que tiene 6.4 millones de seguidores en Instagram, 5 millones de suscriptores en YouTube, 2.7 millones de seguidores en Facebook, 2.5 millones de seguidores en Twitter, solo mucho después del pronunciamiento de artistas internacionales y de otros géneros, es que tímidamente ha venido pronunciándose al respecto, y la verdad, casi a regañadientes expresó que rechaza las violaciones a los derechos humanos. En el deporte a estos se les llama “Pecho frio”.

Pero de ahí para abajo la vaina es igual o peor, Peter Manjarres, por ejemplo, ha expresado en twitter su inconformidad con el pueblo por protestar tan tarde, transcribo el trino para que ustedes juzguen: En los últimos 20 años llevamos 11 reformas tributarias por consecuencia de la corrupción y ahora apenas nos damos cuenta. Estamos jodidos de hace rato”.

Carlos Vives y otros músicos también se han pronunciado tímidamente, pero al final uno no sabe ni de qué lado están, lo que sí es claro es que a muchos de nuestros músicos les encanta el neoliberalismo salvaje y todo aquello que represente dinero fácil. Nuestros músicos, así como nuestros gobernantes, no han sabido leer al pueblo que los ha llevado a donde están.

Colofón: Un bálsamo para el alma en estos momentos difíciles es La Parranda de Nain, mañana a las 6pm por Facebook y Youtube, estaremos con el cantautor Iván Ovalle y la directora de Olímpica Bogotá Dalia Marleny Bernal, ahí nos vemos.

 

Jorge Nain Ruiz

@jorgenainruiz

Sobre el autor

Jorge Nain Ruiz

Jorge Nain Ruiz

Vallenateando

Jorge Nain Ruíz. Abogado. Especializado en derecho Administrativo, enamorado del folclor Vallenato, cantautor del mismo. Esta columna busca acercarnos a una visión didáctica sobre la cultura, el folclore y especialmente la música vallenata. Ponemos un granito de arena para que la música más hermosa del mundo pueda ser analizada, estudiada y comprendida.

@jorgenainruiz

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

El eco del Grito

El eco del Grito

Enmarañado entre correos reapareció el mensaje aquel, del pintor Francisco Ruiz, cuya argentinidad conmueve más al saberlo seguido...

Conductores ebrios y medidas de seguridad

Conductores ebrios y medidas de seguridad

En Colombia, debido a la imprudencia, incapacidad e irresponsabilidad de muchas personas que conducen bajo los efectos del alcohol, hem...

Conexión Estocolmo

Conexión Estocolmo

  Quién pudiera creer, que hay una línea de conexión entre Estocolmo (Suecia) y Valledupar (Colombia), pasando por Duluth, Minne...

El carnaval electorero en mi pueblo

El carnaval electorero en mi pueblo

Ha culminado una vez más otro "proceso democrático" en donde los residentes en el terruño hacaritama, pudimos observar la más cru...

Editorial: El caso Luis Mizar

Editorial: El caso Luis Mizar

Pocos casos pueden ser tan paradigmáticos como el del poeta cesarense Luis Mizar en Valledupar. Reconocido como uno de los grandes e...

Lo más leído

¿Cómo y cuándo nació el reggaetón?

Redacción | Música y folclor

Demostración

Diego Niño | Literatura

El paraíso terrenal queda en el Magdalena

Arnoldo Mestre Arzuaga | Otras expresiones

El Churiador, un periódico samario curioso del siglo XIX

Annabell Manjarrés Freyle | Periodismo

A quince mil kilómetros de distancia

Roberto Molinares Sánchez | Literatura

Depresión momposina (3)

Diógenes Armando Pino Ávila | Pueblos

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados