Periodismo

“Estar en una administración nos obliga a tener un compromiso social”: Arnol Murillo

Redacción

23/03/2020 - 05:30

 

“Estar en una administración nos obliga a tener un compromiso social”: Arnol Murillo
El periodista Arnol Murillo / Foto: Circulo de Periodistas

De ser presidente del Círculo de Periodista de Valledupar, Arnol Murillo pasó a la jefatura del departamento de comunicaciones de la Alcaldía de Valledupar a principios del año 2020, en un movimiento que denota deseo de crecimiento y aspiración a servir de la mejor forma la ciudad que quiere: Valledupar.

El desafío es grande –él mismo lo reconoce–, sobre todo cuando este salto se hace en un contexto de transición política y administrativa delicada, y en una ciudad que reclama la atención de sus gobernantes y resultados inmediatos.

Como si fuera poco, la crisis sanitaria propiciada por la pandemia del Coronavirus a nivel nacional y mundial agudiza la tensión ciudadana, y obliga a seguir procesos y tomar medidas excepcionales que impiden atender ciertas necesidades.

Sin embargo, el periodista Arnol Murillo tiene fe en que el trabajo realizado con total entrega genere resultados innegables. En esta entrevista, nos explica cómo ha sido su primera etapa en la administración municipal, cómo organiza su trabajo cotidiano y qué es lo que le motiva a superarse.  

¿Cómo ha vivido estos primeros días en la jefatura de prensa?

Han sido días muy especiales que he tratado de vivir al máximo con el compromiso que se necesita, pero también abierto a crecer y aportar todo lo que he aprendido a lo largo de mi carrera. Estamos centrados en apoyar el alcalde y su administración, informar y mantener también un canal abierto, directo y franco con la comunidad, porque es muy cierto que esta vorágine nos obliga a tener frecuentemente contacto con la ciudadanía.

¿Cuáles son los retos para un periodista que trabaja en una alcaldía como la de Valledupar?

Son muchos. Informar bien. Aquí, a diferencia de un medio comercial, uno no sólo trabaja por mantener la imagen de una administración o de una institución, sino también para que la comunidad reciba el mensaje que está necesitando. Por ejemplo, en este momento, estamos afrontando una situación como la del Coronavirus, tenemos no solamente la obligación de informar lo que está pasando, sino también que esta información llegue, garantizar que esos canales sean accesibles, rápidos, naturales y cotidianos, porque, al margen de que es nuestra obligación defender al mandatario, también tenemos una obligación social. Estar en una administración nos obliga a tener un compromiso social. 

¿El tema de la inseguridad es una de las grandes dificultades?

Son retos para el día a día de una administración, pero tenemos herramientas, tenemos métodos y formas de hacerlo. Afortunadamente, cuento no solamente con el servicio y la disponibilidad del alcalde, de los secretarios y del gabinete, sino también de las instituciones aliadas como la policía, tengo un canal muy directo con el coronel y su equipo de trabajo. Un canal muy directo con la gobernación, con las entidades y la cámara de comercio. Esto me da insumos a mí, como líder del área de comunicaciones, a crear estrategias, plasmarlas, aterrizarlas, a buscar resultados, porque también hay un compromiso de decirle a la ciudadanía que esté tranquila, que se están haciendo las cosas y que se están logrando resultados.

¿Qué habilidades cree que debe tener un periodista en la función de jefe de comunicaciones en la alcaldía? 

La primera es siempre ser capaz de dar un paso adelante. Ser muy intuitivo, muy ágil y rápido de mente porque de la nada te sale una oportunidad manifiesta o te sale un inconveniente, entonces tienes que tener la capacidad de mirar más allá. Yo tengo la ventaja de venir de medios, vengo de Vanguardia, de El Heraldo, de El Pilón y Canal 12, y ese olfato natural no se puede perder porque se requiere aquí. Esto también es un medio, así lo veo yo. La alcaldía es un medio que te da noticias, y tienes que saber qué noticias te sirve para llevarla a tal instancia o de pronto para ir un poquito más allá.

¿Tiene algunos periodistas de confianza que le acompañan o prefiere trabajar exclusivamente con su equipo de trabajo?

Trabajo con un gran equipo, no sólo aquí (en la alcaldía), sino también afuera. Un gran equipo de asesores, si se puede usar este término. Ellos me asesoran porque son mis amigos: Sergio López, Aquiles Hernández, Mildreth Zapata, y muchos otros. Porque yo no puedo negar que estoy en un proceso de aprendizaje. Es mi primera experiencia de liderazgo, entonces me apoyo mucho en ellos y trato de jugar con la experiencia que ellos tienen.

¿Cómo se organiza con su equipo en la alcaldía? ¿Cuántas personas son? ¿Cómo se reparten las tareas?

Éste es un equipo donde lo primero que hice fue tratar de aprovechar las potencialidades de cada uno de los integrantes. Algunos ya me conocían así que fue mucho más fácil el proceso, pero con el correr del tiempo he ido conociéndolos uno a uno. Además, el alcalde tiene sus periodistas, tiene su equipo de prensa. Estamos muy conectados con otras entidades y yo estoy pendiente de todo lo que se está generando para dar pasos sólidos en la labor de presentar todo lo que hace la alcaldía.

¿Cómo es el trabajo diario con el alcalde?

Es de cada momento, cada instante. Es parte de mi posición decirle “alcalde, considero que debemos tomar este camino, o decir esto”, acercarle al gremio, que pueda tener un contacto. Él es muy afín con el gremio dado que toda su carrera ha sido pública y ha tenido a lo largo de ella contacto con los colegas, y esto hace que sea más fácil llegar y entablar una conversación. Nosotros, ya en este periodo de tres meses hemos hecho 3 o 4 ruedas de prensas grandes, una rueda de prensa para la eliminación del día sin moto, una rueda de prensa para la situación de Emdupar, otra para las medidas frente al Coronavirus… Hemos hecho visitas a medios, hemos tratado de acercar el alcalde dentro de la posibilidad de su agenda.

De los proyectos que tiene la alcaldía, ¿cuáles son los que más le ilusionan?

Debo decir que, como vallenato, este proyecto me genera una gran motivación. El alcalde ha hablado de darle la cara al río, esto es muy importante porque marca lo que él quiere y un principio de ciudad. Ha querido garantizar la seguridad y esto es un punto de partida. Salir de la mirada cortoplacista es crucial para que Valledupar dé ese paso de calidad. Todo esto es una gran motivación.  

¿Cómo definiría el momento que vive Valledupar (excluyendo el Coronavirus que ha irrumpido con sorpresa para todos)?

Nosotros, sacando la mirada institucional o corporativista, hemos encontrado ciertas situaciones difíciles que se van a solucionar. Pero sacando esta situación, hay un optimismo, hay una ilusión, y lo vemos cuando el alcalde va al barrio o a las comunas. Recientemente, tuvimos esa oportunidad de tener contacto con 19 talleres para la elaboración del plan de desarrollo. La esperanza de la gente hoy es que hay un cambio real, hay oportunidades, hay una nueva mirada, hay un nuevo estilo de gobierno, y el alcalde lo ha asumido así. Él considera que es el momento de dar un cambio, una mejor movilidad, fortalecer la seguridad, obras estructurales que le dé a la ciudad otro ritmo para que Valledupar se convierta en una ciudad modelo y moderna.

El Coronavirus supone un grandísimo reto para cualquier administración. ¿Cómo lo están viviendo desde dentro y desde el departamento de comunicaciones?

El tema del Coronavirus se trata con mucho respeto, mucho tacto y mucha responsabilidad. Cualquier información que se publique o que no se publique puede ser objeto de generar en la ciudadanía pánico o, por lo contrario, excesiva tranquilidad. Lo que estamos haciendo con el alcalde es ir paso a paso, pero tomando medidas seguras y concretas. Hicimos un consejo de gobierno extraordinario donde se tomaron medidas como la declaración de emergencia sanitaria, se prohibieron reuniones con un número mayor de cincuenta personas, controlar las entradas y salidas de Valledupar. Esto es importante porque le muestra a la gente que se está realizando las acciones necesarias y se comunica de manera clara, transparente y oportuna. Tratamos de usar un lenguaje muy claro, porque ya no es una situación de ciudad, es una ciudad mundial. Y al tiempo, mandamos un mensaje de tranquilidad, de prudencia, de ir acatando los protocolos de seguridad que nos envían los ministerios de sanidad y la presidencia, y con baso en esto, vamos trabajando paso a paso, pero seguro en lo que estamos comunicando.

A los que se esperan resultados inmediatos, ¿qué se les puede decir?

Estamos trabajando. Encontramos una ciudad con problemas de seguridad y la alcaldía puso todos sus esfuerzos y toda su energía en ese sentido. Se trajo el cuadro anti-hurto, se ha fortalecido todo el tema con armas y dotación, y eso nos tiene muy motivados a seguir trabajando. Próximamente seguiremos con más anuncios, pero las cosas no se consiguen de la noche a la mañana. Vamos paso a paso, haciendo las cosas bien y escuchando al ciudadano. El alcalde escucha muchísimo al ciudadano.

¿Cómo le gustaría ver Valledupar en un futuro a mediano plazo?

Una ciudad tranquila donde se pueda vivir, que se pueda volver a lo que fue en materia de seguridad y de costumbres, pero, indudablemente, con el dinamismo que se requiere hoy en día, con el peso cultural de una ciudad en desarrollo, que debe avanzar en la generación de empleo, con conectividad con los corregimientos y las zonas rurales, y con mejores condiciones laborales. Valledupar puede ser una ciudad que brinde garantías de bienestar y grandes aspiraciones profesionales.

 

PanoramaCultural.com.co 

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Así suena la paz en el Caribe colombiano

Así suena la paz en el Caribe colombiano

  En San Onofre, la paz suena a gaita y tambores que armonizan voces, danzas e historias; suena a jóvenes labrándose un futuro de...

Redes sociales y blogs: fantasmas que incomodan al Poder

Redes sociales y blogs: fantasmas que incomodan al Poder

Desde el comienzo de los años 2000, el modo de acceder y procesar la información que ofrecen los medios ha cambiado de manera radical...

Los suplementos literarios en Colombia

Los suplementos literarios en Colombia

  En este artículo quiero escribir sobre la experiencia de lo que significó el suplemento literario de Vanguardia Liberal en Santan...

Pedro Claver Téllez: Hacen falta crónicas de ciudad

Pedro Claver Téllez: Hacen falta crónicas de ciudad

Su rostro se cubre de arrugas, sus cabellos blancos demuestran que el tiempo no pasa en vano. Pedro Claver Téllez llegó a Pereira p...

Una ‘Biblioteca moderna de Periodismo’ como herramienta para reinventar el oficio

Una ‘Biblioteca moderna de Periodismo’ como herramienta para reinventar el oficio

Un periodismo que se yergue sobre columnas de la buena fe, la corrección y la ética; que abraza la subjetividad, siempre y cuando e...

Lo más leído

¿Existe una filosofía de las culturas prehispánicas?

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Los colores de la bandera de Colombia

Alberto Cajal | Patrimonio

Remembranzas de un auténtico juglar: Calixto Ochoa

Alejandro Gutiérrez De Piñeres y Grimaldi | Música y folclor

Decadencia de un caudillo

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

El arroz con leche: una tradición en Latinoamérica

Jennifer Maldonado | Gastronomía

Las Pilanderas, entre lo paródico y el travestismo

Álvaro Rojano Osorio | Artes escénicas

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados