Otras expresiones

Los dulces de Semana Santa, una tradición del Cesar

Redacción

02/04/2012 - 10:54

 

La Semana Santa se caracteriza por ser un momento de profundo recogimiento, pero también una ocasión para compartir con la familia. Pregunten a los habitantes del Cesar lo que solían hacer de pequeño durante la Semana Santa y muchos le contestarán que sus padres o abuelos preparaban dulces para, luego, comerlos entre familiares, vecinos y amigos.

Esta práctica se ha ido perdiendo en algunos lugares debido a los cambios de hábitos y al crecimiento abrumador de la ciudad en los últimos 40 años. Alix López –gerente de una tienda destacada de dulces en Valledupar– es una de las personalidades que tratan de revertir esta tendencia impulsando la Feria de dulces ubicada en la Plaza Alfonso López en los días de la Semana Santa.

“Antes, la gente hacía dulces de uno o dos sabores y se los llevaba al vecino o al tío de enfrente –nos explica Alix–. Luego, el vecino llegaba y compartía los dulces que había hecho por su lado”.

Compartir, conversar, disfrutar de las fiestas, son algunas de las palabras que se asocian a estos exquisitos dulces. Los dulces se han convertido a través del tiempo en un símbolo de unión y compenetración.

No olvidemos tampoco que en tiempos de Semana Santa, las tradiciones impiden que la carne aparezca en la dieta con la misma frecuencia. Por eso, los dulces adoptan un redoblado protagonismo (como sustituto).

“Antaño la gente preparaba arepas de queso, bollos de queso y bollos limpios, y se los comían con dulces –comenta Alix López–. Por eso existe la tradición de preparar dulces de todas las frutas”.

Entre los sabores más destacados, nuestra entrevistada nos señala el dulce de plátano maduro (el más antiguo y conocido) y el de papaya. Estos dos sabores son los más arraigados en la región del Cesar, pero también existen los dulces de  coco con leche, ñame, grosella, corozo, coco y piña, ciruela y muchos más.

“Tenemos diecisiete años organizando esta feria –expresa Alix López– y esto se ha convertido en algo sagrado para los que quieren comprar dulces”. Dentro de las iniciativas que incluye el proyecto ferial, también descubrimos un proyecto de Rutas del Dulce con el fin de explicar a los turistas cómo se elaboran los dulces bajo unos ritmos locales.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Los 70 años del Colegio Nacional Loperena

Los 70 años del Colegio Nacional Loperena

El Colegio Nacional Loperena representa todo un acervo cultural para Valledupar y el Cesar, grandes líderes de todos los campos han eg...

Finalizó el Carnaval Internacional de las Artes

Finalizó el Carnaval Internacional de las Artes

La música, la literatura, el cine, el periodísmo, la ciencia y la pintura estuvieron presentes en el Carnaval Internacional de las Ar...

Fotografiando el Viejo Valledupar a ritmo de maratón

Fotografiando el Viejo Valledupar a ritmo de maratón

Ya se había organizado una maratón fotográfica por el centro de Valledupar en un pasado, pero no de forma tan organizada. Por eso, e...

Pedro Rizo: Historia de un callejón

Pedro Rizo: Historia de un callejón

“Este es el callejón de Pedro Rizo”, dijo el escritor Luis Barros Pavajeau, mientras me guiaba para una serie de fotografías desd...

La Feria Artesanal, una referencia en el Festival Vallenato

La Feria Artesanal, una referencia en el Festival Vallenato

Hace veinte años que la Feria Artesanal abrió sus puertas y, desde entonces, nunca se ha perdido una cita del Festival Vallenato. La ...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube