Pensamiento

La belleza de saber. La belleza de no saber

Giancarlo Calderón Morón

06/09/2022 - 05:05

 

La belleza de saber. La belleza de no saber
Obra de Elia Abuchaibe

 

Dice Valdano, ex futbolista argentino, que decía Menotti, ex técnico argentino, que había dicho Hipócrates, filósofo y médico griego: “Quien sólo sabe de medicina, ni de medicina sabe”. Desde que la leí, por allá en el año 1994, en una revista Cambio 16, creo, me pareció una frase ingeniosa, inteligente, certera además, que resumía una idea compleja de una manera muy audaz.

A Fernando Vallejo, escritor colombiano, le escuché en una entrevista, o en varias, una idea con la que, según él, se podría evitar el sufrimiento, y que, desde entonces y cada vez que lo recuerdo, me atraviesa el alma: “El mayor acto de amor hacia un hijo es no traerlo al mundo y dejarlo por siempre en la paz de la nada”. Duro.

En Lugares Comunes, película argentina del director Adolfo Aristarain, el personaje principal, un profesor universitario de literatura que acaban de jubilar de oficio -o sea, a la fuerza-, ‘regala’ en su última clase una especie de instrucción fundamental para ejercer el oficio de maestro: “Despierten en sus alumnos el dolor de la lucidez. Sin límites, sin piedad”. Contundente.

Fernando Pessoa, brillante y desencantado escritor portugués, justamente en eso, en su inmensa lucidez, nos dejó dicho -escrito- en una de sus tantas sentencias poéticas, esclarecedoras: “La única inocencia es no pensar”. Bello y complejo.

He leído y escuchado también, hasta la saciedad, la célebre y concisa “Sólo sé que nada sé”, del filósofo griego Sócrates. Máxima que alude, principalmente, al reconocimiento que hace el sabio de la basta ignorancia humana, con una especie de humildad para aceptar el inagotable vacío de conocimiento de cuánto existe en el universo. ¿Tendrá, su célebre frase, más que una certeza, un deseo de fondo?: “Sólo sé que nada quiero saber”. Quizá.

Dijo -escupió- Charles Bukowski, escritor gringo nacido en Alemania, que “La tristeza es causada por la inteligencia. Cuanto más entiendes ciertas cosas, más desearías no comprenderlas”. Probablemente.

El saber, la belleza de saber. Y también el no saber, la belleza de no saber. ¿Opuestas? ¿Se puede elegir no saber, sabiendo? ¿No es esto un contrasentido, o una idea inalcanzable? ¿El saber nos hace mejores y por tanto menos propensos al sufrimiento, o lo contrario? ¿La inteligencia es, entonces, y realmente, el no saber? Otra vez: ¿se puede elegir esto como una opción que reduzca las posibilidades de sufrimiento?

Entonces: ¿Le hacemos caso al profesor de literatura? O ¿adherimos a Sócrates, o a Hipócrates? O ¿escuchamos a Vallejo? O ¿nos inclinamos por Bukowsky, o por Pessoa? No sé. Ustedes, ¿qué creen?

 

 

Giancarlo Calderón

Sobre el autor

Giancarlo Calderón Morón

Giancarlo Calderón Morón

Perro en misa

Comunicador Social de la Pontificia Universidad Javeriana, de Bogotá (2003). Ha sido colaborador en temas relacionados con cultura y entretenimiento: pintura, música, cine y televisión, entre otros, del periódico El Espectador (2012-2021). Director de trabajos audiovisuales de corte institucional (Convenio Secretaría de Salud de Bogotá - Fondo de Población de las Naciones Unidas -UNFPA- 2007-2011). Guionista y director de la serie documental “II Laboratorio de Paz” (Acción Social - Unión Europea 2008). Realizador y asistente de dirección del programa del Ministerio de Cultura “La Cultura Viva” (Virtual T.V. - Señal Colombia 2005-2006).

1 Comentarios


Aurora Elena Montes 07-09-2022 06:36 PM

De acuerdo con Bukowsky, saber significa en muchos casos no creer y eso puede doler

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Pensamiento religioso, secularización y modernidad

Pensamiento religioso, secularización y modernidad

  En este texto queremos analizar la idea del profesor Jorge Aurelio Díaz al comentar la ponencia de Manuel Martínez Casanova [1]...

Participación política: una mirada crítica y psicosocial al contexto colombiano

Participación política: una mirada crítica y psicosocial al contexto colombiano

  Desde tiempos ancestrales, en América Latina la opresión, la violencia represiva y el miedo han sido experiencias comunes a los i...

En defensa de la rabia [desde la otra orilla]

En defensa de la rabia [desde la otra orilla]

  Programas de televisión, películas, muros de Facebook, blogs, cuentas de Twitter, libros, todos empeñados en vender la felici...

La invasión digital de los cuerpos y las mentes

La invasión digital de los cuerpos y las mentes

  Ya no es novedad para nadie que el uso de Internet trae crecientes problemas de privacidad y seguridad. Sería un error pensar que ...

Arqueología e historia en Michel Foucault

Arqueología e historia en Michel Foucault

  La historia en Michel Foucault es un discurso y su arqueología no parte del análisis de las obras, los autores, sino que parte de...

Lo más leído

El árbol de Navidad y la evolución de un culto milenario

Berta Lucía Estrada | Otras expresiones

Plantaciones

Alberto Muñoz Peñaloza | Música y folclor

Historia del metro de Medellín

Luis Javier Villegas B | Historia

Luís Magín Díaz, una vida para componer

Redacción | Música y folclor

Osvaldo Rojano, un aparato de voz potente

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Arraigo cultural y religioso en el folclor vallenato

Luis Carlos Guerra Ávila | Música y folclor

Eddie Palmieri: sabor e innovación en la salsa

Ernesto Lechner | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados