Otras expresiones

Palabras de la pandemia: realidad nacional, lecturas y expresiones dudosas

Álvaro Yaguna Nuñez

05/08/2020 - 05:20

 

Palabras de la pandemia: realidad nacional, lecturas y expresiones dudosas

 

Seguramente en una época próxima, la mayoría de personas en este país, de una u otra forma , se referirán a la crisis sanitaria del Covid-19 del 2020 como un hecho negativamente trascendental debido a las incidencias profundas, propiciadas por un terrible virus, proveniente de una localidad en el lejano oriente -Wuhan-, capaz, como muchos lo han señalado, de arrodillar inmisericordemente al hombre contemporáneo, incrédulo, irreflexivo, arrogante quizá, ante un evento inusitado e imponderable.

En el meollo de la calamidad orbital, ha habido tiempo para todo, aprovechándose al máximo el confinamiento y aislamiento social, no logrado totalmente, a pesar de las reiteradas solicitudes de los gobiernos en ejercicio, sorprendidos y preocupados por mitigar, sin los suficientes argumentos científicos, sociales y económicos, el terrible embate del virus con corona.

Hubo amplia oportunidad para acuñar términos en los diferentes medios de comunicación, alusivos al tema preponderante; fue así como se impusieron voces y expresiones como aislamiento preventivo, obligatorio, inteligente, mitigación, pruebas, tamizaje, aplanamiento de la curva, tasa y velocidad de contagio, protocolos de bioseguridad, ley seca, pico y cédula, pico y género alguna vez, toque de queda y otros tantos, no menos importantes. Igualmente, en la dinámica del acontecer político-nacional y sus implicaciones conexas, las actuaciones no ortodoxas de muchos integrantes de la gestión gubernamental, de ninguna manera dejaron de trascender; sus conductas y comportamientos controvertidos por la opinión nacional, también propiciaron un gran aporte a la terminología y expresionismo utilizado en el periodo aciago: ayudas humanitarias, contratación indebida, sobrecostos, investigaciones exhaustivas, informes pormenorizados, controversias entre mandatarios con significativo nivel jerárquico, medidas contradictorias, vacaciones recreativas en gestión oficial, fallos condenatorios, primera instancia, segunda instancia, sentencias, impetración de tutelas, impugnación, revisión de fallos, investigación en las altas cortes, etc. En fin, un cúmulo de expresiones que siempre nos recordarán la realidad nuestra, la de nuestro país, que, a pesar de lo trágico del momento, nunca perdió su esencia de nación controvertida, irregular, degradada por una clase política indolente, galopando vertiginosamente sobre ella, impidiéndole modificar su andamiaje estructural, pendiente, desde los orígenes de la Republica.

En algún lapso de la reflexión, con un tiempo sobrante a cuestas, dio lugar a preguntas como: ¿Qué es la reinvención? ¿Qué debemos cambiar? ¿Qué hacer en el futuro?  ¿Seguirá todo lo mismo? ¿Qué has leído en la época de crisis? Pienso que gran parte de la población colombiana dio respuesta al cuestionario planteado. No fui la excepción, pero mientras realizaba el ejercicio, con dedicación y empeño por el conocimiento y apego consignado en las obras literarias, tuve la oportunidad de realizar un peregrinaje grato y reconfortante de la mano de “El Desertor” (Donald Seaman), “El palacio sin máscara” (German Castro Caicedo), “Antes del Fin” (Ernesto Sábato), “Textos de la Revista Alternativa” (Enrique Santos Calderón), “Ortografía de la lengua Castellana” (Editorial Larousse), La Santa Biblia y las Gazaperas Gramaticales de ARGOS (Tomos 1 y 2).

A propósito del último tema de las correcciones gramaticales, estas constituyen de la mejor manera el purismo del lenguaje, definido como la tendencia que ha existido siempre de preservar la óptima expresión oral y escrita de un insumo básico tan dinámico como la evolución del universo, a veces desconcertante, dudoso y veleidoso. En nuestro medio, con frecuencia, comunicadores, editores y usuarios de las redes sociales, tienden a utilizar voces y expresiones que, filtradas por El Pequeño Larousse Ilustrado, El diccionario de la RAE y el Diccionario de Sinónimos y Antónimos de la editorial Norma, se consolidan de la siguiente manera:

AL INTERIOR: Esta expresión es apropiada cuando existe una idea de movimiento o dirección. Ej.: Corrió al interior de la casa. Miro al interior de la habitación; pero cuando no existe ese sentido de movimiento o dirección, DEBE emplearse en EL INTERIOR.

APERTURAR: No se considera como infinitivo verbal. Es aceptable APERTURA como acción de abrir; acto de dar o volver a dar principio o inicio a las funciones de una asamblea, corporación, teatro escuela, etc.

AYA: Sinónimo de niñera.

HAYA: Inflexión del verbo HABER. Ej.: No voy hasta que HAYA terminado.

HALLA: Inflexión del verbo HALLAR. Encontrar algo que se está buscando.

ENCARTADO: El Pequeño Diccionario Larousse considera solamente ENCARTAR, definiéndolo como procesar a un individuo.

INICIADO: Prosélito, adepto, partidario, afiliado. Es frecuente su uso como procesado o incurso en una investigación.

EN VIVO Y EN DIRECTO: En directo significa que se está observando un evento por televisión, mientras ocurre. En diferido significa que se está observando una grabación. En vivo quiere decir que estás físicamente presente en el lugar de los acontecimientos.

Manifestar EN VIVO Y EN DIRECTO, es una forma de ENFATIZAR que un espectáculo o un acontecimiento deportivo no ha sido grabado con antelación. Algunas publicaciones consideran su utilización como redundante.

ERARIO: Tesoro público, hacienda pública, tesoro, hacienda fisco. Uso indebido: Erario público.

TERNAR: Infinitivo no existente. Se acepta el término TERNA: Conjunto de tres personas propuestas para que se designe entre ellas la que ha de desempeñar un cargo o empleo.

DECENA, DECENIO, DECADA:

DECENA: Es el conjunto de diez unidades cualesquiera. Ej.: Una decena de libros.

DECENIO: Es un periodo de diez años.

Una DECADA tiene un significado más amplio:

-Equivalente a una decena, o sea el conjunto de diez unidades

-Periodo de diez días. Ej: la primera década de abril

-Periodo de diez años: La segunda década de este siglo.

Retomando el aspecto inicial de la breve exposición, se colige que el tema de la pandemia propiciada por el COVID 19, en esta ocasión, inexplicablemente, quizá, tomó de sorpresa al mundo contemporáneo; lo anterior se fundamenta en el contenido del artículo La Peste (Pagina 263 de las Notas de Prensa- obra periodística de Gabriel García Márquez); En dicho contexto se indica : “Ante la inminencia de un pánico social y contra el criterio de otros médicos que habían observado el fenómeno con un escepticismo científico mucho más serio, el gobierno asumió el concepto del Centro Oficial de Microbiología, según el cual la causa del flagelo era un microplasma. En la edad media, cuando los ministros no podían explicar nada por televisión, un flagelo social con semejante poder devastador tenía un nombre genérico y simple: La Peste”.

La peste más terrible de la historia humana fue la de 1346, llamada la peste negra, que causó 25 millones de muertes en Europa y 23 millones en África, en solo siete (7) años, es decir, casi la cuarta parte de la humanidad conocida. La última peste de nuestro tiempo la padeció la población de Argel, hasta 1944; es muy probable que hubiera inspirado a Albert Camus en su novela inolvidable. Las pandemias al parecer son cíclicas. Los gazapos gramaticales y los sobresaltos gubernamentales también.

 

Álvaro Enrique Yaguna Nuñez

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

La labor del gestor cultural

La labor del gestor cultural

En su definición más sencilla, un gestor cultural es un mediador entre los artistas y el público. En una acepción más compleja, po...

Primer diagnóstico del Centro histórico de Valledupar

Primer diagnóstico del Centro histórico de Valledupar

Durante el mes de junio, y bajo la coordinación del Ministerio de Cultura, se presentaron en la ciudad de Valledupar las primeras conc...

El primer centro de memoria del Cesar, inaugurado en San Diego

El primer centro de memoria del Cesar, inaugurado en San Diego

Algunos proyectos esenciales para fortalecer la identidad de un pueblo cobran su sentido sólo cuando se exponen al público. La eviden...

Cultura, educación, ética y mercado

Cultura, educación, ética y mercado

En los últimos artículos publicados en la columna contrapunteo cultural, hacíamos alusión a la imposición de los valores y la é...

Fernando Andrade, marcando tendencias en el mundo del videoclip

Fernando Andrade, marcando tendencias en el mundo del videoclip

Poco a poco, Valledupar se está haciendo un espacio en el ámbito audiovisual y en la grabación de videoclips. Frente a ciudades como...

Lo más leído

El aire del bosque y otros placeres

Rosa Cintas | Medio ambiente

Llorar antes que perecer

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

El viejo traje del alcalde

Andy Romero Calderon | Opinión

Ay cosita linda, mamá

Alberto Muñoz Peñaloza | Ocio y sociedad

Azul y amarillo

Giancarlo Calderón Morón | Literatura

Héctor el Curioso

Álvaro Rojano Osorio | Ocio y sociedad

A Trumpadas se tomaron el Capitolio

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados