Otras expresiones

“Es un homenaje a la memoria de mi madre y mi padre”

Redacción

04/10/2013 - 10:50

 

José Atuesta Mindiola (dcha.) junto con su esposa Belkys Salas (izqda.) y el alcalde de Valledupar (centro)Las Fiestas de Mariangola (Cesar) –que habitualmente se realizan entre el 13 y 15 de septiembre– representan para muchos habitantes del Cesar un motivo para volver a los recuerdos de infancia o reencontrarse con los familiares.

Es el caso del docente y poeta José Atuesta Mindiola quien fue condecorado este año durante esas festividades por su labor cultural y su constante difusión del festival Tierra del Cachaquito.

Aprovechamos la ocasión para entrevistarlo y conocer más de cerca la actividad cultural de este corregimiento en pleno crecimiento.

Las fiestas del corregimiento  de Mariangola y el Festival Tierra del Cachaquito son famosos en el norte del Cesar: ¿En qué se caracterizan?

La fiesta del Santo Cristo es el 14 de septiembre. Como todas las fiestas patronales de los pueblos, los católicos celebran con fervor religioso estas fechas, porque, además de la misa y la procesión, se vive un reencuentro familiar y de amistad. Llegan de Valledupar y de otros lugares personas allegadas al pueblo. Se disfruta en familia de un almuerzo campestre y es muy placentero escuchar la música de banda en una procesión y ver la gente caminar con recogimiento y respeto.

Desde hace 10 años, La Fundación Cultural, que preside Elibeth Zequeira Ramírez, viene organizando el Festival “Tierra de Cachaquito”, y se caracteriza por los concursos de acordeoneros infantiles, canción inédita, piqueria y voz aficionada.

Desde su perspectiva, ¿cómo han evolucionado estas celebraciones?

Cuando mi madre, la maestra Juana Mindiola de Atuesta, empezó a organizar la traída del sacerdote y la primera procesión, se constituía una junta pro-fiesta y se realizaban varias actividades para recolectar fondos. No existían los entes culturales. Hoy las cosas han cambiado de manera favorable. El sacerdote Alfredo Guerra Nasser desde el 2003 que dirige la parroquia viene organizando las fiestas. Él se encarga de gestionar en Valledupar los recursos con amigos ganaderos, empresa privada y los entes oficiales culturales. Es un apóstol que ha liderado con éxitos las fiestas.

Usted fue uno de las personalidades reconocidas dentro de las fiestas el pasado 14 de septiembre. ¿Cómo recibió esa condecoración por su labor cultural?

Todas las condecoraciones que he recibido me llenan de inmensa alegría espiritual. Lo primero que hago es darle gracias Dios por la vida y los dones, y a mis padres por sus enseñanzas.  En esta ocasión el Sacerdote Alfredo Guerra tuvo a bien entregarme una condecoración por mi amor por Mariangola, mi labor docente y cultural y mi apoyo a la iglesia. Pero en el fondo es un homenaje a la memoria de mi madre y mi padre. 

En la actualidad, reside en la ciudad de Valledupar, donde siempre hace lo posible para recordar lo que ocurre en Mariangola y otros municipios  ¿Considera usted que se puede incrementar la relación de Valledupar con los corregimientos o pueblos aledaños?

Yo con frecuencia visito a Mariangola. Allá tengo grandes amigos, que fueron amigos de mis padres. En el cementerio del pueblo reposan los restos de mis padres.

Una de las formas de incrementar las relaciones entre los corregimientos, es que en vez de festival se realicen encuentros culturales intercorregimentales. Por ejemplo, que en Mariangola se reúnan los corregimientos cercanos  (Aguas Blancas, Valencia, Caracolí y Los Venados), y cada corregimiento lleve delegaciones de adultos y estudiantes de danzas, compositores, cantantes, verseadores y músicos. Además, que haya recitales de los poetas, exposiciones de sus pintores, que las modistas presentes sus confecciones y se muestren los platos típicos. No debe faltar en el encuentro, el espacio para que se hable de la historia y personaje de los pueblos.

¿Siente nostalgia por esos años de la infancia o adolescencia que pasó en Mariangola?

Permítame responder esta pregunta con estas décimas a Mariangola:

Los tambores de la aurora

son los espejos del día

donde el sol es sinfonía

iluminando las horas.

Mi bella tierra sonora

eres agua de mi sed

porque en ti yo comencé

a beber de la poesía

mientras mi padre escribía

versos al cerro ´e la Ve.

II

Cerro gigante famoso

a quien mi padre cantó

y en sus versos bautizó

como celeste coloso

del cuerpo verde rocoso

cerro madre de la fuente

del río y dice presente

cuando pasa por aquí

hasta baila el colibrí

en su murmullo ferviente.

III

Mariangola de mis sueños

alborada en melodía

te añoro todos los días

como si yo fuera el dueño

de la luna y el ensueño

de tu noche silenciosa

en ti tierra primorosa

escuché por vez primera

los silbos de primavera

entre el clavel y la rosa.

IV

Mariangola en tus sabanas

brilla el sol en el rocío

y el viento fresco del río

con su verdor engalana.

Los cantos de la mañana

turpiales y ruiseñores

en romance de fulgores

y sutil delicadeza

le roban a la cereza

el perfume de sus flores.

V

Cuando yo piso tu suelo

un aroma de floresta

me llena el alma de fiesta

y como un pájaro vuelo

por el azul de tu cielo

así recorro en la altura

mi niñez y la premura

de aquellas primeras letras

que mi madre la maestra

me enseñaba con ternura.

VI

Mariangola, Mariangola

vivo rodeado de amigos

y Dios está de testigo

de lo que te digo ahora:

me regalaste la aurora

y los meleros de abril

a mis noches el candil

que ilumina con esmero

todas las cosas que quiero

Mariangola mi redil.

Gracias por esos hermosos versos. Su madre, la maestra Juana Mindiola de Atuesta, quien figura en estas décimas, es conocida por haber participado y organizado un gran número de eventos culturales y sociales en Mariangola. Entre ellos se destaca también la primera procesión. ¿Cuál es el recuerdo que queda de ella en el corregimiento de Mariangola?

En Mariangola se recuerda mucho a mi madre, durante cuarenta años ejerció la docencia. Llegó a Mariangola en 1953.  Antes de ella, los cuatro maestros nombrados renunciaban porque no soportaban las hostilidades del mosquito jején. Desde 1980, la escuela pública lleva su nombre “Juana de Atuesta”. Hoy la escuela funciona como anexa a la Institución Educativa Rodolfo Castro. Mi padre, José Eleuterio fue inspector del corregimiento por ocho años, un funcionario que hacía respetar la ley y tiene gran sentido ecologista; fue el primer guardián de las riberas del río y de las sabanas comunales.

¿Qué nos espera en Mariangola para los meses o años venideros?

Mariangola es el corregimiento con más habitantes en el municipio de Valledupar. Desde el 2003 fue erigida Parroquia por la Diócesis de Valledupar, siendo monseñor José Agustín Valbuena. Hay anuncio importante del gas domiciliario. Aunque se debe mejorar el servicio de fluido eléctrico, sus redes, sus postes y la reducir las tarifas. Es necesario que el gobierno y la empresa privada impulsen proyectos productivos agropecuarios y de otra índole, para fomentar fuentes de trabajos.  También se deben mejorar las vías de comunicación con La Sierra para facilitar el transporte de alimentos.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Una estampilla para conmemorar a Rafael Pombo

Una estampilla para conmemorar a Rafael Pombo

En el marco del año Pombo declarado por el gobierno nacional, el Ministerio de Cultura ha organizado diferentes iniciativas que invita...

La lucha indígena por el acceso a la tierra

La lucha indígena por el acceso a la tierra

Algo ha cambiado en la forma de comunicar de los pueblos indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta. El acceso restringido a sus lug...

El culto a la virgen del Carmen: Lo simbólico y lo territorial

El culto a la virgen del Carmen: Lo simbólico y lo territorial

Muchas experiencias de convivencia entre vecinos se han consolidado alrededor del manejo y uso del espacio, solidaridades compartidas p...

El primer centro de memoria del Cesar, inaugurado en San Diego

El primer centro de memoria del Cesar, inaugurado en San Diego

Algunos proyectos esenciales para fortalecer la identidad de un pueblo cobran su sentido sólo cuando se exponen al público. La eviden...

Mirando a Latinoamericana para la gestión de la crisis económica

Mirando a Latinoamericana para la gestión de la crisis económica

Más allá de consideraciones de índole filosófica, la identidad latinoamericana se construye en un paisaje de crisis económica, s...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube