Opinión

Me llamo Gustavo Petro y soy su presidente

Gustavo A. Carreño Jiménez

22/06/2022 - 04:40

 

Me llamo Gustavo Petro y soy su presidente
Con el ascenso de Gustavo Petro al poder, nace una nueva Colombia / Foto: AFP

 

Gustavo Francisco Petro Urrego nació un 19 de abril de 1960 en Ciénaga de Oro (Córdoba), pueblo de origen zenú en el Caribe colombiano, resistente, resiliente, de mucha cultura, tradición, música, letras, artesanía y ganadería. Según la leyenda, sus patios criaban gallinas con pepitas de oro en las mollejas, tal como lo mencionó García Márquez en “el amor en los tiempos del cólera”, y así lo confirman catanos sobrevivientes memoriados.

Este 19 de junio de 2022 fue un día inolvidable, memorables, lo veíamos remoto, utópico, inalcanzable, pero la voluntad de las ciudadanías libres no tiene límites, ciertamente, hoy aprendimos una vez más que los límites los establece la conciencia de un pueblo, que, si una nación se quiere, se ama, debe soñar, reclamar, exigir y gestar su futuro, a través de cambios en su devenir histórico y en sus formas de vida, a través de sus líderes y por las vías democráticas.

Ese cambio se materializó con el triunfo de Gustavo Petro en la segunda vuelta presidencial este 19 de junio de 2022, las propuestas del Pacto Histórico son una invitación a la construcción colectiva de una nueva Colombia. Hoy renace esa ilusión, empezamos a construir una nueva historia, transitar caminos hacia rumbos de esperanzas, progreso, prosperidad, paz, reconciliación, dignidad y justicia social para todos.

Se ha dicho, ciertamente, que la democracia es de base plebeya, porque la plebe o los sectores sin privilegios constituyen el grueso de la sociedad. Pero a pesar de darse su propia forma de gobierno, irónicamente instituciones, autoridades y dirigentes proceden casi siempre de las elites o sectores privilegiados, que, una vez en el poder, se mantienen como decía Voltaire a peso de yugo, paja y aguijón. El otro aguijón tiene nombre propio, Gustavo Petro Urrego.

El aguijón de Petro se asemeja a un tábano que levantó ampollas de conciencia, rebeldía e indignación en el pueblo oprimido, sojuzgado, maltratado, las multitudes lo siguieron como abeja al panal, el sentimiento del pueblo colombiano empieza a aquilatarse y medirse en Petros para hacer realidad la vigencia del Estado Social de derecho, esto es, la constitución de 1991, de la cual es uno de sus progenitores.

Cada persecución, ataque o señalamiento en su contra lo robusteció y por el contrario, debilitó al establecimiento, como en la lucha entre David y Goliat, Petro fue el David que sepultó al funesto régimen de Duque, el uribismo y todos sus ropajes.

Su vida, trayectoria, extracción social, inteligencia y verbo son de otro ecosistema político, hecho de un molde y materiales distintos al de los Santos, Uribes, Vargas Lleras, Pastranas, Gavirias, López, Chares, Sarmientos Angulos, Ardila Lülles, Santodomingos, Martínez Neira, Ordóñez, Valencias y todo el zoológico político-económico enquistado en el poder en Colombia.

Su grandeza tomó más y más fuerza al mismo tiempo que el régimen caía más y más bajo. Duque fue la degradación de un régimen, reino de la improvisación, desgobierno, falta de liderazgo, direccionamiento estratégico, visión colectiva de nación, desesperanza, solo gobernó para los intereses de las elites y el gran capital. Las demandas ciudadanas (educación, salud, vivienda, lucha contra la corrupción, cultura, deporte, ciencia y tecnología, paz, soberanía, medio ambiente, desarrollo humano, etc.) poco importaron.

Todo esto fue capitalizado por Gustavo Petro, Francia Marquez y todas las fuerzas y movimientos sociales juntados alrededor del pacto histórico, hoy Colombia instaura por primera vez en su historia política republicana un gobierno alternativo, progresista, de izquierda, socialdemócrata, rompiendo los hegemonismos de un bipartidismo tradicional, siendo uno de los países de sur américa en superar sus miedos y temores abrazar las banderas del progresismo.

En la mirada del analista León Valencia, lo anterior es una señal inequívoca del cierre de un largo ciclo histórico, de las duras y arduas batallas de las izquierdas por la apertura democrática, la participación ciudadana y el acceso al poder. Saliendo fortalecidas instituciones, dado el fracaso de la lucha armada y la importancia de los acuerdos de paz, uno de esos acuerdos (M-19), llevó a que uno de sus hijos por vías civiles conquiste el poder, lo que no hubiera sido posible por la vía de insurrección.      

Estamos ante un proyecto de largo aliento, con retos a futuro, el reto es ganar la confianza de la otra mitad de Colombia, hacerlos también participe y beneficiarios del cambio, reconstruir el desbarajuste institucional, recomponer un país destrozado, hambriento, desigual, en guerras, suplir muchas necesidades básicas insatisfechas, brindar oportunidades para todos, remover las estructuras sociales caducas levantadas en centurias de mal-gobierno, lo que no se construye de un día para otro.

Finalmente, hoy damos pininos en democracia popular, pluriversa, multicolor, pero esos primeros pasos no serán fáciles, como en la vida real habrá caídas, pero nos levantaremos con más fortaleza, así, se necesitará de los esfuerzos, sacrificios, voluntad y paciencia de todos, rodear a nuestro presidente y al proyecto del pacto histórico.

Los que seguimos, confiamos y votamos por el proyecto del pacto histórico seremos además de sus guardianes, críticos en caso de descarrilamiento de la voluntad de pueblo durante el mandato del presidente Gustavo Petro. El enjambre del nuevo país se seguirá construyendo a usanza de una colmena, como un pacto y con las mieles del trabajo, el amor, la justicia social, la solidaridad, la dignidad, el respeto, la resiliencia, la inclusión y el respeto por las diferencias, la paciencia, entonces podremos vivir sabroso.

 

Gustavo A. Carreño Jiménez

Sobre el autor

Gustavo A. Carreño Jiménez

Gustavo A. Carreño Jiménez

Desmitificando a la India Catalina

Economista, Universidad de Cartagena. Especialista en Gerencia de Proyectos, Universidad Piloto de Colombia (Bogotá). Magister en Desarrollo y Cultura de la Universidad Tecnológica de Bolívar. Investigador Cultural. Maestro de Ciencias Sociales Distrito de Cartagena de Indias.

@TavoCarJim

1 Comentarios


Camila 22-06-2022 09:13 PM

¡Excelente! Varios datos para ampliar conocimiento sobre la actual Colombia y este candidato que nos devuelve la esperanza a muchos. Cómo joven me emociona ver que hemos podido dar el primer paso para el verdadero cambio del país, hasta llegar a una Colombia humana, una potencia mundial de la vida. Hasta que la dignidad se haga costumbre.

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

El degenerado

El degenerado

  Veo que tienes un bigote tan colosal como tu estupidez, los labios blindados ante el ardor de la mentira y los ojos hartos de pet...

Valledupar, del blanco colonial al naranja actual

Valledupar, del blanco colonial al naranja actual

  Si usted, amigo lector, está en Valledupar en su cumpleaños 469, ni se le ocurra meterse a Wikipedia para saber algo de su histor...

Carlos Vives también quiere proteger al vallenato

Carlos Vives también quiere proteger al vallenato

  Para celebrar mi reinado iré a Valledupar en un papamóvil, Valledupar jalona la cultura de toda la provincia, más que un homen...

Editorial: Valledupar y su posicionamiento internacional

Editorial: Valledupar y su posicionamiento internacional

En los últimos días, la posibilidad de un hermanamiento de la capital del Cesar con otra ciudad del sur de Francia (Montpellier) ha s...

Ausencia del Estado y la violencia

Ausencia del Estado y la violencia

  La ausencia del Estado en ciertos lugares del territorio colombiano obedece a muchos factores, entre ellos el geográfico, tomand...

Lo más leído

Chistes para contar en Navidad

Marian Otero | Ocio y sociedad

La Navidad en la literatura

Antonio Acevedo Linares | Literatura

El árbol de Navidad y la evolución de un culto milenario

Berta Lucía Estrada | Otras expresiones

Plantaciones

Alberto Muñoz Peñaloza | Música y folclor

Historia del metro de Medellín

Luis Javier Villegas B | Historia

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados