Opinión

Las mujeres guajiras están listas para el poder

Fabrina Acosta Contreras

26/07/2022 - 04:35

 

Las mujeres guajiras están listas para el poder
El departamento de la Guajira, en el norte de Colombia / Foto: archivo PanoramaCultural.com.co

 

“La equidad de género no es un asunto de mujeres sino de desarrollo”

Rebeca Grynspan

Sin duda, es el tiempo de las mujeres. No me cansaré de decirlo porque el mundo, y especialmente La Guajira, necesita la visión femenina resiliente, transformadora y amorosa. Es momento de desarraigar el machismo en la política, que no siga siendo “normal” que haya en las asambleas o los concejos pocas mujeres, que de las 32 gobernaciones en el país no sean solo una o dos mujeres gobernadoras, que en el Congreso lleguemos al 50/50 de una vez por todas. Es que las mujeres ya hemos demostrado con honores que tenemos capacidades, preparación y vocación para liderar procesos en cargos de poder, ya basta de reafirmar imaginarios sociales como “detrás de un hombre hay una buena mujer”, esa premisa tiene todo el argumento para ser transformado y asumir la narrativa de igualdad de derechos entre hombres y mujeres, en la cual, no se establezcan ventajas patriarcales.

Es momento de dejar de exigirle perfección a las mujeres y comenzarlas a percibir como reales, capaces, autónomas y libres de opresiones machistas. La democracia estará incompleta sin ellas. Celebro la llegada al Congreso de la República de dos mujeres guajiras e indígenas, Martha Peralta y Carmen Ramírez, que la vicepresidenta de Colombia sea una lideresa Afro como Francia, pero la celebración será completa cuando tengamos por primera vez a una presidenta y cuando no sea la excepción sino la regla que las mujeres estén en cargos de poder político electoral.

Mujeres: paridad ya

La participación política con enfoque de género debe garantizar tres elementos: inclusión, representación y paridad. El gran reto de las mujeres es atreverse a desmitificar mandatos machistas y avanzar desde la Sororidad política, dejar de ser competencia para ser fortaleza.

Definitivamente, es el tiempo de las mujeres en lo público y no vamos a silenciarnos más. Buen ejemplo de esto en Colombia es el movimiento político “Estamos listas” y organizaciones sociales como Artemisas (campaña Paridad Ya), entre otras.

Será el siglo de las mujeres”. De ahí que se necesitan más mujeres en espacios de poder que garanticen una representación igualitaria; mujeres que utilicen su poder para escuchar, hacer alianzas y que construyan democracia. Y ante estos retos indicó que, aunque no será fácil, están llamadas a trabajar para derrotar la desconfianza… Fuerza y coraje para seguir en la política porque sus países las necesitan”, (Michelle Bachelet).  

Es importante mencionar que, en el ámbito político, se presentan múltiples desafíos para lograr la paridad, como es el caso de las modificaciones planteadas en el nuevo código electoral. Colombia ostenta una de las brechas de participación más amplias de Latinoamérica: las mujeres ocupan el 19,7% de las curules en el Congreso, el 17,5% en las Asambleas y el 17,9% en los Concejos.

El artículo 84 del nuevo Código Electoral, aprobado por el Congreso de la República y en revisión de la Corte Constitucional, aumenta el porcentaje de participación de las mujeres del 30% al 50% en las listas para corporaciones públicas, cuando:

-Se elijan 5 o más curules,

-Se sometan a consulta, a excepción de su resultado, y

-Se elijan directivos de organizaciones políticas, cuando opten por esta forma.

Artículo 84: Cuota de género. En atención a la aplicación progresiva de los principios de equidad de género, paridad, alternancia y universalidad consagrados en los artículos 40, 107 y 262 de la Constitución Política; en las listas donde se elijan cinco (5) o más curules para corporaciones de elección popular o las que se sometan a consulta, a excepción de su resultado, incluyendo aquellas relativas a la elección de directivos, cuando las agrupaciones políticas opten por este mecanismo para elección, deberán conformarse por un mínimo de cincuenta por ciento (50%) de mujeres, sobre el número de candidatos inscritos a la corporación que se pretenda postular.

En este sentido, es importante mencionar que el concepto de paridad no solo requiere que las mujeres y hombres tengan una participación de 50 y 50 en los órganos de decisión. La autonomía de las mujeres es un factor fundamental para garantizar el ejercicio de sus derechos humanos en un contexto de plena igualdad, con control sobre su cuerpo, con la posibilidad de generar ingresos, tener recursos propios y participar plenamente de la toma de decisiones que afectan su vida y su colectividad.

Muchas mujeres están convencidas de su autonomía y reconocen el derecho que tienen a pensar desligadas de un mandato masculino, por ello, se atreven a transitar por las estrechas rutas de apertura política como resultado de la determinación de su liderazgo, logrando desnormalizar las violencias basadas en género. La representación política de las mujeres es, en primer lugar, una cuestión de justicia: las mujeres son la mitad de la población mundial, deberían ocupar la mitad de las oficinas públicas (Phillips, 1995).

Mujeres Guajiras, esto es con ustedes

Finalmente, el llamado para las mujeres guajiras es que se atrevan a participar en política con autonomía, fuerza, sororidad y plena consciencia de aportar a procesos de equidad e igualdad de derechos, que la llegada de las mujeres al poder no signifique servirle al patriarcado, sino que implique el fomento de acciones transformadoras que beneficien a todas las mujeres, porque si una mujer avanza, todas avanzamos del mismo modo. Si a una la violentan o no les va bien en su gestión, también todas nos afectamos, es momento de escribir nuevas historias desde genuinas sororidades, especialmente en la política.

 

Fabrina Acosta

Sobre el autor

Fabrina Acosta Contreras

Fabrina Acosta Contreras

Evas&Adanes

Nieta de Rita Contreras, leyenda viva de 109 años. Escritora e investigadora Guajira, psicóloga, Magister en estudios de género, Magister en Gestión de Organizaciones y Especialista en Alta Gerencia. Creadora de la Asociación “Evas&Adanes” desde la cual lidera diversas iniciativas ciudadanas como los foros “La Mujer en el vallenato”, “Tejiendo esperanzas por la Guajira”, el programa radial Evas&Adanes, entre otras. 

Ha recibido reconocimientos por la causa que lidera tales como: Joven sobresaliente de Colombia TOYP 2018 (JCI Colombia), máxima distinción del departamento de La Guajira medalla Luis Antonio Robles, personaje diez en el departamento de Amazonas, medalla a Mujer extraordinaria con proyección social otorgada por la Asociación de Mujeres de la Guajira. 

Ha sido columnista por más de 10 años de varios medios puntualizando temas de género y derechos de las mujeres, así como las causas por la guajira. Es autora de los libros Mujer Sin Receta: Sin Contraindicaciones para hombresEvas culpables, Adanes inocentes”, “De esas costumbres que hay en mi tierra: una mirada a los imaginarios sociales de la violencia de género”, “Mujeres sin receta: Más allá de los mitos”.

 

@Facostac

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Historia nacional de la infamia

Historia nacional de la infamia

El pasado domingo tres de Agosto pude, finalmente, cumplir una cita que llevaba aplazada varios años: una cita con varios de mis mue...

Así nació el Festival

Así nació el Festival

Parecía la puerta de una iglesia, grande y ancha; por ahí ingresó un hombre que no media más de uno sesenta, pero se veía aún má...

Por arriba y por abajo

Por arriba y por abajo

¡Hermosa perspectiva! Maravillosa imagen captada por tus ojos, Hernando Vergara. Me ha inspirado las siguientes letras que te compar...

Yolima y yo

Yolima y yo

  No preciso las noches que han pasado desde aquel momento que, como gatas de tejado, maullábamos felices creyéndonos el cuento y...

Las violencias: una pandemia por erradicar

Las violencias: una pandemia por erradicar

  Han pasado muchos días sin escribir mi columna habitual, estaba en un espacio de reflexiones y silencios, en el cual, observé muc...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados