Periodismo

Los millennials: el nuevo desafío periodístico

Samny Sarabia

06/02/2017 - 03:35

 

Conferencia de Londoño Pavón en la Fundación Universitaria del Area Andina

 

¿Cómo informar y educar a los millennials y centennials desde los medios de comunicación? Fue el interrogante al que el historiador y periodista Luis Londoño Pabón trató de dar respuesta durante una conferencia organizada por la Fundación Universitaria del Área Andina y el Círculo de Periodistas de Valledupar en asocio con la revista Semana.

Londoño Pabon, periodista de la revista Semana Educación explicó las líneas editoriales del medio para el que labora y amplió a los periodistas locales la mirada sobre los millenials y centennials desde la educación y el periodismo.

El primer interrogante que surge al respecto es el origen de los dos términos. Los ‘millennials’ es la generación nacida entre el año 1981 y 1995; es decir, jóvenes entre los 20 y los 35 años de edad. Mientras que los ‘centennials’ son los flamantes sucesores de los millennials, esto es, las personas entre cero y 19 años. Los niños de ahora y los consumidores del futuro.

En el campo periodístico, estas nuevas generaciones apuntan a cambios en la manera como se ejerce el  oficio. Constantemente el periodista se está enfrentando a un público que exige nuevos retos, retos cada vez más difíciles porque la información es cada vez más publicada aunque se piense que los públicos ya no leen y carentes de criterio para analizar su realidad.

Siempre se ha tenido una visión crítica sobre las generaciones anteriores. Se piensa que son menos educados, menos críticos y que leen menos pero indica Luis Londoño que, de acuerdo a su experiencia, los millennials no son menos educados que los lectores de hace 50 años; debido a que medio siglo atrás la mitad de la población del país no sabía leer ni escribir. En el siglo XX solo el 1 por ciento de la población podía asistir a educación primaria o educación secundaria. La mayor parte de la población no tenía acceso a la educación.

En  ese tiempo, el periodismo se dirigía a un pequeño grupo de personas “educadas” y críticas pero a pesar de ser en su mayoría un periodismo impreso realmente no se estaba dirigiendo al gran público. Caso contrario sucede ahora, el medio y su periodista  tienen el gran reto de dirigirse en el día a día a la mayoría de la población.

“Hay un gran reto para uno porque hay colegas más críticos y un público más exigente y sin tiempo. El reto es enfrentarnos a un formato en el que el periodista no tiene tiempo para escribir  tan rigurosamente como quisiéramos porque no tenemos tiempo para consultar todas las fuentes pero al tiempo necesitamos construir noticias con calidad que construyan para el país”.

Otros de los aspectos relacionados en la charla sostenida por el historiador Luis Londoño Pabón son las redes sociales. En la actualidad, éstas se adelantan a los medios porque están llegando con mayor inmediatez y a los medios de comunicación importantes, además de llegar primero, les corresponde llegar con rigor y confianza. El reto es poder llegar antes, llegar informados y saber que los lectores van a enfrentarse a otros medios de comunicación que están contando lo mismo.

Además de ser agiles, rigurosos y consultar varias fuentes, describe el periodista, los medios si quieren sobrevivir al mundo de hoy, deben explorar y proponer otros formatos para entregar la información. Su experiencia desde Semana Educación no constituye quedarse únicamente en la noticia y en la coyuntura sino darle mayor transcendencia, educar. El periodismo es el arte de la síntesis y para la generación de los ‘millennials’ es la síntesis de la síntesis. “En mi opinión, uno cree que ellos están mucho peor pero son personas críticas, insatisfechas, muchas veces son personas poco críticas pero que van a ser muy criticonas”, expresa Londoño Pabón.

En esta profesión, siempre se escaparán cosas, lo importante es tener el criterio para elegir qué se le escapa. El profesional de los medios no puede darse el lujo de dejarse asustar por tener una posición. Los medios de comunicación nunca han estado aparte de los sesgos políticos y aunque con los años la situación ha cambiado, la audiencia espera y busca rigor  en los medios de comunicación, que las fuentes sean fiables y que las informaciones sean robustecidas por el criterio.

Un lector joven y su comportamiento con la sociedad y la manera como media con el periodismo no puede acabar ese criterio y ese filtro tan importante en la selección de las informaciones que se van a transmitir. El periodista no puede cambiar su credibilidad por el hecho de tener un público diferente. Lo que tiene que cambiar son los medios y las herramientas que utiliza para llegarle a ese público. No se trata de escribir solo a los millennials, no se debe caer en el riesgo de pensar que son ello el único público a pesar de ser el mayor público ahora.

De acuerdo a ello, el periodista tiene la responsabilidad de Identificar la pertinencia de los temas a tratar. Para dirigirse al público tiene que haber un cambio en los formatos y también un ojo crítico para acercarse a los temas adecuados, sobre todo de los que se está hablando. El objetivo no es quedarse en decir lo que está mal o está bien porque al periodista no le corresponde ser moralizante pero sí llevar un tema y ponerlo en discusión dentro de la opinión pública sin caer en el amarillismo. Por vender información a los millennials que están ansiosos de consumir vídeos curiosos no se puede perder la pertinencia ni el análisis crítico.

Entonces, hay una responsabilidad muy grande desde los medios de comunicación para que formen criterios y tomen una posición crítica sobre los temas de la actualidad nacional y mundial. Hay que aprovechar los momentos para que las personas puedan construir y aprender desde los medios de comunicación porque los medios no son solo transmisores de información y de noticias sino desde donde se aprendan cosas. 

Una de las características de los ‘millennials’ es que no les gusta que los encasillen0; por lo tanto, lo oportuno es usar sus formatos, hablar en su idioma y buscar una conexión entre lo que ellos piensan y los criterios generacionales del periodista; entablar un dialogo, no una relación moralizante en la que ellos tienen que adaptarse al periodismo de antes ni en el que el periodista se equipare a escribir como ellos.  

Asimismo, el periodismo tiene que tener el criterio para decir que las cosas van bien cuando así suceda. No es una razón válida ni ética cimentar el ejercicio del periodismo en la indignación colectiva porque se encaminaría a la destrucción de valores como sociedad por la simple razón de vender a los ‘millennials’. No es bueno estar con el lente puesto esperando a que la gente la embarre para crear un escándalo y tener un buen impacto en las redes sociales. Hay que tener  cuidado con la circulación de mentiras en las redes sociales.

Ahora que el periodismo le está escribiendo a los ‘millennials’ es necesario tener un trabajo permanente en las redes sociales, quizá es lo más importante para llegar a esta generación del click y de la era digital porque, en cierta medida, los ‘millennials’ es la generación que preparará -en cierta medida- a la sociedad para interactuar con los ‘centennials’. Al final, la conclusión es que no existen claves para atraer a estas generaciones a los medios, la recomendación es mantener un diálogo constante, ver qué funciona y qué no funciona.

 

Samny Sarabia

@SarabiaSamny

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Definiendo al Periodismo Cultural

Definiendo al Periodismo Cultural

  Intentar dar una definición correcta de periodismo cultural se vuelve tan complicado como definir la cultura misma. Para algunos...

Una ‘Biblioteca moderna de Periodismo’ como herramienta para reinventar el oficio

Una ‘Biblioteca moderna de Periodismo’ como herramienta para reinventar el oficio

Un periodismo que se yergue sobre columnas de la buena fe, la corrección y la ética; que abraza la subjetividad, siempre y cuando e...

Redes sociales y blogs: fantasmas que incomodan al Poder

Redes sociales y blogs: fantasmas que incomodan al Poder

Desde el comienzo de los años 2000, el modo de acceder y procesar la información que ofrecen los medios ha cambiado de manera radical...

Una mirada a lo que las fronteras cuentan

Una mirada a lo que las fronteras cuentan

Comunicadores del Caribe Colombiano recorren por estos días las tradiciones y costumbres de las familias en las zonas de frontera, e...

¿Los periodistas pierden credibilidad cuando se vuelven políticos?

¿Los periodistas pierden credibilidad cuando se vuelven políticos?

  Cada vez que un periodista en Colombia abandona el computador, micrófono o cámara de televisión para saltar a la arena políti...

Lo más leído

Esclavitud, cimarrones y palenques

Christian Delgado Escobar | Historia

La magia de Escalona

Alberto Muñoz Peñaloza | Música y folclor

Los alemanes de Tamalameque

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

Corazón de ceiba

Yesid Ramírez González | Literatura

Si es con engaños, Vamos mal

Andy Romero Calderon | Opinión

A dar más por nuestras universidades públicas

Armando López Sierra | Educación

La pregunta con fundamento para el maestro Escalona

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube