Otras expresiones

La Cultura, al servicio de la Paz en el Cesar

Redacción

12/12/2012 - 12:06

 

Gabby Arregoces50 años de conflicto armado. 50 años de sufrimiento,  división e incomprensión. Esos años que han impedido que la nación colombiana se consolide y avance en un proyecto de justicia social han sido motivo de un encuentro conmovedor esta semana en la capital del Cesar.

Organizado por el Programa de Desarrollo y Paz del Cesar, el evento que transcurrió en las instalaciones de la Alianza Francesa de Valledupar  reunió a artistas de todo el departamento con el fin de abrir nuevos espacios para el diálogo.

Tras una declamación de poesías, Rosy Cotes y Víctor Rodríguez hablaron de su pasión por la pintura y el arte en general, y destacaron la necesidad de estos espacios donde se cultiva la sensibilidad y el respeto mutuo.

Para Rosy el arte es “el placer de hablar sin palabras”. Una forma de expresar sus sentimientos. Una manera de revolucionar las conciencias y la sociedad. Por eso, su presencia es imprescindible en la construcción de una paz duradera.

La lectura del poeta Álvaro Maestre nos permitió conocer la realidad vivida por las mujeres campesinas y apreciar su dignidad. Es innegable que el empeño que ponen a la hora de llevar adelante la familia y su economía es admirable, y más en un contexto de violencia armada donde prevalece el miedo y el silencio.

A continuación, el compositor Ricardo Peña Campo, venido especialmente del municipio de Astrea, emocionó al público con una canción en la que describe la importancia de la paz en la vida de un pueblo. “No me gusta hablar de la violencia –expresó Ricardo Peña antes de iniciar–, prefiero hablar de la paz, pero me toca hacerlo. Somos víctimas de la violación de los derechos humanos”.

Por su lado, el compositor Mateo Torres, enfatizó la necesidad de reflexionar y mirar la sociedad de un modo crítico. Con su tema “José Miguel”,  consiguió los aplausos del público e hizo mención de la irresponsabilidad que existe en muchos hogares.

En su intervención, Gabby Arregoces hizo referencia a un problema que destruye familias enteras: la violencia intrafamiliar e interpretó un tema que recoge el padecimiento de una mujer a manos de un hombre.

“No aguanto más”, dice el estribillo de la canción para ilustrar la angustia de una esposa maltratada. La letra también recuerda que la mujer no es propiedad de nadie y que, más que golpes, lo que espera de un hombre son palabras y cariño.

Más adelante, el poeta José Gómez intervino con unos versos apasionados en los que pudo explayar toda la indecencia de estos años de violencia. Su poesía comprometida arrancó aclamaciones de todo el público y, finalmente, cerró el acto el profesor José Manuel Mejía con una canción vibrante en la que se describe el empeño frustrado de Colombia por conseguir la paz.

Con todo esto, la noche resultó ser un espacio inédito para la expresión artística y cultural. Una iniciativa que posiciona la cultura como elemento central en la construcción de tejido social y de tolerancia en el departamento del Cesar.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Reminiscencia carnavalera en La Paz, Cesar

Reminiscencia carnavalera en La Paz, Cesar

  Evocar los carnavales de antaño y revivir los ánimos para que la celebración de la tradicional fiesta se tome nuevamente el es...

El Consejo Directivo del Clúster de la Cultura Vallenata aprueba su Reglamento

El Consejo Directivo del Clúster de la Cultura Vallenata aprueba su Reglamento

En su sesión del viernes 10 de agosto, presidida por el delegado del rector de la UPC, Doctor Luis Murgas Téllez, el Consejo Directiv...

Un homenaje a un maestro de la gastronomía vallenata

Un homenaje a un maestro de la gastronomía vallenata

Rafael Eduardo de la Hoz. Su nombre suena en las memorias de quienes frecuentaron el Club Valledupar durante años. Él fue uno de los ...

Oración del vallenato, para todos los días

Oración del vallenato, para todos los días

Señor, te pido por el río Guatapurí: para que mantenga sus aguas mansas y livianas; fortalece su cauce, para que no pierda su nombre...

El arte de la buena sazón

El arte de la buena sazón

El  medio día del miércoles 5 de septiembre tuvo un sabor diferente. El Primer Encuentro Gastronómico Regional  se encargó de mat...

Lo más leído

Esclavitud, cimarrones y palenques

Christian Delgado Escobar | Historia

La magia de Escalona

Alberto Muñoz Peñaloza | Música y folclor

Los alemanes de Tamalameque

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

Corazón de ceiba

Yesid Ramírez González | Literatura

Si es con engaños, Vamos mal

Andy Romero Calderon | Opinión

A dar más por nuestras universidades públicas

Armando López Sierra | Educación

La pregunta con fundamento para el maestro Escalona

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube