Patrimonio

El nombre de Agustín Codazzi aún ‘vive’ en el municipio de Codazzi (Cesar)

Agustín Bustamante

26/10/2015 - 06:05

 

Monumento en honor a Agustín Codazzi, ubicado en la entrada de la Institución Educativa Nacional  'Agustín Codazzi’

El nombre de la cabecera municipal de Agustín Codazzi, la Institución Educativa Nacional ‘Agustín Codazzi’, un monumento en su honor en el frente de este plantel y unos cuantos libros que esbozan su vida en pocas páginas, son los recuerdos permanentes que tiene la población de Codazzi (Cesar) para perpetuar la memoria del célebre militar, geógrafo y cartógrafo italiano Giovanni Battista Agostino Codazzi Bartolotti (Agustín Codazzi), lugar donde murió el 7 de febrero de 1859 (hace 156 años), cuando entonces ese sitio era la aldea de Espíritu Santo (Confederación Granadina), ubicada en las estribaciones de la Serranía del Perijá.

Al respecto, Wilman Godoy Ramírez, coordinador de Cultura y Deportes del municipio de Codazzi, manifestó que “luego de que,  por orden del entonces presidente de Venezuela, general José Antonio Páez, el Geógrafo italiano elaborara los mapas de todos los estados de ese país; el presidente de la República de Nueva Granada (Colombia), general Tomás Cipriano De Mosquera (1845-1849),  comisionó a Agustín Codazzi para que hiciera un trabajo similar en nuestro territorio, hecho que  llevó a cabo durante el gobierno del presidente José Hilario López (1849-1853),  sucesor de Mosquera, con el nombre de ‘Comisión Corográfica’, que constó de 10 expediciones por toda la República, entre 1850 y 1859”.

Con el apoyo de Sol Mar Solano, bibliotecaria municipal de Codazzi; Wilman Godoy  revivió los pasos que dio en la población de Espíritu Santo, el italiano Agustín Codazzi (nació en Lugo, Ferrara, el 12 de julio de 1793), “La décima expedición de la Comisión Corográfica comprendió la zona norte de la República Nueva Granada, es así como Agustín Codazzi llegó a Chiriguaná (uno de los epicentros de la zona junto con Tamalameque y Mompox); pero allí no se sintió bien, por lo que atendió la invitación de Petronila Díaz,  una amiga que conoció en ese lugar y quien le ofreció que se radicara en su casa ubicada en Espíritu Santo”.

Cuentan que Codazzi  vivió en Espíritu Santo alrededor de dos meses, “llegó en compañía de cinco personas, entre ellas Domingo y Lorenzo, dos de sus ocho hijos;  el militar, cartógrafo y dibujante colombiano, Manuel María Paz;  y dos acompañantes más; con el fin de hacer a lomo de mula la exploración de la Serranía del Perijá, para complementar el encargo de elaborar la cartografía de nuestro país. Aseguran que también realizó estudios del municipio de Chimichagua y de la ciénaga Zapatosa”.

Luego de realizar estudios en la Sierra Nevada de Santa Marta, llegó a la aldea de Espíritu Santo, al parecer, se internaba a trabajar en la Serranía del Perijá y luego retornaba a la población;  estando en esas labores comenzó a tener problemas de salud  (al parecer, le dio Malaria), que con el paso de los días se fueron agudizando, hasta acabar con su vida;  con 66 años a cuestas el cartógrafo  italiano falleció en la casa de bahareque y palma donde habitaba, la cual con el tiempo la tumbaron para edificar una nueva para que funcionara la Casa de la Cultura Municipal ‘Mercedes Rivero De Brito’ (calle 18 con la carrera 15),  la que  también acaban de derribar; ante la decisión de la Administración Local de reconstruirla. En el lugar solo quedaron los recuerdos de que allí vivió y murió el célebre Agustín Codazzi.

Lo sepultaron en la población de Espíritu Santo, más tarde una persona desconocida exhumó sus restos, se los llevó para la iglesia ‘San Juan De Dios’ de Bogotá;  pero después su esposa, la venezolana Araceli Fernández De La Hoz, ordenó trasladarlos para la Catedral de Valencia, Venezuela; en 1942 el gobierno de Venezuela los depositó en el Panteón Nacional de Caracas, lugar donde actualmente reposan

Homenajes en su memoria  

El gran homenaje que se le rinde a la memoria de Agustín Codazzi se dio en 1958, gracias al sacerdote Leandro María De Algezares, uno de los impulsores de segregar al territorio de Espíritu Santo del entonces municipio de Robles (hoy La Paz) , para crear un nuevo municipio,  pero con el nombre de Agustín Codazzi (propuesta mediante Decreto Nº 179 del 25 de febrero de 1958 de la Gobernación del departamento del Magdalena, y confirmada a través de la Ordenanza Nº 122 del 12 de noviembre de 1958, expedida por la Honorable Asamblea departamental de Magdalena)  

Codazzi, cuyo gentilicio es codacense,  está ubicado a una hora de Valledupar (60 kilómetros),  tiene cerca de 66 mil habitantes, de ellos 40 mil residen en el casco urbano; forma parte del Área Metropolitana de Valledupar.

Otro de los grandes homenajes en honor al cartógrafo  Agustín Codazzi en esa población cesarense, constituye la puesta de su nombre a la Institución Educativa ‘Agustín Codazzi’ (Calle 18 con la carrera 10),  el centro educativo de secundaria insigne del municipio, plantel que se creó mediante Ley número 109 del 14 de diciembre de 1962, gracias al proyecto que presentó ante el Ministerio de Educación Nacional, el entonces gobernador del Magdalena, Miguel Ávila Quintero; con el apoyo de los señores Francisco Ramón Rivero, José Soto, José Antonio Murgas, Emilio Ávila, y Crispín Villazón de Armas. El actual rector, Augusto Molina Ditta, asegura que “de manera permanente le recordamos a nuestros estudiante la hoja de vida brillante del cartógrafo italiano, a quien este centro de educación le debe su nombre”.

En el frente de la Institución Educativa ‘Agustín Codazzi’, en la puerta de acceso al plantel,  se encuentra el monumento en homenaje al cartógrafo italiano, el cual tiene una placa de identificación, en la cual se lee “Conocido en dos mundos por el valor militar, viajes científicos, obras útiles en Colombia y Venezuela, y por su acertada idea de apertura del Canal de Panamá”. Esa obra permaneció durante muchos años en la plaza central ‘Alfonso Ávila’, pero en el 2002 el Alcalde de la época la reubicó en el frente de la Institución Educativa en referencia. “Somos conscientes de que este monumento urge de una restauración general: le falta la mano  izquierda; la espada que portaba en la mano derecha, pintura, en fin”, asegura el rector Molina Ditta.

Algunos libros que recuerdan la vida de Agustín Codazzi: ‘Memorias de Codazzi’ de Rafael Gámez; y ‘Panorámica del municipio de Agustín Codazzi’ de Ricardo Alexis Caicedo; los cuales reposan en la biblioteca ‘Luis José Barros’ de Codazzi.

En Colombia, otras instituciones y toponimias llevan su nombre: el Instituto Geográfico Agustín Codazzi, el cual lo adoptó en 1950, con motivo de la celebración del centenario de la Comisión Corográfica; el Batallón de Ingenieros Coronel Agustín Codazzi Nº 3; y el Colegio Militar General Agustín Codazzi de Palmira (Valle del Cauca)

 

Agustín Bustamante 

2 Comentarios


aurora elena montes 27-10-2015 03:57 PM

Qué hermosos recuerdos se evocan de los tiempos jóvenes en el gran colegio Agustín Codazzi, el alma máter de miles que crecimos en las empolvadas calles del otrora próspero pueblo algodonero.

Jairo Tapia Tietjen 04-11-2015 08:17 AM

Las páginas de la Revista "INTEGRACIÓN" de la Asociación de Profesionales de Codazzi, APROCODA, ha tomado el ejemplo ilustre del desempeño profesional y militar de Agustín Codazzi, y en sus sucesivas Treinta ( 30 ) Ediciones, desde 1987 - 2015, ha recogido las investigaciones, ensayos y crónicas más destacadas sobre la vida de tan consagrado pionero italiano de la cartografía y el estudio sobre nuestra realidad colombiana; ¡Bon Sort!!

Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

3 grandes mitos colombianos que explican la creación del mundo

3 grandes mitos colombianos que explican la creación del mundo

Muchos mitos de Colombia forman parte de la cultura y las supersticiones populares, y están asociados con el origen del mundo y el nac...

El rescate de la Historia cultural: el caso del CEMSA en San Diego (Cesar)

El rescate de la Historia cultural: el caso del CEMSA en San Diego (Cesar)

Con un contexto de postconflicto cada vez más palpable y un despertar económico que facilita paulatinamente la implementación de n...

El Ecce Homo, símbolo de vallenatía

El Ecce Homo, símbolo de vallenatía

El Lunes Santo, la fiesta de Santo Ecce Homo, es el día más respetado por la feligresía católica de Valledupar. El Ecce Homo es la ...

Inicia el II Encuentro Municipal de la Memoria de Becerril

Inicia el II Encuentro Municipal de la Memoria de Becerril

Desde el año 2010, el municipio de Becerril celebra cada 24 de noviembre el Encuentro Municipal de la Memoria e historia local. Esta ...

“Necesitamos que la comunidad se apropie de su Patrimonio Cultural”

“Necesitamos que la comunidad se apropie de su Patrimonio Cultural”

Inaugurada durante el V Mes del Patrimonio en Valledupar, la exposición “Santa Ana de Los Tupes, un ermita de interés patrimonial...

Lo más leído

La noche de las velitas y su significado

Redacción | Otras expresiones

El cuento literario

Rolando Sifuentes | Literatura

El machetazo de Pistolita

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Gabo y su compromiso con las causas redentoras de los pueblos

José Eulícer Mosquera Rentería | Pensamiento

La utilización política del lenguaje

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Débora Arango, la huella de una gran artista colombiana

Marta Elena Bravo de Hermelin | Artes plásticas

Hablemos de gabinete

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Vera Mercado Meza: actuación, poder femenino y amor

Fabrina Acosta Contreras | Artes escénicas

Síguenos

facebook twitter youtube