Patrimonio

La Gran Muralla china, historia de una maravilla del mundo moderno

Natalia Fernández

08/12/2021 - 05:25

 

La Gran Muralla china, historia de una maravilla del mundo moderno
Se conservan cerca de 20.000 torres de vigía fortificadas en la Gran muralla china / Foto: créditos a su autor

 

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO el 8 de diciembre de 1987, la Gran Muralla China es una fortificación milenaria construida y reconstruida entre el siglo v a. C. y el siglo xvi para proteger la frontera norte del Imperio chino durante las sucesivas dinastías imperiales de los ataques de los nómadas xiongnu de Mongolia y Manchuria.

Contando sus ramificaciones y construcciones secundarias, se calcula que tiene unos 21200 km de longitud, desde la frontera con Corea, al borde del río Yalu, hasta el desierto de Gobi, a lo largo de un arco que delinea aproximadamente el borde sur de Mongolia Interior, aunque hoy solo se conserva un 30 % de ella. ​En promedio, mide de 6 a 7 metros de alto y de 4 a 5 metros de ancho.

Se han conservado cerca de 20.000 torres de vigía fortificadas en la misma muralla, así como 10.000 almenaras separadas del tramo principal. Se estima que con todos los bloques de piedra y ladrillos empleados en la construcción de la muralla se podría levantar un muro de 1 metro de grueso y 5 metros de alto que diera diez veces la vuelta al planeta.

En 2007, la Gran Muralla China fue incluida en la lista de las 7 Maravillas del Mundo moderno.

La historia de la muralla

Cuando en el 221 a.C. el primer emperador unificó los territorios de China, ordenó al general Meng Jian que uniese y ampliase una serie de tramos de muralla existentes construidos por los pueblos conquistados, con la finalidad de levantar una barrera de carácter fijo que frenase el avance de las tribus procedentes del norte y el noroeste.

En esa empresa faraónica participaron cerca de 300.000 personas entre soldados, campesinos, funcionarios caídos en desgracia, prisioneros y estudiosos que habían desobedecido la orden de quemar los textos clásicos.

La muralla alcanzó su máxima longitud durante la dinastía Han (221 a. C.-220 d. C.), al sumar un tramo en dirección oeste hacia Lop Nor para proteger el corredor Hexi, situado en Gansu, puerta de entrada de las rutas de la seda que atravesaban Asia Central.

La mayoría de los tramos de la Gran Muralla china que se conservan hoy en día fueron construidos en tiempos de la dinastía Ming (1368-1644).

A diferencia de las anteriores fortificaciones, la construcción de la dinastía Ming fue más fuerte y más elaborada debido a la utilización de ladrillos y piedra en lugar de tierra apisonada. Como consecuencia de las incursiones mongolas a lo largo de los años, se dedicaron considerables recursos a reparar y reforzar las paredes. Las secciones Ming cerca de la capital Pekín son especialmente fuertes y resistentes.

¿Cuándo supo Occidente de la existencia de la gran muralla china?

Poco después de que los europeos llegaran a la China de la dinastía Ming, en el siglo xvi, las historias sobre la Gran Muralla empezaron a circular por Europa, a pesar de que ningún europeo fue a verla con sus propios ojos hasta un siglo más tarde.

La primera descripción de la muralla, y su importancia para la defensa del país contra los "tártaros" (es decir, los mongoles), fue la contenida en la Tercera década de Joaode Barros, dentro de Asia (obra publicada en 1563). Curiosamente, el propio Barros no viajó a Asia, pero fue capaz de utilizar los libros chinos llevados a Lisboa por los comerciantes portugueses.

Uno de los primeros registros de un viajero occidental que visitó China a través de un paso de la Gran Muralla (el Jiayuguan, en este caso) puede ser el del jesuita portugués Bento de Gois, que había llegado al noroeste de China, la puerta de la India, en el año 1605.

 

Natalia Fernández

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

‘El cuartico’ de bahareque, un vallenato que cumple medio siglo

‘El cuartico’ de bahareque, un vallenato que cumple medio siglo

En medio de las modernas casas que conforman el barrio San Joaquín de Valledupar se conserva una vieja construcción de barro, mader...

Ernesto Palencia Caratt, el padre de la Academia de Historia del Cesar

Ernesto Palencia Caratt, el padre de la Academia de Historia del Cesar

  En la soledad y ante la mirada retratada de algunos de los miembros de la Academia de Historia del Cesar, permanece el escritorio...

El Patrimonio cultural y su gran fiesta conmemorativa

El Patrimonio cultural y su gran fiesta conmemorativa

  La celebración del Día Internacional del Patrimonio Cultural en Colombia se declaró en el Decreto 853 del 08 de mayo del 1998,...

Cinco monumentos a destacados deportistas de Colombia

Cinco monumentos a destacados deportistas de Colombia

  A pesar de la escasa inversión en deporte, a pesar de la poca infraestructura y de los pocos incentivos, Colombia ha tenido a gran...

El toque de campanas: una tradición en vía de extinción

El toque de campanas: una tradición en vía de extinción

  Los campanarios representan mucho más que adornos arquitectónicos. Durante siglos han permitido transmitir valiosos mensajes para...

Lo más leído

Ahí vas Paloma o el clásico vallenato por antonomasia

Orlando Molina Estrada | Música y folclor

El árbol de Navidad y la evolución de un culto milenario

Berta Lucía Estrada | Otras expresiones

Plantaciones

Alberto Muñoz Peñaloza | Música y folclor

Historia del metro de Medellín

Luis Javier Villegas B | Historia

Luís Magín Díaz, una vida para componer

Redacción | Música y folclor

Osvaldo Rojano, un aparato de voz potente

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Arraigo cultural y religioso en el folclor vallenato

Luis Carlos Guerra Ávila | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados