Pensamiento

Orlando Fals Borda y los inicios de la Sociología en Colombia

Javier Ocampo López

16/08/2021 - 11:15

 

Orlando Fals Borda y los inicios de la Sociología en Colombia
El sociólogo e investigador Orlando Fals Borda / Foto: archivo Semana

 

Cuando después de sus estudios de postgrado a nivel de maestría y doctorado en Estados Unidos, regresó a Colombia, Orlando Fals Borda se interesó por la creación de la Facultad de Sociología en la Universidad Nacional de Colombia, la cual fundó en el año 1959, y en donde fue su Decano entre los años 1959 y 1967. Fue esta la primera Facultad de Sociología creada en América Latina. Su objetivo principal fue la formación de profesionales sociólogos con capacidad para realizar las investigaciones científicas sobre la realidad social colombiana.

En la Facultad de Sociología, el Dr. Orlando Fals Borda fundó el primer postgrado de Maestría en Sociología de la Educación en Colombia, el PLEDES. Con el aporte de grandes científicos, entre ellos los doctores Germán Rama, Jorge Graciarena y Guillermo Briones, entre otros. Esta experiencia terminó en el año 1969; “varios estudiantes continuaron sus estudios en Universidades norteamericanas y europeas”.

El Dr. Orlando Fals Borda fue un educador de “grandes kilates”. Según sus alumnos, fue un verdadero “Maestro universitario” con cuyas orientaciones formó una generación de investigadores en las Ciencias Sociales. “En sus primeras investigaciones en la Facultad de Sociología, su interés fueron los estudios de campo, con aplicación de encuestas, entrevistas, documentación de archivo, historia oral y otros aspectos de la investigación sociológica práctica y cuantitativa”.  

Los diversos problemas que afrontó la sociedad colombiana en las Décadas de los Cuarenta y los Cincuenta del siglo XX, que son los años de crisis y violencia, hicieron pensar, a muchos ideólogos como el Dr. Orlando Fals Borda, sobre la necesidad de un cambio en la sociedad colombiana. Se planteó la necesidad de una reforma social agraria, la justicia social, el movimiento de Acción Comunal y el desarrollo y progreso para el bienestar de la comunidad. Se habló de la coexistencia de dos sociedades diferentes: la arcaica rural y la moderna industrial.

Manifestándose la lucha entre la tradición y la modernidad y el enfrentamiento entre el Nacionalismo desarrollista y el Nacionalismo revolucionario. El desarrollista, con un cambio por evolución dentro de los partidos políticos tradicionales, liberal y conservador. Los partidos tradicionales buscaron la modernización o transformación nacional con reformas y evolución de las instituciones, estimulando amplios programas que rompían con lo tradicional. Así, lo plantearos e hicieron los gobiernos del Frente Nacional.

Por su parte, el nacionalismo revolucionario surgió como ideología de acción de los grupos que buscaron el cambio profundo y radical de la realidad político-social existente, hacia una nueva estructura política y social para Colombia. El Nacionalismo Revolucionario de los grupos de izquierda, partidarios del Estado Socialista, siguiendo las orientaciones de Cuba, la Unión Soviética, China y los países socialistas del Mundo. El Nacionalismo revolucionario cristiano se planteó alrededor de las ideas del Clero revolucionario que siguió las orientaciones de la Teología de la Liberación, destacando el pensamiento y la acción del cura Camilo Torres Restrepo, compañero del Dr. Orlando Fals Borda en la Facultad de Sociología de la Universidad Nacional; asimismo del Grupo Golconda, partidario del cambio revolucionario, “pensando en la justicia social, la ayuda a los menesterosos y el Catolicismo social.

El Padre Camilo Torres Restrepo fue uno de los Profesores de la Facultad de Sociología, quien con su pensamiento crítico analizó la realidad social de Colombia y se manifestó partidario del Nacionalismo revolucionario cristiano. Con sus ideas de cambio social para Colombia, conformó el movimiento político del Frente Unido. Sus ideas lo llevaron a un enfrentamiento con la Jerarquía Eclesiástica, que lo generó su vinculación con la guerrilla del ELN, y a su muerte, combatiendo en Patio Cemento (Santander) el 15 de febrero de 1966. “Este hecho político influyó en el Dr. Orlando Fals Borda, su decano y compañero de actividades docentes en la Universidad Nacional.”

Su Actividad Docente e Investigativa

El sociólogo y humanista Orlando Fals Borda inició sus estudios universitarios en la Universidad de Dubuque, donde se graduó en Literatura inglesa e Historia en 1947. Posteriormente, realizó sus estudios de Maestría en Sociología en la Universidad de Minnesota, donde el sociólogo y humanista Pitirim A. Sorokin había fundado la especialidad de Sociología rural. Sus estudios sociológicos los culminó en 1953, con su disertación magistral y tesis de grado “Campesinos de los Andes”. Su Doctorado (Ph.D.) en Sociología Latinoamericana lo realizó en la Universidad de la Florida en 1955, bajo la dirección de Lynn Smith, antiguo alumno de Sorokin. Su disertación doctoral y tesis de grado fue “El Hombre y la Tierra en Boyacá”. Lo anterior señala que en la formación del doctor Orlando Fals Borda, la década de los cincuenta fue básica para su fundamentación teórica sociológica y educativa.

Con sus investigaciones en los estudios de Postgrado que presentó como tesis de grado, publicó sus dos obras más importantes en 1955 y en 1957. Su mayor interés fue el análisis del pueblo cundiboyacense de la Región Andina de Colombia, a través de la estructura socio-económica y las costumbres campesinas. Y en especial, el estudio del “Hombre y la Tierra en Boyacá”, con una documentación relacionada con las bases sociológicas e históricas para una reforma agraria. “Esta publicación tuvo un hondo impacto en Boyacá, pues fue la primera obra científica realizada con una metodología sociológica e histórica, con significativa interpretación sobre el pueblo boyacense.”

Una vez culminados sus estudios en Estados Unidos, fue nombrado Consultor de la OEA en Brasil y luego director General del Ministerio de Agricultura en Colombia. Sus principales programas los desarrolló alrededor del campesinado en Latinoamérica y especialmente en Colombia. Convirtiéndose en el científico social que más representó a Colombia a nivel internacional en Congresos sociológicos, foros, simposios y en publicaciones en diversas revistas internacionales. En sus actividades administrativas en el Ministerio de Agricultura se interesó por fortalecer el Programa de la Reforma Social Agraria, el INCORA y los programas de Directorios Veredales, Juntas de Vecinos y en especial las Juntas de Acción Comunal, de las cuales fue su ideólogo a nivel nacional.

 

Dr. Javier Ocampo López  

Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia

Acerca de esta publicación: el artículo “ Orlando Fals Borda y los inicios de la Sociología en Colombia ” del profesor Javier Ocampo López, corresponde a un capítulo del ensayo académico publicado anteriormente bajo el título: “ El maestro Orlando Fals Borda, sus ideas educativas y sociales para el cambio en la sociedad colombiana ” por el mismo autor.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

La cultura del olvido

La cultura del olvido

  Durante el transcurso de los años, los acontecimientos más decisivos de la historia de la Humanidad van adquiriendo el tinte sepi...

Posverdad, subjetividad y educación

Posverdad, subjetividad y educación

  “En una época en la que los medios son productores de subjetividad, que ofrecen los modelos de subjetividad, mucho más que los ...

¿Qué es el neoliberalismo?

¿Qué es el neoliberalismo?

  El premio nobel de Economía del año 2001, George Stiglitz, escribió el pasado domingo 9 de junio para el diario El Espectador un...

Una filosofía latinoamericana

Una filosofía latinoamericana

  Una filosofía latinoamericana que piense y se interrogue sobre nuestra realidad y nuestras cosmovisiones está por construirse, es...

¿Por qué leer a Frantz Fanon medio siglo después?

¿Por qué leer a Frantz Fanon medio siglo después?

  “Leer a Fanon hoy día se podría considerar como un acto revolucionario, sino el mayor de los actos contestatarios posibles, ya ...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados