Pensamiento

Leonardo Boff: liberación y esperanza

Oscar Soto

05/02/2019 - 06:40

 

Leonardo Boff: liberación y esperanza
Leonardo Boff / foto: cpalsocial.org

Boff nació en Concordia, Brasil en 1938, estudió teología y filosofía en Curitiba y Petrópolis. Fue ordenado sacerdote en la congregación franciscana allá por 1965. Hijo del sincretismo y la espiritualidad del Brasil continental y de Nuestra América, hizo su temprana opción por el evangelio y el cristianismo, quizás no sabiendo entonces que con el tiempo lograría trascender su experiencia espiritual sin dejar de mirar a su “Jesucristo liberador”. 

Obtuvo el doctorado en teología en 1970, habiendo estudiado en Oxford, Múnich y Wurzburg. De regreso por Brasil se vinculó a la intelectualidad brasilera, asumió la dirección de la editorial Vozes de su país; más tarde en 1979 ingresaría al comité de la revista internacional “Concilium”, publicación especializada en Teología, desde allí junto con Gustavo Gutiérrez contribuiría a la ruptura con el eurocentrismo teológico y religioso de la época, a partir del lugar que ocuparía la perspectiva teológica del Tercer Mundo, de la cual ambos eran las figuras más representativas (Tamayo, 1999).

Llegados los años 70, Boff articula labor intelectual-teológica junto con la acción socio-pastoral en las favelas de Petrópolis, donde inicia una comunidad eclesial de base, un centro comunitario y una escuela popular. La relevancia del pensamiento crítico incipiente de Leonardo Boff, rápidamente traería problemas en un contexto de censura y persecución en toda América Latina. En 1984 es “procesado” por la Santa Congregación para la Doctrina de la Fe (Dutilleux, 1997). Es silenciado y se le castiga con la prohibición de enseñar y escribir. Finalmente termina abandonando el sacerdocio y profundiza su trabajo con los movimientos sociales y las comunidades de base, de las que se torna principal impulsor.

Pensamiento y práctica liberadora

La obra de Leonardo Boff es sumamente prolífica y abarcativa, pero me remitiré aquí a algunos de los aspectos más determinantes de narrativa del teólogo de la liberación brasilero.

En primer lugar, el grito de los pobres que atraviesa la praxis de Leonardo Boff, resulta elemento central de toda su escritura y, según él mismo, de todo sentido religioso-político de la vida en América Latina: la no-vida de los oprimidos en el continente con mayor cantidad de cristianos en el mundo, es consecuencia de un sistema de dominación, un ethos imperial de poder y lucro contrario al proyecto de liberación de Dios (Boff, 1980).

La propuesta de Boff parte de situar a la fe en el lugar social y político desde el cual se la enuncia, sostiene en tanto que el grito y anhelo de emancipación de los pobres en América, constituyen la experiencia religiosa y la praxis de liberación que antecede a la reflexión teológica de cualquier tipo. Es por esto que plantea, a la par que la misma teología de la liberación lo hace, se debe realizar una interpretación socio-analítica estructural de las condiciones de dependencia. Se debe optar por una lectura dialéctica de la realidad.

Influenciado por el clima de época, la Teoría de la Dependencia y la lucha revolucionaria del Tercer Mundo, Boff planteará una antropología religiosa sustentada en la identificación del “subdesarrollo” como consecuencia de un régimen de despojo, que define los tipos de espiritualidad de resistencias en América Latina. En ese sentido la propuesta boffiana para la fe latinoamericana -ya no una mera forma abstracta de vivencia religiosa- radica en un programa “salvífico-liberador”. El cristianismo incorpora un concepto totalizador de liberación que no se agota en las libertades económicas, políticas y sociales, sin embargo no sucede, bajo ningún punto de vista, sin ellas. El proceso de liberación latinoamericano es el lugar hermenéutico para la vivencia religiosa. Es decir, que la comprensión escatológica y la esperanza cristiana son reformuladas en LB, como un proceso concreto de anticipaciones (Tamayo, 1999: p.52) a modo de liberaciones parciales intrahistóricas que apuntan al núcleo de la dominación colonial y capitalista.

Hasta fines de los años 70 y 80, Boff aun no profundizaba su lectura ecológica sobre el capitalismo y la dignidad de la Madre Tierra. El rol más importante, entre tantos que asume en su lucha junto a las comunidades de base, la Comisión Pastoral de la Tierra y en especial el Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra de Brasil (MST), es primero en el ámbito teológico y como consecuencia luego en el imaginario popular: interpretar y asumir un cambio de paradigma en la cristología latinoamericana, que se comienza a pensar en un contexto de dependencia socioeconómica en proceso de liberación y ruptura del orden vigente. Nuestro autor explicará así que el cristianismo primitivo del Jesús liberador (Boff, 1985) no debió nunca haberse tornado una empresa colonial, sino más bien un espíritu de época en proceso de liberación colectiva e integral.

Es en ese sentido que propone pensar la espiritualidad cristiana desde lo antropológico por encima de la prioridad eclesiológica, el elemento utópico por sobre lo fáctico, lo social por sobre lo personal, el componente crítico por sobre el dogma y la ortopraxis de movimiento antiimperial de Jesús, antes que la ortodoxia filosófico-doctrinal (Boff, 1981). Por otro lado, así como la obra y la mística que pregona LB se ha dirigido a pensar las consecuencias de la pobreza producto del predominio del capital y el pecado estructural de un sistema-mundo y el des-orden de cosas actual, el teólogo de la liberación se anticipará a muchos en poner un oído atento al grito de la Tierra (Boff, 1996).

Ecología y Madre Tierra

La ecología liberadora de Leonardo Boff constituye una crítica directa al paradigma de la modernidad y su ciencia newtoniana sustentada en una cosmología materialista, mecánica, lineal, dualista, reduccionista, atomística y compartimentada, de naturaleza patriarcal y androcéntrica (Libanio, 2008).

Boff dirá, al plantear su paradigma ecológico, que el fuerte componente dualista de la cosmovisión de la modernidad revelan un tipo de relación entre lo material-espiritual, lo femenino-masculino, Dios y el mundo, caracterizada por la fragmentación de saberes y una antropología de poder que intenta someter a la naturaleza como forma de garantizar la dominación capitalista y colonial. Así como la teología de la liberación intenta interpretar al sujeto oprimido de nuestros sures, el dolor de la naturaleza y la Pachamama, el biocidio y ecocidio del que alerta Leonardo Boff son una urgencia de esta hora, una demanda para “religar” el mundo y todo lo que existe en clave libertaria, no moderna, pasar del antropocentrismo al cosmocentrismo.

Boff piensa en la mecánica cuántica, en la nueva biología, la psicología transpersonal y el ecofeminismo, desde los cuales “todo lo que existe, coexiste. Todo lo que coexiste, preexiste…” (Libanio, 2008: p 25). A partir de allí es que el intelectual brasilero desarrolla su ética del cuidado de la Casa Común.

Dado el tránsito acelerado de la exacción capitalista y las claves con las que se personaliza la desposesión en Nuestra América y en todo el concierto global, la obra de Leonard Boff es central para repensar las resistencias latinoamericanas a la dominación imperial, sobre todo en el ámbito cultural-mítico. El desarrollo del sentido utópico y el símbolo de la fe cristiana como horizonte liberador en su opción por los pobres, configuran en Boff una hermenéutica situada desde los oprimidos, más precisamente una epistemología disruptiva que bien se puede situar en el plano de una deconstrucción/rebelión frente al silenciamiento colonial, a la vez que una descolonización socioreligiosa y ecológica.

Leonardo Boff apunta al núcleo tecno-científico de la modernidad monocultural y es capaz de reinventar su fe y su práctica religiosa, en dialogo con los saberes ancestrales de Nuestra América, antes que asistir a la recolonización evangelizadora de la razón occidental y cristiana. Boff se mueve en ese delgado camino en que se despunta en la práctica el movimiento popular latinoamericano y apunta su propuesta cosmocéntrica en pleno desarrollo del capitalismo del “progreso infinito”.

El tiempo dañino del capital y la colonialidad que se inserta en America Latina, no obtura divisar el ajetreo de una nueva temporalidad libertaria que se construye en la lucha por la tierra y la justicia social.

 

Oscar Soto

Politólogo. Docente Facultad de Ciencias Políticas y Sociales – UNCuyo. Mendoza, Argentina

 

 

Referencias

BLOCH, Ernst. El principio esperanza, Vol. 1. Madrid: Editorial Trotta, 2007.

BOFF, Leonardo Jesucristo el Liberador. Ensayo de cristología critica para nuestro tiempo. Editorial Sal Terrae, Santander, 1985.

______________ Teología do Cativeiro e da Libertação Editora Vozes Ltda, Petropolis, Brasil, 1980.

______________ Ecología, Grito de la Tierra, grito de los pobres, Ediciones Lohlé- Lumen, 1996.

DUTILLEUX, Christian. Leonardo Boff. Memorias de un teólogo de la liberación Editorial Espasa Calpe S.A, España, 1997

LIBANIO, Joao B. Pensamento de Leonardo Boff en JUAREZ GUIMARAES (org.) “Leituras críticas sobre Leonardo Boff” Editora UFMG, Sao Paulo, Fundacao Perseu Abramo, 2008

TAMAYO ACOSTA, Juan José “Leonardo Boff. Ecología, mística y liberación” Editorial Desclee de Brouwer. S.A. 1999

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Mentalidad Neocolonial

Mentalidad Neocolonial

  El pasado mes se celebró la festividad del 12 de octubre, denominada pomposamente en España Día de la Hispanidad. Para dar may...

La invasión digital de los cuerpos y las mentes

La invasión digital de los cuerpos y las mentes

  Ya no es novedad para nadie que el uso de Internet trae crecientes problemas de privacidad y seguridad. Sería un error pensar que ...

Los nuevos paradigmas

Los nuevos paradigmas

  Los nuevos paradigmas que se proponen en el campo de la ciencia, la salud, la educación, la política, la economía, la literatura...

Albert Einstein y la Teoría de la Relatividad

Albert Einstein y la Teoría de la Relatividad

“Cada día sabemos más y entendemos menos” dijo alguna vez Albert Einstein, el gran matemático y físico alemán que el 20 de mar...

El ensayo como escritura de la independencia americana

El ensayo como escritura de la independencia americana

  En 1828, en los albores de la independencia americana, Simón Rodríguez, el que fuera maestro de Simón Bolívar, se preguntaba: ...

Lo más leído

El Bogotazo, 9 de abril de 1948: el relato de la muerte de Jorge Eliécer Gaitán en la prensa

Yeison Yamir Martínez Mejía y Peter Henry Ortiz Garzón | Historia

La política, el bogotazo y la muerte de la esperanza

Carlos Alberto Salinas Sastre | Historia

Consejos para jóvenes escritores

José Luis Hernández | Literatura

Julia Paba y las fábulas de días santos

María Ruth Mosquera | Patrimonio

Pastor López: el verdadero pastor de la música tropical

Alfonso Osorio Simahán | Música y folclor

La Semana Santa y su música, en el Caribe colombiano

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Jorge Oñate, el cantante que grabó más clásicos vallenatos

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados