Opinión

Las resurrecciones

Nerio Luis Mejía

20/04/2023 - 00:03

 

Las resurrecciones

 

Luego de una semana de reencuentros espirituales, familiares y vacacionales, los colombianos iniciamos nuestras actividades cotidianas, algunos recordando los momentos de paz y aventuras que nos deja la celebración de la semana mayor, añorando el regreso a esos hermosos lugares como paisajes, iglesias, catedrales y series de televisión alusivas al nacimiento, muerte y resurrección de Cristo.

Nuestro país podría considerarse la meca del cristianismo mundial, donde no solo la resurrección de Cristo, la de Lázaro o la Hija de Jairo, nos acercan a las tierras sagradas, esas reflejadas en los numerosos pasajes bíblicos, porque aquí se presentan situaciones un poco similares.

Una semana después del domingo de resurrección, fuimos testigos los colombianos de cómo los medios de comunicación nos ofrecían imágenes y trasmisión desde las sábanas del Yari, sobre la resurrección de la extinta guerrilla de las Farc y su comandante Néstor Gregorio Vera Fernández, más conocido con el alias de Iván Mordisco, perseguido por las cámaras de televisión. Al estilo de las grandes personalidades de Hollywood, el resucitado comandante, Iván Mordisco, volvía a aparecer luego de su muerte anunciada durante el pasado gobierno de Iván Duque.

Las imágenes han generado toda una serie de controversias, y la presencia de cientos de hombres fuertemente armados frente a miles de personas, procedentes desde distintas regiones del país, nos lleva a pensar que el acuerdo de paz firmado entre el gobierno de Juan Manuel Santos y esa guerrilla fue todo un fracaso.

Lo que vimos el domingo 16 de abril, nos recordó la antigua zona de distención del Caguán en (1998-2002), en el entonces gobierno de Andrés Pastrana Arango. La permanencia de guerrilleros de las Farc luciendo lujosas camionetas, fusiles de última generación y la masiva asistencia de comunidades al encuentro con los guerrilleros, en la búsqueda de solucionar los problemas que se presentan en sus regiones, daba un carácter de autoridad legitima a estas fuerzas al margen de la ley, y esto debe llamar la atención del gobierno nacional.

Ahora nos queda por preguntar al alto comisionado de paz, Danilo Ruedas, si este evento estaba permitido, ya que muchos lo interpretamos como una zona de despeje, sin conocer aun los mecanismos de verificación, de cómo se ira a llevar este proceso.

Si bien se conocía poco sobre la región del Yari, se les había concedido un espacio a los miembros del estado mayor central de la guerrilla de las Farc, con el objetivo de reunir a los comandantes de las diferentes estructuras de esa agrupación y poder establecer un consenso, para avanzar en los diálogos de paz. Poco se sabe si la interacción con la población civil estaba autorizada.

¿Qué habría ocurrido ante una eventual presencia de la fuerza pública en ese lugar abarrotado de civiles, junto a cientos de mujeres y hombres armados?

Es notable el compromiso del gobierno de Gustavo Petro con la Paz total y ojalá podamos encontrar el camino que nos conduzca a ella, porque, de no ser así, quedará para la historia el hecho que el gobierno del cambio le facilitó a las disidencias de las Farc rearmar su secretariado surgido en la décima conferencia guerrillera.

 

Nerio Luis Mejía

Sobre el autor

Nerio Luis Mejía

Nerio Luis Mejía

Pensamientos y Letras

Nerio Luis Mejía es un líder comunal, defensor de los Derechos Humanos, quien ha realizado de manera empírica un trabajo de investigación acerca de las causas que han propiciado -y siguen alimentando- el conflicto armado y social colombiano. Mediante sus escritos, contextualiza las realidades territoriales.

@NerioMejia24

1 Comentarios


ALFONZO 20-04-2023 11:09 AM

Excelente columna

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Quiero ser hijo

Quiero ser hijo

Los niños irradian ternura e inocencia, no importa su raza, religión, condición social ni nada de esa basura que la sociedad de ad...

El muro de las lamentaciones

El muro de las lamentaciones

  Definitivamente, a nosotros los músicos nos impresionan más con la forma que con el fondo, recientemente en Valledupar y en gener...

La tarea del profesor Caamaño

La tarea del profesor Caamaño

"Por ahí estuvo el profesor Caamaño, buscándote". Esas eran las palabras que periódicamente me decía la seño Gloria, mi madre, la...

2018: se mueve Colombia y Latinoamérica

2018: se mueve Colombia y Latinoamérica

  Es normal que periodistas, politólogos, analistas, y sobre todo, nosotros los generadores de opinión, acostumbremos a proclamar...

Valledupar merece convertirse en ciudad

Valledupar merece convertirse en ciudad

Habitualmente, en la esfera de la planeación urbana contemporánea suele hablarse de transformación de ciudad, desde luego, Valledupa...

Lo más leído

El Porro colombiano

Jairo Tapia Tietjen | Música y folclor

El Palo de Cañaguate

Aníbal Martínez Zuleta | Medio ambiente

Costumbres que hacen de Colombia un país único

Verónica Salas | Ocio y sociedad

Ese intruso gato azul

Guillermo Valencia Hernández | Literatura

Grandes poemas sobre la amistad

Redacción | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados