Patrimonio

El Sombrero vueltiao: símbolo e identidad en el vallenato

Luis Carlos Guerra Ávila

03/05/2024 - 05:40

 

El Sombrero vueltiao: símbolo e identidad en el vallenato
Alejo Duran y su sombrero vueltiao / Foto: archivo PanoramaCultural.com.co

“Todo varón que ora ó profetiza cubierta la cabeza, afrenta su cabeza”.

 [1 de Corintios 11,4]

 

El sombrero es una de las prendas de vestir más populares y también de las más antiguas, ya que ha sido usado por el hombre desde hace mucho tiempo para proteger su cabeza de diversas cuestiones, como el sol y el frío, así como también como indicador de estatus social, especialmente hace unos siglos atrás, o simplemente con una intención estética.

Era muy similar a las coronas, curiosamente, en la antigüedad, los sombreros tenían un simbolismo estrechamente relacionado con la autoridad, el poder y la majestuosidad. Es en esencia un símbolo de la soberanía. Por supuesto, hoy en día su simbolismo se ha dejado a un lado y sólo su utilidad es lo que cuenta.

Fue en la Antigua Grecia, hacia el siglo V a. C., donde empezó a usarse el sombrero de forma habitual. Era una prenda muy práctica ideada para impedir el castigo del sol en la cabeza o protegerse de la lluvia.

En nuestros llanos orientales, el sombrero representa mucho respeto, tanto que hay un refrán llanero que dice: “sobre mi caballo yo, y sobre mí, mi sombrero”.También nuestros juglares tenían un marcado aprecio por este atuendo y los usaban diariamente, incluso en sus presentaciones.

Además, el sombrero vueltiao, fabricado en la región de los Montes de María, en Córdoba y en Sucre, se ha convertido en una insignia costeña, que nos representa a nivel nacional e internacional. Todo aquel turista que viene a nuestros diferentes festivales vallenatos utiliza este sombrero para identificarse en las famosas parrandas vallenatas.

Era propio del campesino, del “piwa”: un remoquete que se le decía a aquellos que trabajaban ordeñando vacas en las fincas de los ganaderos. Muchos de nuestros juglares ejercían este honroso oficio.

Y fueron precisamente ellos, a lo largo del tiempo, quienes popularizaron el sombrero, haciendo que su uso como prenda importante del vestuario calara dentro de la sociedad en el actuar cotidiano. 

Me atrevo a decir que, si nuestros juglares no hubieran utilizado este maravilloso "atavío", no habría adquirido la trascendencia que tiene en la actualidad. Comenzando con Francisco "Pacho" Rada, su sombrero se le veía grande, tal vez debido a su contextura física. Se puede decir que, al inicio de su carrera, el sombrero venía en evolución. Los primeros sombreros fabricados se llamaban "Sombreros de vueltas" o "Sombrero indiano" y eran de un solo color, blanco crema. Luego evolucionaron y apareció el color negro, perfeccionando su trenzado.

Juancho Polo Valencia también vivió la evolución del sombrero vueltiao y en sus inicios se colocaba el blanco crema. Era tanto el aprecio que le tenía que, una vez, se lo escondieron en una parranda y le causó tanta indignación que compuso una canción sobre aquel desafortunado momento.

Me robaron el sombrero / Y yo se quien me lo tiene / Pobrecito majadero / Como si fueran mujeres.

Alejandro Durán no fue ajeno al lucimiento de esta prenda, siendo indispensable en sus presentaciones y en su vida cotidiana. Como anécdota histórica, el 30 de abril de 1985, en un encuentro ocasional, Alejo le regaló su sombrero vueltiao a un joven periodista de nombre Juan Gossaín Abdala, quien le comentó que él era su ídolo desde niño.

Entre datos curiosos, Carlos Vives y Carlos Huertas crearon la canción "el Sombrero de Alejo" y fue la canción oficial del 51 festival de la leyenda vallenata.

Luis Enrique Martínez lucía su sombrero con orgullo, y en fotografías de esa época se observa que la gente usaba sombreros de otros estilos, contrastando con el de ellos. Pienso que esto reflejaba el deseo de mostrar sus raíces y crear una identidad criolla vallenata, mostrando su orgullo por su cultura y tradiciones.

Calixto Ochoa lució su sombrero moderadamente, aparentemente exhibiéndolo más cuando era joven y en ocasiones especiales en su vida adulta. Sin embargo, inmortalizó este atuendo con la canción "El Hombre del Sombrerón", que fue grabada en varios países, contribuyendo a popularizar el sombrero vueltiao y su importancia cultural en la música vallenata. Aunque existe una leyenda en Centroamérica relacionada con el "Sombrerón", la letra de la canción de Calixto Ochoa es diferente y tiene una doble intención. Recuerdo que cuando salió esta canción, muchos señores adultos compraban sombreros vueltiaos de 21 vueltas para identificarse con el personaje del disco. La canción logró tener un impacto cultural significativo y motivó a muchas personas a llevar el sombrero vueltiao como símbolo de identidad.

Dicen que es vino tinto / Pero es un rojo uva mi carrito / Es un último modelo / Que siempre va conmigo /  A donde quiera voy mi carrito / Por que el es mi compañero / Ese carrito es mi vida / De él nunca he tenido queja / Cuando consigo a una chica / Él me lleva a donde quiera / Cuando consigo a una chica Él me lleva a donde quiera. / No gracias estoy esperando / Al viejo del sombreron.

Uy no me diga que tipo tan afortunado / Ahí llegó vea! /¡El viejo de sombreron! / Ese viejo si es rebueno / ¡El viejo de sombreron! / Para conseguir mujeres / ¡El viejo de sombreron! / Será que tiene secreto / ¡El viejo de sombreron! / Ese viejo si la mueve. / Voy a comprarme un sombrero / Un sombrero bien jalón / Pa' hacerle la competencia / Al viejo del sombrerón / Señorita de mi alma / Tengo una preocupación / ¿Por que esta tan entregada al viejo del sombreron?

Lo que pasa es que una gota de agua sobre una piedra hace un orificio / Ese viejo tiene su carrito y cada vez que pasa se sonríe conmigo / Va de largo, se regresa si me encuentra parada en la puerta / Me lanza un piropo y me toca el pito / Va de largo, se regresa si me encuentra parada en la puerta / Me lanza un piropo y me toca el pito / Pipipi es a cada ratito que pasa el viejito y me toca el pito / Pipipi es a cada ratito que pasa el viejito y me toca el pito.

Así pues, a lo largo de la historia musical de nuestros juglares, son muchos los acordeoneros que han utilizado el sombrero vueltiao, dándole una identidad distintiva a la expresión criolla regional. Sin embargo, otros acordeoneros también han optado por otros estilos y gustos en cuanto a sombreros. Por ejemplo, Nicolás Elías Mendoza solía usar sombreros de color blanco, crema o marrón, mientras que el viejo Mile a menudo se les veía con boinas de cuero. Cada uno de estos músicos ha contribuido a enriquecer la diversidad cultural y estilística de la música vallenata, mostrando una variedad de preferencias y expresiones personales a través de su sombrero.

Aunque muchos acordeoneros han optado por otros estilos, esta diversidad ha enriquecido la expresión musical y la representación regional. Cada artista ha dejado su huella única, demostrando que el sombrero es más que una simple prenda de vestir; es un símbolo de identidad y orgullo por nuestras tradiciones y raíces culturales.

 

Luis Carlos Guerra Ávila

Tachi Guerra

Sobre el autor

Luis Carlos Guerra Ávila

Luis Carlos Guerra Ávila

Magiriaimo Literario

Luis Carlos "El tachi" Guerra Avila nació en Codazzi, Cesar, un 09-04-62. Escritor, compositor y poeta. Entre sus obras tiene dos producciones musicales: "Auténtico", comercial, y "Misa vallenata", cristiana. Un poemario: "Nadie sabe que soy poeta". Varios ensayos y crónicas: "Origen de la música de acordeón”, “El ultimo juglar”, y análisis literarios de Juancho Polo Valencia, Doña Petra, Hijo de José Camilo, Hígado encebollado, entre otros. Actualmente se dedica a defender el río Magiriamo en Codazzi, como presidente de la Fundación Somos Codazzi y reside en Valledupar (Cesar).

1 Comentarios


Miller Bernal 21-07-2023 07:46 AM

Buenos días Apreciados todos, Me pareció un hermoso tópico cultural para entender el origen y evolución de esta prenda insignia del caribe colombiano y de la colombianidad misma en muchos escenarios sobre todo en el exterior. Precisamente fue la prenda que históricamente los diferentes artistas han utilizado en el exterior para ser recordados y si. es así precisamente como el hermosos sombrero Vueltiao Rompió fronteras y se Volvió Universal. Que Bonito, Gracias Maestro

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Rubén Darío Ortiz Martínez, el gran urbanista de Valledupar

Rubén Darío Ortiz Martínez, el gran urbanista de Valledupar

  Cuando el arquitecto Rubén Darío Ortiz Martínez pisó el suelo de Valledupar por primera vez, todavía no era consciente de lo q...

El Sombrero vueltiao: símbolo e identidad en el vallenato

El Sombrero vueltiao: símbolo e identidad en el vallenato

“Todo varón que ora ó profetiza cubierta la cabeza, afrenta su cabeza”.  [1 de Corintios 11,4]   El sombrero es una de las p...

Fiesta, tradición, poder y sometimiento

Fiesta, tradición, poder y sometimiento

Desde muy joven he sido un observador atento de la cultura de mi pueblo y he ocupado parte de mi vida documentándola en escritos que...

Escalona y Diomedes tendrán su estatua de cera en el Centro Cultural de la Música Vallenata

Escalona y Diomedes tendrán su estatua de cera en el Centro Cultural de la Música Vallenata

  Dentro del listado de figuras que llevaron la música vallenata a conquistar el mundo aparecen los nombres de Diomedes Díaz y Rafa...

Lavanderas del Caribe y del río Magdalena: una historia musical

Lavanderas del Caribe y del río Magdalena: una historia musical

  El músico y director de danzas, Samuel Mármol, “Don Abundio”, le canta a las lavanderas del río Magdalena: “Bogá, bogá p...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados