Otras expresiones

AVIVA y el Mes del Patrimonio

Armando Arzuaga Murgas

11/09/2012 - 11:53

 

Sede de la Fundación AVIVALa Fundación AVIVA nació una noche de luna llena. Mecida en una hamaca de amplia orla, lentamente hubo forma la idea de una entidad que hiciera algo, así fuera levantar la voz en defensa del nobilísimo centro histórico de Valledupar, símbolo perdurable del ingenio de aquellos primeros pobladores que querían trasuntar en estas tierras las que antes habían dejado atrás, allende la mar, en la rancia y católica España del siglo XVI.

En algo tan raizal, autóctono, identitario y nuestro como una hamaca, tomando la fresca -dirían los abuelos- al abrigo de la noche iluminada por la luna de plata, nació la Fundación AVIVA -Amigos del Viejo Valle de Upar-. A decir verdad, nuestra consigna va más allá de lo que objetivamente es la parte antigua de la capital cesarense. En efecto, Valledupar tiene un centro histórico de factura española que clama a gritos por su recuperación.

Pero debe notarse la distinción entre “Viejo Valledupar” y “Viejo Valle de Upar”, asumiendo en estricto sentido la extensa porción de tierra sobre la cual ejerciera su dominio el Cacique inmortal de la nación chimila; esto es, desde los confines de la ciénaga de Zapatosa, espejo de agua en que el Zazare -que así lo llamaron los tupes- ofrece sus aguas al Magdalena, hasta el sitio geográfico donde se encuentran las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta con las de la serranía del Perijá, a la altura de Cuestecita, en La Guajira.

Más allá de esta somera definición, lo que quiero hacer notar es que la de AVIVA no es una vocación local. Los que estamos empecinados en la salvaguarda del Patrimonio Cultural -los avivados, con nuestra presidente fundadora a la cabeza, doctora Alba Luz Luque Lommel-, entendemos muy bien que nuestra labor sobrepasa el límite de lo que materialmente es el viejo centro histórico de la Ciudad de los Reyes, que ciertamente es sólo una parte de dicho patrimonio.

Y poco a poco hemos entendido también que esta tarea esforzada, metódica, disciplinada, y por encima de todo silenciosa, está llamada a trascender. Hace poco, recibimos la aceptación por parte de World Monuments Fund para enlazarnos con su red de afiliados. Y antes nos habíamos integrado a la World Heritage, de las Naciones Unidas. Dos entidades de carácter internacional dedicadas a fortalecer las acciones encaminadas a proteger y divulgar el Patrimonio Cultural del mundo.

Los niños pintan el Patrimonio; el desfile del Día Nacional del Patrimonio; la noche de cantautores; los recitales de luna llena; ¡Vámonos de callejones!; las exposiciones pictóricas; la Ciudad engalanada con pendones alusivos al patrimonio cultural; todas las actividades programadas, que incluyen arte, lúdica, academia y folclor, son ya instituciones refrendadas por el respaldo de la comunidad. Basta decir que el sábado anterior seguimos pintando con la lluvia, guarecidos en una casita de bahareque, mientras al Norte de Valledupar el vendaval se llevaba los techos de casas de hasta doscientos millones de pesos.

Asumido el reto de defender nuestros bienes culturales, AVIVA ha dirigido su acción a toda la costa Caribe. Primero a través del Foro Regional sobre el Patrimonio Cultural del Caribe Colombiano, llevado a cabo en septiembre del año pasado, y ahora AVIVA tiene previsto el foro sobre “Gastronomía y costumbres alimentarias del Caribe colombiano”. Es el Foro Patrimonial, decano de las actividades con que la Fundación AVIVA quiere celebrar el mes del Patrimonio.

Cabe señalar que el Banco de la República, aliado incondicional en esta labor, quiso resaltar la memoria común a nuestros pueblos del Caribe sobre la preparación de los alimentos. Por eso sugirió -y así se hizo- referirnos a las costumbres alimentarias. Dichas costumbres constituyen los distintos saberes, el conocimiento ancestral trasmitido de cocina en cocina y de fogón en fogón por las abuelas.

¿Cuántas historias nutren -para dar apenas un ejemplo- el laborioso oficio de pilar el maíz? Se ha dicho que del maridaje entre el maíz y nuestra cocina local deriva la admirable fortaleza de ánimo de los abuelos hecha evidente, entre otros aspectos, en su formidable capacidad reproductiva. Pero son las destacadas matronas de la cocina vallenata, quienes deben dar cuenta de su artesanía. Sobre todo para que el encanto de la preparación no sucumba apabullado por el dominio de la comida rápida y el microondas.

El Foro Patrimonial abordará con rigor académico las maneras, usos, ingredientes, variedades, tradiciones y elementos culinarios, modos de preparación y transmisión de saberes; en fin, todo cuanto toca el fascinante arte de la cocina en este pedazo de país llamado Caribe colombiano, que es parte integral, vital y palpitante de todo el Gran Caribe, que el insigne Alejo Carpentier quiso llamar en una de sus obras literarias “El reino de este mundo”.

Armando Arzuaga Murgas

Sobre el autor

Armando Arzuaga Murgas

Armando Arzuaga Murgas

Golpe de ariete

San Diego de las Flores (Cesar). Poeta, investigador, gestor y agente cultural. Profesional en Lingüística y Literatura por la Universidad de Cartagena. Formador en escritura creativa.  Premio Departamental de Cuento 2010. Miembro del Café Literario de San Diego. Coordinador del Centro Municipal de Memoria de San Diego-CEMSA. Integrante de la Fundación Amigos del Viejo Valle de Upar-AVIVA. Colaborador habitual de varios medios impresos y virtuales.

@@arzuagamurgas3

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Breve diccionario de costeñismos: letras D, E y F

Breve diccionario de costeñismos: letras D, E y F

D Dar sopa y seco fr. coloq. Demostrar suficiencia o dar cátedra sobre un tema. De hambre fr. coloq. Logro alcanzado a duras penas...

Ministro que dice misa

Ministro que dice misa

Escribir sobre este personaje se convirtió en una obsesión. A las personas a quien acudimos buscando información les notamos un cier...

El ministerio de Cultura rinde sus cuentas

El ministerio de Cultura rinde sus cuentas

Durante las jornadas de rendición de cuentas de este pasado fin de semana, el equipo de gobierno de Juan Manuel Santos recorrió una g...

Alberto Muñoz y los nuevos retos de la Cultura en Valledupar

Alberto Muñoz y los nuevos retos de la Cultura en Valledupar

Elegante y reflexivo, Alberto Muñoz es un hombre destacado de la Cultura que ha trabajado durante muchos años en el ámbito carcelari...

La Fundación Festival Vallenato capacitará a profesores del Cesar

La Fundación Festival Vallenato capacitará a profesores del Cesar

La Fundación Festival de la Leyenda Vallenata entra a ser entidad operadora del Ministerio de Cultura dentro del componente de formaci...

Lo más leído

La noche de las velitas y su significado

Redacción | Otras expresiones

La Navidad en la literatura

Antonio Acevedo Linares | Literatura

El origen del pesebre

Redacción | Ocio y sociedad

Gabo y su compromiso con las causas redentoras de los pueblos

José Eulícer Mosquera Rentería | Pensamiento

La utilización política del lenguaje

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Hablemos de gabinete

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Débora Arango, la huella de una gran artista colombiana

Marta Elena Bravo de Hermelin | Artes plásticas

Vera Mercado Meza: actuación, poder femenino y amor

Fabrina Acosta Contreras | Artes escénicas

Síguenos

facebook twitter youtube