Opinión

Nuevo departamento: una pulsión de rebeldía

Diógenes Armando Pino Ávila

17/01/2023 - 04:55

 

Nuevo departamento: una pulsión de rebeldía
La región Caribe de Colombia / Foto: archivo PanoramaCultural.com.co

 

El malestar de los habitantes de municipios opuestos a las capitales de sus departamentos, es un fenómeno creciente. Los residentes de estos municipios sienten que son sojuzgados por el gobierno departamental, sus gentes sienten que son discriminados por los políticos que ostentan desde siempre el poder. Los ciudadanos de los territorios perciben que sus intereses locales no son tenidos en cuenta en la toma de decisiones del ente territorial llamado departamento. Es más, ven con claridad meridiana que no tienen cabida o representación política y administrativa en lo que a departamento se refiere.

Ante esta situación, las administraciones departamentales, asambleas, alcaldes y concejales no se dan por aludidos y siguen en el viaje que les brindan las mieles del poder, ellos siguen emitiendo divulgando y promoviendo un statu quo nocivo para la población afectada, sin embargo, como favorece a quienes disfrutan del poder, se hacen los de la vista gorda ante el creciente malestar que provocan. Son incapaces de pensar en el problema y plantear soluciones, no emiten medidas, ordenanzas, decretos, acuerdos u otra medida que corrija la situación anómala que propicia el malestar. Antes, por el contrario, se aferran a ese statu quo para no salir de la zona de confort. Los medios de comunicación local o regional, hacen otro tanto, no posan la mirada sobre ese malestar que es caldo de cultivo del descontento y rebelión popular, esos medios, llámense, periódicos, revistas, emisoras comunales, emisoras privadas, columnistas, noticias, callan el fenómeno en una orquestación perversa que deteriora la credibilidad del pueblo hacia dichos medios.

Qué bueno sería que este malestar creciente fuera el campanazo de alerta para que desde lo departamental y municipal se inicie una campaña agresiva para la consecución de recursos que propicien el desarrollo de los territorios, y que se presenten planes, proyectos de vías, infraestructuras, tenencia de tierra productiva, pesca, vivienda y sobre todo educación para que estos pueblos abandonados se acerquen al desarrollo económico y social al que, por tantos años, le han negado. Qué bueno sería darle la oportunidad a los hijos de estos territorios para hacer parte de asambleas departamentales, miembros o directivos de algunas sectoriales para que, desde esos puestos, puedan jalonar e impulsar el desarrollo de nuestras regiones.

Ahora, no es que esté en desacuerdo en que se pretenda cortar el problema con la creación de nuevos departamentos, lo que preocupa o me preocupa es que estas intentonas están naciendo muertas, me explico, ante la disyuntiva de crear nuevo ente territorial nace, en primer lugar, un nuevo liderazgo social, lo que es de beneplácito para desintoxicar el espectro político enrarecido de la política local. Esos nuevos líderes, sospecho, comienzan a sentir la dura presión de los politiqueros locales quienes a punta de zancadillas quieren cerrarle el paso. También hay políticos de vieja data, que, destetados del poder departamental, buscarán un reencauche que les permita renacer de sus frías y apagadas cenizas. Una más de las preocupaciones, entre otras, es que veo unos argumentos demasiado pobres, sin peso, el que más menciona la gente es la distancia que hay de los municipios a las capitales, lo cual puede ser válido pero no fundamental, y lo es solo para el caso de los municipios del sur de Bolívar con relación a Cartagena, y es válido en aras de discusión. Sin embargo, se le puede contra-argumentar que Bogotá, como capital de Colombia, queda muy lejos de algunos departamentos y qué decir de pueblos.

No se sabe hasta qué punto han abordado como argumento, la cultura y demás formas identitarias comunes, que sirva como hilo conductor para darle coherencia a la coexistencia de la gente del territorio, hasta qué punto el nuevo ente territorial tendrá la claridad de propiciar la pluralidad étnica y la multiculturalidad existente en la territorialidad que cobijará. ¿Qué se ha discutido sobre la parte política organizativa de estos municipios? ¿Se trazarán reglas claras de participación o será la rebatiña del poder de parte de los que se quieren perfilar contra los que como productos de desecho han botado a la caneca la clase dirigente del departamento actual? ¿Qué se dice sobre educación? ¿Han llamado a personas con experiencia en el ramo para que perfilen así sea un borrador a seguir? ¿Qué opinan sobre la necesidad de crear o abrir sedes universitarias que cobijen el nuevo ente con propuestas profesionales acordes al perfil productivo del territorio? En el renglón salud, han evaluado la situación, han valorado la prestación del servicio a los afiliados y no al sistema. Han vinculado al pueblo a esta discusión o es tema solo para los escogidos. Cual será el medio utilizado para la consecución de la meta: Ley, Acto Legislativo u otro que la Constitución permita. Han consultado y organizado la parte gremial del territorio el nuevo departamento es solo para escogidos.

¿Qué mecanismos de participación ciudadana utilizarán? La Constitución Nacional en el Artículo 103 menciona: el plebiscito, el referendo, la consulta popular, el cabildo abierto, la iniciativa legislativa. Por último, sopesar si el cambio es benéfico o no, si los municipios tendrán la paciencia de los cesarenses que esperamos cincuenta años para que Valledupar se hiciera ciudad. ¿Tendremos que esperar cincuenta más para que la nueva capital se haga o arrancamos con unos acuerdos mínimos y de legalidad y equidad que permita el desarrollo armónico de todos los territorios involucrados?

 

Diógenes Armando Pino Ávila

Sobre el autor

Diógenes Armando Pino Ávila

Diógenes Armando Pino Ávila

Caletreando

Diógenes Armando Pino Ávila (San Miguel de las Palmas de Tamalameque, Colombia. 1953). Lic. Comercio y contaduría U. Mariana de Pasto convenio con Universidad San Buenaventura de Medellín. Especialista en Administración del Sistema escolar Universidad de Santander orgullosamente egresado de la Normal Piloto de Bolívar de Cartagena. Publicaciones: La Tambora, Universo mágico (folclor), Agua de tinaja (cuentos), Tamalameque Historia y leyenda (Historia, oralidad y tradición).

@Tagoto

1 Comentarios


Eduardo Rodríguez Vega 19-01-2023 01:58 PM

¡De que va, va! Esperemos que proceso de curación camine. Si no se da, la dirigencia de estos departamentos debe pellizcarse. En caso que no reaccionen habrá una segunda intención.

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

La imposibilidad del socialismo

La imposibilidad del socialismo

  Lo que nos caracteriza a los seres humanos son nuestras acciones, tenemos una creatividad ilimitada que usamos para modificar el pr...

Una mirada a lo lejos: los estragos del covid

Una mirada a lo lejos: los estragos del covid

El repunte de contagios provocado, en cierta medida, por las reuniones de fin de año y la confusión generada por medidas sanitarias i...

Elector burlado

Elector burlado

Hace dos semanas traté en esta columna el caso de los alcaldes municipales, y palabras más y palabras menos, los tipifiqué entre p...

La política y la mentira

La política y la mentira

La política, que debería ser el arte de servir a las gentes, se ha convertido en el arte de la mentira. El político miente al pueblo...

El tobogán de las noticias amañadas

El tobogán de las noticias amañadas

  Estas últimas semanas en Colombia han sido como montarse en un enorme tobogán con subidas y bajadas vertiginosas, pues salíamos ...

Lo más leído

El Porro colombiano

Jairo Tapia Tietjen | Música y folclor

Historia del teatro moderno y universal

Rolando Sifuentes | Artes escénicas

El Palo de Cañaguate

Aníbal Martínez Zuleta | Medio ambiente

Ese intruso gato azul

Guillermo Valencia Hernández | Literatura

Grandes poemas sobre la amistad

Redacción | Literatura

Los grandes poetas de la canción vallenata

José Atuesta Mindiola | Música y folclor

Tres Marías

Diego Niño | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados