Pensamiento

Estereotipos: esclavitud de muchos

Fabrina Acosta Contreras

09/03/2018 - 05:25

 

“La verdad está en la consistencia, dice Poe (Ettreha). Por tanto, el que no tolera la consistencia se cierra a toda ética de la verdad; abandona la palabra, la proposición, la idea, en cuanto estas cuajan y pasan al estado sólido, de estereotipo (stereos quiere decir sólido).” 

Roland Barthes

El punto de partida de esta columna, corresponde a afirmar que, definitivamente, me sorprende mucho como la humanidad en pleno, ha sobrevivido a tantos prejuicios, pues vivimos cargados de suposiciones hacia la vida ajena, es decir, atentos a aquello que no nos pertenece y en lo que no deberíamos involucrarnos.

El concepto “Estereotipo”, según el diccionario no sexista (Asociación Mujeres Jóvenes), significa: “El Modelo de conducta social basado en opiniones preconcebidas, que adjudican valores y conductas a las personas en función de su grupo de pertenencia. Un estereotipo sexual es una idea que se fija y perpetúa con respecto a las características que presuponemos propias de uno u otro sexo”.

Esta idea de crear opiniones subjetivas de los demás, me ha dado vueltas los últimos días, donde reflexiono mucho sobre juzgamientos que las personas hacen sin prudencia alguna y basados en el efímero (argumento) del “que dirán”. Desde la infancia me ha causado mucha inquietud frases prejuiciosas como “prefiero una hija puta a un hijo marica”, “Dime con quién andas y te diré quién eres”, “las feministas son lesbianas”, “mujer quedada es amargada”, “hombre solterón y sin hijos es pendejo”; existen muchos imaginarios sociales que dinamizan las relaciones de muchas personas, que develan el miedo a lo diferente y que condenan a grandes seres humanos por demostrar que hay formas de vivir diversas.

No asumiré una postura de autosalvación, pues también he sido parte del equipo de estereotipadas de la sociedad, que ha condenado y discriminado; pero agradezco la posibilidad de transformación, a los procesos académicos, espirituales y de intercambios culturales que me han permitido acercarme al respeto y la humanización de mis relaciones con el mundo. Ya no juzgo con rapidez e irresponsabilidad a las personas que se distancian de mis formas de pensar y concebir sus diversas realidades.

En este sentido, considero que los estereotipos y todas las razones que alimentan esas formas de irrespetar la libertad de los otros y otras, deberían desaparecer para darle cabida a una vida más humanizada donde las diferentes culturales, estilos y creencias pudiesen caminar por las amplias autopistas del derecho a ser libres y responsables de dicha libertad.

Quizás la solución de los conflictos no esté en algunas mesas, documentos o procesos políticos, sino en el compromiso subjetivo y genuino de respetar la otredad y asumir la vida sin tantas arandelas propias de criterios de apariencias, que solo enferman la consciencia humana y hace de la vida un martirio y de cada oportunidad de ser feliz una carga pesada que a veces se imposibilita llevar y se traduce en suicidio, enfermedades y karmas.

Los estereotipos solo consumen la energía creativa de los seres humanos, condenan a la repetición de imaginarios, a la amargura, a la represión de sentimientos y al sufrimiento de no vivir la propia vida sino la ajena; si este paso existencial se nutriera más de amor, respeto y humanidad; entonces no nos dejaríamos llevar por la discriminación, el odio, la violencia; no rechazáramos al que asume un credo, cultura, identidad sexual o corriente política diferente a la nuestra, si tan solo, entendiéramos que las diferencias deben ser nuestra fortaleza y no un escenario de competencia, entonces nuestro paso por la vida sería más piel, felicidad, pasión, aprendizaje y menos pérdida de tiempo; porque al final la única verdad que atraviesa contundentemente a los estereotipos y las suposiciones de alguien o algo, es que nadie es lo que piensan de él o ella, sino lo que se le antoja o le place en su libertad SER. Como afirmó George Steiner: “Los estereotipos son verdades cansadas”.

 

Fabrina Acosta Contreras

@Facostac

Sobre el autor

Fabrina Acosta Contreras

Fabrina Acosta Contreras

Evas&Adanes

Nieta de Rita Contreras, leyenda viva de 109 años. Escritora e investigadora Guajira, psicóloga, Magister en estudios de género, Magister en Gestión de Organizaciones y Especialista en Alta Gerencia. Creadora de la Asociación “Evas&Adanes” desde la cual lidera diversas iniciativas ciudadanas como los foros “La Mujer en el vallenato”, “Tejiendo esperanzas por la Guajira”, el programa radial Evas&Adanes, entre otras. 

Ha recibido reconocimientos por la causa que lidera tales como: Joven sobresaliente de Colombia TOYP 2018 (JCI Colombia), máxima distinción del departamento de La Guajira medalla Luis Antonio Robles, personaje diez en el departamento de Amazonas, medalla a Mujer extraordinaria con proyección social otorgada por la Asociación de Mujeres de la Guajira. 

Ha sido columnista por más de 10 años de varios medios puntualizando temas de género y derechos de las mujeres, así como las causas por la guajira. Es autora de los libros Mujer Sin Receta: Sin Contraindicaciones para hombresEvas culpables, Adanes inocentes”, “De esas costumbres que hay en mi tierra: una mirada a los imaginarios sociales de la violencia de género”, “Mujeres sin receta: Más allá de los mitos”.

 

@Facostac

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Posverdad, subjetividad y educación

Posverdad, subjetividad y educación

  “En una época en la que los medios son productores de subjetividad, que ofrecen los modelos de subjetividad, mucho más que lo...

¿Existe una filosofía de las culturas prehispánicas?

¿Existe una filosofía de las culturas prehispánicas?

  La mitología podría definirse, quizás, como la filosofía del hombre primitivo, afirmó Frazer [1]. Las culturas precolombinas ...

Buen Camino

Buen Camino

  Desde hace miles de años, incluso mucho antes que los celtas poblaran los territorios de la actual Galicia, así como una buena pa...

Jorge Tadeo Lozano: Ciencia Ilustrada y los inicios del proceso de Independencia

Jorge Tadeo Lozano: Ciencia Ilustrada y los inicios del proceso de Independencia

Los criollos ilustrados, entre los cuales está Lozano, se constituyen como grupo cultural al asumir el proyecto ilustrado en el Nuevo ...

Deshumanización

Deshumanización

La partícula “des” equivale a un prefijo inseparable que significa negación, oposición o incapacidad para experimentar afecto,...

Lo más leído

Freddy Molina: el recordado poeta del “Amor sensible”

Eddie José Dániels García | Música y folclor

Vincent Van Gogh o la furia de la pintura

Berta Lucía Estrada | Artes plásticas

La magia de los libros que fracasan

Luis Mario Araújo Becerra | Literatura

Los primeros cantantes vallenatos

Jorge Nain Ruiz | Opinión

Impetrando

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

La deuda histórica que asfixió a Haití

Johari Gautier Carmona | Historia

La rana camuflaje y la abuela Mémvè De Ôkêtê

Francisco Ballovera Estrada | Literatura

La fotografía de la cantadora Zoila Torres

Álvaro Rojano Osorio | Ocio y sociedad

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados