Opinión

El Día de la madre

Alcibiades Nuñez

09/05/2022 - 05:10

 

El Día de la madre

 

La madre es la columna vertebral de la familia, es la persona que entrega amor incondicional las 24 horas del día a toda la familia. Es ella la que da el mayor apoyo y brinda los mejores consejos para sacar a los niños de cualquier problema. Es por ello que, en muchos países, incluyendo a Colombia, se ha elegido un día especial para reconocer a ese ser especial en nuestras vidas, hacer un reconocimiento a su esfuerzo y dedicación.

Aunque no en todos los lugares se celebra el mismo día, esta celebración viene de tiempos muy antiguos. Se remonta a la mitología griega, en donde se le rendía honores a Rhea, la madre de los dioses Zeus, Hades y Poseidón. Más adelante, los romanos adoptaron esta tradición colocándole en nombre de Hilaria y festejándola por tres días con ofrendas en el templo de Cibeles el 15 de marzo. Más adelante el cristianismo católico traslado el homenaje de la diosa a la virgen María, madre de Jesús. El 8 de diciembre de 1954, el Papa Pío IX declaró que en esta fecha se celebrara el Día de la Madre, en honor a la Inmaculada Concepción. Mientras que en el siglo XVII en Inglaterra un acontecimiento relacionado con la virgen se llevaba a cabo y se le llamaba domingo de las madres. Los niños de esa época visitaban la iglesia, regresaban con obsequios para su progenitora y así festejaban ese día.

En Colombia se celebra esta fiesta el segundo domingo de mayo, establecida así mediante la Ley 28 de 1925, firmada por el presidente Pedro Nel Ospina.

Felicito a todas las madres en su día, a la Virgen María madre de Dios y madre nuestra, a mi madre Delia Rosa (q.e.p.d.), esa mujer valerosa que siendo viuda a temprana edad nos educó y sacó adelante a cinco hombres y una mujer: También felicito a mis hermanas Adalinda, María Beatriz, y Olga, profesionales luchadoras y emprendedoras; a mi esposa Nola, una compañera única e incondicional; a mis tías Beatriz (q.e.p.d.), Foncha, Eva, Eloísa, Filomena, Pilar (q.e.p.d.) Susana (q.e.p.d.), Cándida (q.e.p.d.) y Nectalina (q.e.p.d.), las cuales han sido mi segundas madres.

A mis compañeras de trabajo mujeres que trabajan incansablemente para que la juventud Barranquera y Hatonuevera se eduquen en una institución educativa de calidad, ellas son Zoraya, Milena, Libis, Erlime, Yacira (q.e.p.d.), Ledys, Ana Beatriz, Ingrid, María Pía, Angélica, Orlanis, Inglentina, Matilde, Simona, Mayda (q.e.p.d.), Olivia, Matilde, Nadimis, Felicita (q.e.p.d.), Rosiris, Carmina, Cielo Mireya, Saila, Elba, Leonor, Belia, Omilcia, Yajaira, Nelly, Noelbys, Yelis, María Bernarda, Saralida, Omaira, Gladys, Iraidys, Darcy, Katia, Liceth, Yaneibis, Yania, Alina, Aida, Nohemí y Carmen Pilar, quienes son mi familia en la Institución Educativa Remedios Solano, que junto con ellas formamos un gran equipo que está “educando jóvenes para un mundo de oportunidades”.

Igualmente, felicito a mis compañeras de estudio en la promoción 1978 de la Institución Educativa el Carmelo, esas mujeres dinámicas y emprendedoras son Adalinda, Ana Alcira, Ana Josefa, Betty, Eloísa, Emilda, Jackeline, Lesbia, Malvís, Mamita, María Cecilia, María Victoria, Marta Virginia, Norma, Oliva y Rosa Clara vega.  

De la misma manera felicito a mis compañeras de estudio en la Maestría en Gerencia Financiera de la Universidad del Zulia, ejemplo de la fortaleza y constancia de la mujer costeña, ellas son Atis, Denis, Estela, Maribel, Mireya y Zuly Madero

También felicito a todas las amas de casas, a las madres trabajadoras, profesional, educadora, en fin, felicidades a las madres en su día, y que este día sirva para que nosotros los padres, hermanos, esposos, nietos e hijos, queramos más a nuestras abuelas, madres, esposas, hermanas, hijas, nietas, compañeras de trabajo, compañeras de estudios y vecinas, les brindemos más afecto, amor, cariño y aprecio, ya que muchas de ellas lo necesitan en algún momento de su vida.

Muchas mujeres están padeciendo muchas calamidades como: hambre, maltrato físico, verbal y sicológico, desplazamiento forzoso, amenaza, prostitución, drogadicción y aborto, colaborémosles a estas mujeres y ayudémosle, hagámosle la vida más amable, más placentera, donde ellas se sientan felices y queridas por nosotros ya que ellas son las reinas del hogar, del colegio, de la universidad, de la empresa y de nuestras vidas. 

 

Alcibiades Núñez

Sobre el autor

Alcibiades Nuñez

Alcibiades Nuñez

Crónicas del profe

Contador público, magister en Gerencia Financiera, docente de la Universidad de Pamplona y docente en varias instituciones educativas de la Guajira.

@anuma601

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

¿Son las alianzas la verde esperanza?

¿Son las alianzas la verde esperanza?

Matrimoniarse en estos tiempos es como ganarse el baloto, sobre esta unión marital pesan ya augurios de no prosperar más allá de l...

Las impetuosas redes sociales

Las impetuosas redes sociales

Nada podría ser más exacto que la definición propia del término para significar el objetivo de estas apreciaciones: impetuoso-a: qu...

Editorial: La frontera entre cultura y barbarie en las corralejas

Editorial: La frontera entre cultura y barbarie en las corralejas

La cultura es la máxima expresión de un pueblo y de sus tradiciones. Pero, ¿qué termina expresando cuando los participantes de un...

Prospectiva feminista: una presidenta para Colombia y un mensaje para Petro

Prospectiva feminista: una presidenta para Colombia y un mensaje para Petro

  Después de las elecciones presidenciales en Colombia, es momento de celebrar para algunos y de incrementar incertidumbres para otr...

¿Dónde estaban las manos limpias del personero?

¿Dónde estaban las manos limpias del personero?

Desde hace un año me comencé a preparar con el propósito de participar en el concurso de méritos para elegir al próximo personero ...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados