Pensamiento

Los nuevos paradigmas

Antonio Acevedo Linares

03/10/2019 - 04:40

 

Los nuevos paradigmas

 

Los nuevos paradigmas que se proponen en el campo de la ciencia, la salud, la educación, la política, la economía, la literatura, el arte, la sociedad y la familia están hoy a la orden del día.

En el campo de la ciencia, en el paradigma antiguo, el conocimiento estaba separado en especialidades, en el nuevo paradigma se concibe de una manera interdisciplinaria y global. Se concebían las leyes físicas inmutables, en el nuevo paradigma se concibe que la complejidad cambie las leyes naturales. Se concebía la evolución gradual, en el nuevo paradigma la evolución se concibe por saltos. La ciencia era ajena a la metafísica, en el nuevo paradigma se incorpora la metafísica. Era materialista, reduccionista y determinista, en el nuevo paradigma se concibe no materialista, no reduccionista, no determinista. El paradigma antiguo concebía la ciencia ajena a la sociedad, en el nuevo paradigma la tecnología está integrada a la sociedad.

En el campo de la salud, el paradigma antiguo concebía el cuerpo como un objeto aislado, en el nuevo paradigma se concibe que el cuerpo no es un objeto ni esta aislado. El cuerpo está integrado de átomos y moléculas se concebía en el paradigma antiguo, en el nuevo paradigma se concibe que el cuerpo es uno con la mente. La enfermedad es una disfunción molécular, en el nuevo paradigma es entendida la enfermedad como un lenguaje del cuerpo. La enfermedad es negativa y la salud es positiva, en el nuevo paradigma la enfermedad y la salud son positivas. La salud depende del médico y de las medicinas, en el nuevo paradigma se concibe que la salud depende de cada individuo.

En el campo de la educación, el paradigma antiguo enseñaba que había que aprenderlo todo, en el nuevo paradigma se concibe como que hay que conocer. Se concebía la educación de manera jerárquica, esto es, el profesor es el que enseña, en el nuevo paradigma la educación es participativa en donde todos aprenden. La educación estaba estructurada en un proceso de educación para tener, en el nuevo paradigma está estructurada en un proceso de educación para ser. La educación es externa y estaba dirigida hacia el aprendizaje, en el nuevo paradigma la educación es interna y está dirigida al interior del individuo. Se concebía el conocimiento de una manera racional, en el nuevo paradigma el conocimiento se concibe de manera racional e intuitiva.

En el campo de la política, el paradigma antiguo en el pensamiento y la acción era local, en el nuevo paradigma el pensamiento es global y la acción local. Los sistemas eran autoritarios, en el nuevo paradigma se conciben los sistemas de manera consensuada. El poder estaba centralizado, en el nuevo paradigma el poder se concibe descentralizado. El hombre como parte de la biosfera y no como centro del universo. La cooperación social y no el dominio social. El desarrollo del individuo y no los programas externos de desarrollo. El poder masculino y femenino y no sólo masculino. La disolución de las fronteras y no la relación Estado-Nación. La conspiración de la conciencia y no la revolución social.

En el campo de la economía, predominaba el dominio del capital, en el nuevo paradigma se concibe como el dominio del factor humano. La economía era regional, en el nuevo paradigma se concibe la economía de manera mundial. En el nuevo paradigma predomina el interés general, a la fuerza del mercado. La responsabilidad colectiva, a la responsabilidad personal. El trabajo lúdico, al trabajo rígido. Respeto por naturaleza, antes que explotación de la naturaleza. Reciclaje permanente, a especialización de por vida. Enriquecimiento material y espiritual, a beneficio económico. Calidad de consumo, a consumismo. En el campo de la sociedad, los valores ecológicos predominan sobre los valores materiales. La ciencia tiene límites, a confianza en la ciencia del paradigma antiguo. Hay una racionalidad de los fines, a una racionalidad de los medios. Una flexibilidad, a una rigidez en las costumbres. Una integración de pensamiento y sentimiento, a una separación de pensamiento y sentimiento.

En el campo de la familia, en el nuevo paradigma predomina un control de la natalidad, a una familia numerosa. Una flexibilidad en las parejas, a una pareja de por vida. Una mujer en el trabajo, a una mujer en la casa. Un diálogo entre padres e hijos, a una autoridad paterna. Una educación por la cultura, en el diálogo y el amor, a una educación por disciplina. Una tolerancia, a una rigidez en las costumbres.

En el campo de la literatura, los géneros literarios estaban separados y delimitados, en el nuevo paradigma la literatura es un ensamble de géneros literarios, textos sin personajes y muchas veces sin historias lineales. En el campo del arte, la pintura tradicional al óleo ha sido desplazada por el performance, la instalación, el ensamble como los nuevos paradigmas de la creación artística. Los nuevos paradigmas han permeado todas las esferas de la sociedad y nuestra visión de las cosas y el mundo. No hay verdades absolutas y todo es relativo.

Los modelos que teníamos del mundo y la sociedad se han derrumbado, que es necesario reconstruirlos desde otra dimensión. Los nuevos paradigmas son el resultado de un proceso de modernidad que desde una perspectiva cultural es una compleja estructura de valores, conocimientos, comportamientos, contextos culturales y fenómenos sociales.

La caída del modelo soviético y de los países del Este, junto con la caída del muro de Berlín son aspectos que señalan un cambio en los paradigmas de las ideologías y las sociedades, el auge de los medios de comunicación a través de la Internet y la globalización son otros aspectos que caracterizan los cambios de paradigmas

Los metarrelatos, como las ideologías y los sistemas, o las grandes creencias que señaló Lyotard, y que estructuraron el proyecto de la modernidad, colapsaron con los cambios de paradigmas. Por otra parte, en nuestra visión de la aldea los nuevos paradigmas nos llevan a denominar región a lo que antes se denominaba provincia, y a considerar como una visión provinciana, a quienes todavía siguen llamando provincia a la región en tanto que somos un país de regiones, como llamar a las mujeres poetas, poetisas.

En el campo del lenguaje también se han originado nuevos paradigmas. El paradigma antiguo concebía el lenguaje como una representación del mundo, en el nuevo paradigma el lenguaje es un constructor de mundos.

 

Antonio Acevedo Linares

 

BIBLIOGRAFIA

1-. La crisis de los paradigmas: por una nueva lectura de la historia. Zidane Zeraoui.
En Modernidad y Postmodernidad. Editorial Limusa, México, 2000. Pág. 27-49.

2-. Apuntes para una definición de modernidad. Pedro Treviño Moreno.
En Modernidad y Postmodernidad. Editorial Limusa, México, 2000.Pág., 9.

Sobre el autor

Antonio Acevedo Linares

Antonio Acevedo Linares

Cultura & Sociedad

Antonio Acevedo Linares (El Centro, Barrancabermeja, Colombia, 1957).Poeta, Ensayista y Sociólogo. Profesor universitario. Magíster en Filosofía Latinoamericana con especialización en Educación Filosofía Colombiana de la Universidad Santo Tomás y especialización en Filosofía Política Contemporánea del Instituto de Filosofía de la Universidad de Antioquia. Ha publicado los libros de poesía y ensayos: Plegable # 1 (Poesía), 1987; Arte Erótica, 1988, Plegable # 2 (Poesía) 1990, Plegable # 3 (Poesía) 1994, Sociedad de los poetas, 1998. Plegable # 4 (Poesía) 1999. Los girasoles de Van Gogh, Antología poética, 1980-1999. Vol.1, 1999, Plegable # 5 (Poesía) 2000, Plegable # 6 (Poesía) 2001, Poesía de viva voz (CD) 2004, Atlántica, Antología poética, 1980-2004. Vol.2, 2004, En el país de las mariposas, Antología poética, 1980-2007. Vol.3, 2007, Por la reivindicación del cuerpo y la palabra, (Reseñas criticas) 2008.La pasión de escribir (artículos, ensayos y entrevistas poetas y escritores colombianos) 2013. La poesía está en otra parte, 2016.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

 Nicolás Copérnico, el hombre que cambió la forma en que vemos el cosmos

Nicolás Copérnico, el hombre que cambió la forma en que vemos el cosmos

  Copérnico no fue el primero en señalar la centralidad del Sol. A este respecto, basta nombrar a Aristarco de Samos, quien ya en l...

Globalización en el siglo XXI: la nueva ruta de la seda

Globalización en el siglo XXI: la nueva ruta de la seda

  A lo largo de diferentes artículos aparecidos en esta columna hemos ido perfilando el paisaje económico y social de la globalizac...

Nacionalismo excluyente: el lado oscuro de la Globalización

Nacionalismo excluyente: el lado oscuro de la Globalización

Poco tiempo atrás, diversos medios nos sorprendían con titulares similares a este: “Matteo Salvini, el extremista y xenófobo minis...

La guerra, la paz y otras anotaciones sobre el estado de la Cultura (II)

La guerra, la paz y otras anotaciones sobre el estado de la Cultura (II)

La lucha por el reconocimiento, dice Fukuyama leyendo a Hegel, es la parte de la personalidad más específicamente política, porque...

La política, la lisonja y otras artes que cuidan el cuerpo y alma

La política, la lisonja y otras artes que cuidan el cuerpo y alma

  “A la multitud le interesa más lo que le produce placer o consuelo, que lo que la hace mejor”. Esta crítica, esgrimida desde ...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados