Opinión

El negro sirve pa todo

Jorge Nain Ruiz

01/10/2021 - 04:30

 

El negro sirve pa todo
Alejo Durán es la representación del Negro orgulloso en la música vallenata / Foto: archivo panoramacultural.com.co

 

En muchas ocasiones he escuchado a las señoras decir que el negro pega con todo, refiriéndose a las prendas de vestir de ese color, pero hablando de música vallenata, solo hace dos días escuché la expresión ‘El negro sirve pa´ todo’. Ésta fue lanzada por el ilustre profesor pensionado de la Universidad Nacional de Colombia, Ciro Quiroz Otero, en pleno conversatorio sobre El Paso, Alejo Durán y la Afrocolombianidad, que organizó el Ministerio de Cultura y con quien tuve el honor de compartir escenario.

El asunto es que a mí se me ocurrió elaborar y presentar una ponencia denominada “Las estrategias discursivas de Alejo Durán” y, encontrándome en plena disertación, a mi maestro Quiroz se le ocurrió la conclusión: “Es que en el vallenato la palabra negro sirve pa´todo”

Hay que darle la razón a Quiroz, por eso hoy quiero traer una pequeña muestra de cómo el discurso del compositor vallenato ha empleado las palabras negro, negrito, negra, negrita, en ocasiones para mal y en otras para bien, es decir el juglar, músico y compositor vallenato con estas palabras ofende, elogia, ataca, y hasta ‘pechicha’. Veamos algunos ejemplos:

Romualdo Brito en su canción titulada “Por algo será”, que grabara el Binomio de oro, expresó.

“Vean qué cosas tiene mi suegra, que no gusta de este negrito

me trata de malas maneras, cuando por su casa visito.

Se burla de mi piel morena, como si eso fuera un delito

dice que su hija quiere verla, con un rubio de ojos bonitos”.

Allí queda absolutamente claro que el autor le enrostra a su suegra actos de discriminación racial llevables al mismísimo código penal como delito.

Pero Alejandro Durán en su canción titulada “Ese negro sí toca”, emplea la palabra negro para autoelogiarse, por supuesto que disfraza de donde proviene el mensaje.

“Lo que dice la gente, ese negro sí toca, ese sí come nota.”

El mismo Alejo, en Altos del Rosario, emplea la expresión pobre negro, queriéndose victimizar, pero a la vez mostrando el éxito que tiene con las mujeres.

“Lloraban las mujeres, lloraban las mujeres, lloraban las mujeres, ya se va el pobre negro, dinos cuando vuelves, dinos cuando vuelves, dinos cuando vuelves y nos dará consuelo”

Ahora veamos como el maestro sabanero Andrés Landero expresa de manera afectiva su sentimiento por una mujer a la que le llama negra, pero tal vez su color de piel no sea ése, solo que emplea la palabra para significar que es una mujer que le gusta y que quiere.

“En Flamenco, me decía una negra, Landero, no te vayas todavía. Esa negra sí me tiene cariño y también aprecia mi talento, Por eso es que no veo los motivos, mira, por qué olvidar a Flamenco.

Negro yumeca, en la gota fría, El negro maldito de German Serna, son muestras de ofensa con el color de piel, pero son cientos o miles de canciones en las que la palabra negro o negra en la música vallenata se emplea como estrategia discursiva y como camino eficaz para promover la identidad del negro en su entorno.

Colofón: se avecina la edición 54 del Festival de la Leyenda Vallenata y, por eso, la próxima semana nos atreveremos a dar nuestro top 10 de favoritos en el concurso de acordeoneros categoría profesional, también daremos los nombres de las mujeres favoritas.

 

Jorge Nain Ruiz

@jorgenainruiz

Sobre el autor

Jorge Nain Ruiz

Jorge Nain Ruiz

Vallenateando

Jorge Nain Ruíz. Abogado. Especializado en derecho Administrativo, enamorado del folclor Vallenato, cantautor del mismo. Esta columna busca acercarnos a una visión didáctica sobre la cultura, el folclore y especialmente la música vallenata. Ponemos un granito de arena para que la música más hermosa del mundo pueda ser analizada, estudiada y comprendida.

@jorgenainruiz

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Editorial: Muerte de un mural

Editorial: Muerte de un mural

  ¿Hay algo peor que ignorar o herir un artista en vida? Sí: borrar su obra después de muerto. La fatídica noticia de la desapa...

Al nombrar a las mujeres damos el primer paso a la equidad de género

Al nombrar a las mujeres damos el primer paso a la equidad de género

  Cuando leemos entre las líneas de los textos de Historia, nos damos cuenta que son muchas las mujeres han sido silenciadas, invisi...

Dos festivales muy distintos

Dos festivales muy distintos

Este fin de semana se efectuará en Riohacha (Guajira) uno de los buenos festivales vallenatos del país, aunque éste no tenga entre s...

El disfraz de los cobardes

El disfraz de los cobardes

“La auténtica cabeza, el rostro más real / Se ocultan al amparo de la cara que miente”. Charles Baudelaire. Ocultan su verdad...

Tamalameque: mirando el pasado con ojos de futuro

Tamalameque: mirando el pasado con ojos de futuro

  Vivir en un pueblo del Caribe colombiano lleno de leyendas, historias, costumbres y tradiciones, nutriéndonos día a día de su or...

Lo más leído

El tamal, un plato típico del Tolima

Alba Llorente Majana | Gastronomía

Los grandes triunfos de Freddy Molina

Eddie José Dániels García | Música y folclor

Un paseo por el cementerio San Miguel de Santa Marta

Joaquín A. Zúñiga Ceballos | Turismo

Del vallenato lírico, el vallenato romántico y el vallenato llorón

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Música y folclor

El Vallenato como género literario

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Música y folclor

El reconocimiento de la diferencia

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Cucambas, diablos y negros danzan en Atánquez

María Ruth Mosquera | Turismo

Ya ni se versea, pollo ronco…

Fabio Fernando Meza | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados