Opinión

El fantasma del secuestro vuelve y asusta a los cesarenses

Nerio Luis Mejía

15/03/2023 - 01:00

 

El fantasma del secuestro vuelve y asusta a los cesarenses
Desde enero de 1970 hasta el 2010, en el Cesar fueron secuestradas 2621 personas / foto: cortesía

 

Revisando dentro de mis archivos, me encontré con un viejo recorte de periódico costeño, del año 2017, el cual titulaba “Cesar deja atrás el drama del secuestro”. Esta práctica delictiva que castigó a los colombianos, se ensañó en contra de los habitantes del departamento. No era un delito que afectaba exclusivamente a los gremios económicos, aquí todos sufrimos las consecuencias devastadoras de este delito, nuestro departamento experimentó -más que ninguno otro- este flagelo. De acuerdo a un informe del Centro Nacional de Memoria Histórica, desde enero de 1970 hasta el 2010, en el Cesar fueron secuestradas 2621 personas.

Cuando ya todos en la región respirábamos la tranquilidad de poder movilizarnos de manera tranquila y a cualquier hora por las vías del departamento, dejando atrás ese doloroso episodio y quedando en nuestras memorias o en los viejos recortes de prensa, reaparece este fantasma que tanto asusta a los colombianos y en especial a los habitantes de la tierra de los cantos de vaquería.

El secuestro es un delito que atenta contra las reglas establecidas en el Derecho Internacional Humanitario (DIH), el cual ampara de manera enérgica a las personas y los bienes de carácter civil, quien incurre en estas prácticas no solo debe enfrentar la justicia colombiana, sino también los tribunales internacionales. Este delito no es amnistiable, dada su atroz característica.

El departamento del Cesar fue una región en disputas por paramilitares y guerrilleros, que vieron en la práctica del secuestro, una forma muy lucrativa para financiar la guerra, dejando a su paso la desolación de poblados enteros, el miedo era el común denominador de acercarse al campo. Existía allí una mayor exposición de ser víctima de los tantos crímenes que traen consigo los conflictos armados, entre ellos el más relevante como lo es el secuestro.

Entre 2022 y 2023, se han presentado varios casos de este abominable delito en especial en el sur del departamento, podría considerarse que tiene mucho que ver con los límites geográficos que compartimos con la región de Norte de Santander o Subregión del Catatumbo. Esta región del país es una de las que más presencia de actores armados al margen de la ley concentra en su territorio, por la porosidad de la zona de fronteras con el vecino país de Venezuela.

La práctica del secuestro es un crimen que no solo afecta a los gremios productores de la región, nos afecta a todos los colombianos, desde el empresario, hasta el colombiano de a pie, ya que esto genera el miedo de invertir en los territorios, especialmente en el sector que mayor esperanza nos puede brindar en la generación de nuevos empleos, en nuestro departamento como es el agropecuario.

Los recientes casos de secuestros, que se han presentado en el Cesar, demuestran la degradación del conflicto, donde los afectados han sido pequeños propietarios de tierras, quienes ejercen a escala menor la ganadería, como forma de subsistencia, por lo que a la vez se podría interpretar que todas aquellas personas que realicen cualquier actividad económica pueden ser víctima de este infame delito.

El llamado es a las autoridades civiles y militares de orden regional y nacional, no mirar estos casos de secuestros como un asunto trivial, es un tema que amerita la urgente necesidad de abordarlo junto a las autoridades del departamento de Norte de Santander y se coopere de manera conjunta, en la creación de planes de trabajo que efectivamente puedan contrarrestar este crimen.

Lo que augura los tiempos venideros en medio de la agitación política y social por la que atravesamos como país, es el aumento de todas las formas de delitos a lo largo y ancho de nuestra geografía nacional y una justicia que avanza a pasos de tortuga, permitiendo un caos que alimenta la violencia y el secuestro que hace años habíamos superado.

 

Nero Luis Mejía

Sobre el autor

Nerio Luis Mejía

Nerio Luis Mejía

Pensamientos y Letras

Nerio Luis Mejía es un líder comunal, defensor de los Derechos Humanos, quien ha realizado de manera empírica un trabajo de investigación acerca de las causas que han propiciado -y siguen alimentando- el conflicto armado y social colombiano. Mediante sus escritos, contextualiza las realidades territoriales.

@NerioMejia24

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

La deuda de Valledupar con “El Cacique de la Junta”

La deuda de Valledupar con “El Cacique de la Junta”

Por estos días no se habla de otra cosa, ni hay un programa de televisión con mayor rating en Valledupar y el país, que la telenov...

¡Apareció el avión en Colombia!

¡Apareció el avión en Colombia!

“La aviación en si no es peligrosa; pero como el mar castiga severamente las incapacidades y la negligencia”. Reflexión popular ...

Apendejados por los escándalos

Apendejados por los escándalos

  En Colombia, el clima de críticas, enfrentamientos y destapes políticos viene in crescendo, todos los periódicos, los noticier...

Se vino el festival

Se vino el festival

En las calles se siente. Caminan personas con ademanes diferentes a los nuestros, muchos llevan morrales en sus espaldas, los semáfo...

La Riohacha amada. En retrospectiva

La Riohacha amada. En retrospectiva

Un pequeño poblado, de unas cinco o diez calles polvorientas, a lo sumo, con una plaza central que, según las fotos que vi en la sa...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados