Patrimonio

Museo Nacional y Señal Memoria unidos por la memoria audiovisual de los colombianos

Samny Sarabia

29/01/2018 - 09:50

 

Exposición La Palabra desarmada / Foto: Tatiana Duplat

 

Desde el 09 de enero el Museo Nacional de Colombia abrió las puertas de la sala ‘Memoria en Movimiento’, un espacio permanente que tiene como propósito divulgar y poner a disposición de los públicos, el acervo audiovisual de la Radio Televisión Nacional de Colombia (RTVC) que se conserva a través del proyecto Señal Memoria, en diálogo con las colecciones del Museo.

Señal Memoria es una estrategia de salvaguarda, promoción y circulación del patrimonio audiovisual y sonoro de RTVC: Sistema de Medios Públicos de Colombia. Con esta alianza, también se busca evidenciar la relación de los patrimonios que conservan ambas instituciones con la configuración de la memoria colectiva del país.

Los visitantes de ‘Memoria en Movimiento’ tienen la oportunidad de ver registros producidos por la Radio Nacional desde 1940 y por la televisión pública desde 1954, organizados en exposiciones temporales de seis meses de duración. La programación de la sala está a cargo de la Curaduría de Etnografía (Museo Nacional de Colombia / Instituto Colombiano de Antropología e Historia - ICANH), con el apoyo de Señal Memoria.

´La Palabra Des-Armada. Violencia, territorio, cultura y paz. Cátedra Trasnmedial 1948-2016’, es el título de la primera exposición que el espacio pone a disposición de los colombianos. La muestra exhibe, a manera de línea de tiempo, documentos del archivo sonoro y audiovisual de RTVC, los cuales dan cuenta de la historia del conflicto armado colombiano y de la última fase del proceso de negociación con las FARC.

Esta exhibición de acceso público y gratuito fue producida inicialmente como cátedra virtual publicada en la página web de Señal Memoria; está constituida por piezas de gran utilidad y relevancia para investigadores, realizadores audiovisuales, estudiantes, académicos y demás personas interesadas en comprender la historia política vivida en el país durante más de siete décadas.

El esfuerzo de recuperación del archivo se inició en el año 2014. Señal Memoria tiene un archivo que consta de 250 mil piezas, 100 mil del archivo sonoro y 150 mil del archivo audiovisual. Durante todos estos años se ha dedicado a rescatar el material que estaba guardado de manera inapropiado; eso implicaba someterlo a unos procesos técnicos de descontaminación, de reparación, de climatización adecuada y de trasladarlo a unas bóvedas con control de temperatura y de humedad y unos sistemas de seguridad anti-incendios especializados para mantener las cintas; lo cual también implica un trabajo de digitalización, clasificación, catalogación y descripción a través de un software especializado que permite un mejor manejo de toda la información.

“A medida que aparecen documentos que pueden ayudar a explicar la historia política colombiana, los hemos ido metiendo en esta plataforma que llamamos ‘La Palabra Des-armada’ que funciona como una línea de tiempo. Los hemos ido ubicando -en primer lugar- siguiendo un principio básico que es el ordenamiento temático, es decir, que sean de historia política que incluye la historia y los actores del conflicto, los diferentes intentos de paz, de armisticios, de negociación y los últimos acuerdos de los intentos para resolver el conflicto y la percepción de los presidentes y personajes del Estado colombiano sobre este conflicto”, señala la historiadora Tatiana Duplat Ayala, directora de Señal Memoria.

En esos archivos se encuentra registrada la historia política y social de Colombia desde mediados del siglo XX hasta la actualidad, lo que el país ha vivido, lo que ha sido, lo que lo enorgullece y lo que le avergüenza. Todo pasó por la radio y la televisión pública colombiana y es un acontecimiento que el Museo Nacional de Colombia abra un espacio en su casa para acercar esta información a la gente y que ésta pueda interactuar con ella, ahora como sucursal real de los contenidos rescatados por el equipo de Señal Memoria y que se encuentran expuestos al público también desde su página web.

“Nosotros somos un archivo que se comporta como un museo virtual. Somos un archivo de películas, imágenes y sonidos que compartimos con el público a través de nuestros medios, Señal Colombia y Canal Institucional, a través de la Radio Nacional y de la emisora Radiónica pero sobre todo, a través de nuestras plataformas digitales. Somos un archivo que comparte sus documentos por medio de nuestra página web www.senalmemoria.co y de la plataforma RTVC Play que es como nuestro Netflix colombiano y gratuito, donde ponemos las joyas de este archivo audiovisual y sonoro”. 

Para la exposición exhibida durante el primer semestre del 2018, se editaron algunos de sus contenidos en diálogo con piezas de las colecciones del Museo Nacional de Colombia que simbolizan algunos hitos de ese periodo: prendas de Jorge Eliécer Gaitán, una radio de las escuelas radiofónicas de Acción Cultural Popular, la primera edición del libro La violencia en Colombia y un montaje simbólico sobre la historia del cabildo nasa Kitek Kiwe. El 09 de junio cambiará a otra colección y así el Museo presentará dos colecciones al año. Éstas irán rotando en temas, propuestas y contenidos.

“Para Señal Memoria es un absoluto honor y privilegio tener un lugar permanente en el Museo Nacional de los colombianos, por lo que significa, por lo que implica el Museo, una institución que preserva y guarda la memoria y la historia de cómo nos hemos constituido como nación. Haber encontrado un lugar para la memoria audiovisual y sonora significa por ejemplo, que el Museo ha dado un paso hacía la vanguardia de los procesos de reconstrucción de memoria en donde no solamente acepta como fuentes y registros de la memoria nacional, los documentos escritos impresos, las pinturas, los objetos sino también este otro acervo documental que viene de la radio y de la televisión y que es relativamente nuevo en términos históricos porque surge desde 1940 pero contiene información muy importante”, puntualizó Duplat Ayala.

 

Samny Sarabia

@SarabiaSamny 

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Cuando la llorona loca pasó por Curumaní

Cuando la llorona loca pasó por Curumaní

  Cuentan que es escalofriante, que es un grito que suelta hálitos de miedo que penetran hasta el alma de aquellos que tienen la des...

Luces sobre la restauración de la Casa de la Cultura de Valledupar

Luces sobre la restauración de la Casa de la Cultura de Valledupar

  Desde sus inicios, la Casa de la cultura ‘Cecilia Caballero de López’ de Valledupar se diseño con tres pisos. En el tercero...

Luces sobre el proyecto de biblioteca indígena patrimonial más grande de Colombia

Luces sobre el proyecto de biblioteca indígena patrimonial más grande de Colombia

Desde la Sierra Nevada de Santa Marta, el pueblo IKU o Wintukwa, conocido popularmente como pueblo Arhuaco, compartió, en el marco...

La oralidad perdida

La oralidad perdida

Soy un profundo admirador de las costumbres de mi pueblo, por ello vivo en la permanente caza de dichos, anécdotas, pasajes, persona...

Los secretos del sombrero vueltiao

Los secretos del sombrero vueltiao

El sombrero vueltiao es una necesidad y una ornamentación para el hombre trabajador de estas tierras. Nació de la necesidad de proteg...

Lo más leído

Freddy Molina: el recordado poeta del “Amor sensible”

Eddie José Dániels García | Música y folclor

Vincent Van Gogh o la furia de la pintura

Berta Lucía Estrada | Artes plásticas

La magia de los libros que fracasan

Luis Mario Araújo Becerra | Literatura

Los primeros cantantes vallenatos

Jorge Nain Ruiz | Opinión

Impetrando

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

La deuda histórica que asfixió a Haití

Johari Gautier Carmona | Historia

La rana camuflaje y la abuela Mémvè De Ôkêtê

Francisco Ballovera Estrada | Literatura

La fotografía de la cantadora Zoila Torres

Álvaro Rojano Osorio | Ocio y sociedad

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados