Opinión

Editorial: El reconocimiento de la mujer en la sociedad de hoy

Redacción

19/11/2012 - 12:15

 

La mujer ha sido uno de los grandes centros de atención esta semana en Valledupar y lo seguirá siendo durante lo que queda de este mes.

El día internacional en contra de la violencia de género –el 25 de noviembre– es uno de los motivos de esta gran movilización que ha dado lugar a tertulias y proyecciones de películas en distintas comunas (todas relacionadas con la situación de la mujer).

La biblioteca Rafael Carrillo, por su lado, también se ha sumado a este evento incluyendo en su habitual sesión de “Cine parta todos” unas películas con enfoque de género y discusiones posteriores.

A todo esto, debe agregarse el programa de la gobernación que, dentro de su proyecto de Escuela de Liderazgo, organizó la semana pasada unas jornadas dedicadas especialmente a las mujeres líderes. En este encuentro prevalecieron las nociones de emprendimiento y de mejora continua: características básicas para un cambio social.

Desde aquí, celebramos este enfoque multilateral. De este modo se está sensibilizando sobre los abusos que puede padecer la mujer en nuestra sociedad y al mismo tiempo se concientiza acerca del poder que tiene para impulsar los más drásticos cambios.

La mujer es el centro de todo desarrollo. Ella es la que, desde muy temprano, educa a los niños, la que les muestra un modelo de vida, la que ayuda a sostener económicamente un hogar, la que se preocupa por la salud y múltiples cuestiones domésticas.

Si no la tenemos en cuenta, no se puede concebir un futuro en el que se hable de calidad de vida, estabilidad, sostenibilidad y dignidad. Todo pasa por ella porque, finalmente, es un agente esencial de unión y comunicación.

Sin embargo, consideramos que esos conceptos en pro de la Mujer deben llegar a esferas más durables y profundas. La Educación de los niños es una vía imprescindible para exponer desde una muy temprana edad cuáles son los principios para una convivencia sana y respetuosa.

Es preciso dar a estos jóvenes –que en 10 o 15 años llegarán a los mercados de trabajo o emprenderán distintos proyectos sociales– modelos de liderazgo en coherencia con lo que se está buscando.

Es cierto que los programas de sensibilización a corto plazo (como los que se están organizando ahora) son necesarios, pero sólo tendrán una permanencia si van acompañados de un plan educativo estructurado en el que la mujer se vea empoderada y respetada.

Por lo demás, invitamos nuestros lectores –sean hombres o mujeres– a exponer sus ideas y visibilizar una temática que tiene especial relevancia en las comunas periféricas de Valledupar y otras aldeas más lejanas del Cesar.

Con una mujer emprendedora, respetada y dignificada, es posible pensar en un futuro donde la estabilidad, la paz y la prosperidad colectiva sean los factores principales de este departamento.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Gustavo Francisco Petro Urrego, nuevo presidente de Colombia

Gustavo Francisco Petro Urrego, nuevo presidente de Colombia

  El doctor Gustavo Francisco Petro Urrego se posesionó como nuevo presidente de Colombia para ejercer como tal en el periodo 2022-2...

Bendita 550, sálvanos

Bendita 550, sálvanos

En el mágico mundo ideado por Gabriel García Márquez “Macondo” existe una población antiquísima, denominada San Miguel de la...

Cambio generacional

Cambio generacional

  Un cura español, Jesús Sanz Sánchez, un golcondiano que siempre menciono por sus enseñanzas, me dijo un día: Hay que ser más ...

Concurso de personeros: resultó peor el remedio que la enfermedad

Concurso de personeros: resultó peor el remedio que la enfermedad

Son muchísimos los casos a lo largo y ancho del territorio nacional, en los cuales las personerías municipales se encuentran acéfa...

Los niños que dirigen la izquierda en Colombia

Los niños que dirigen la izquierda en Colombia

  Es una premonición a voces: ese sueño de un país justo y equilibrado, volverá a aplazarse, por lo menos no empezarán a senta...

Lo más leído

Los colores de la bandera de Colombia

Alberto Cajal | Patrimonio

La iguana: un símbolo de la costa Caribe

Redacción | Medio ambiente

¿Es indígena la guacharaca?

Weildler Guerra Curvelo | Música y folclor

Pedro García: el incansable parrandero del “Trovador ambulante”

Eddie José Dániels García | Música y folclor

La música del Bajo Magdalena y el vallenato

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados