Tecnología

Tecnología y redes sociales en la educación

Natalia Fernández

21/12/2020 - 04:15

 

Tecnología y redes sociales en la educación

 

Las formas que tienen los individuos de relacionarse entre ellos se encuentran en continuo cambio, adaptándose a la súper fluidez de la globalización, a las nuevas tecnologías que favorecen la comunicación y la educación, y entendiendo que, como base de todo desarrollo humano, una sociedad no puede quedarse atrás:  

Hoy, la realidad es innegable: los planes de estudio deben incluir el uso de nuevas tecnologías y esto se ha vuelto una demanda constante. Por eso, desde las instituciones de formación o incluso desde casa, es imperante aprovechar el conocimiento de especialistas capacitados con algún curso de programación web online o experiencia en desarrollo de páginas y aplicaciones.

Entender el funcionamiento de las plataformas digitales e integrarlo en toda oferta educativa permite abrir horizontes, crear nuevas alianzas, pero sobre todo: estar en el presente.

Adaptarse para acompañar

El acompañamiento de los cambios de la sociedad desde los espacios de formación, debería suceder de forma continua y natural. Para esto, es necesaria la capacitación continua de sus representantes en nuevas tecnologías.

El concepto de Nativos Digitales puede discutirse, pero no se puede negar la realidad de que los alumnos se encuentran, casi siempre, más insertos en la dimensión virtual que sus docentes. La diferencia generacional puede ser uno de los principales obstáculos.

Una capacitación que integre las bases del mundo digital y de programación web puede ayudar a encontrar puntos en común con sus estudiantes, y conseguir que el docente continúe posicionándose dentro de la clase como autoridad responsable y guía.

Ventajas de las redes sociales en la educación

El 90% del alumnado maneja algún tipo de red social (sea Facebook, twitter, whatsapp o incluso youtube). Los colegios y escuelas no deben permanecer ajenos a esta realidad, es algo pertinente aprovechar canales de comunicación y creación online ya establecidos para adaptarse e incluirlos en el currículo académico.

Incorporar el uso diario de internet en las clases, permite que el alumno se involucre más en las clases, consiguiendo un aprendizaje dinámico y atractivo. Además, al ser un espacio de ocio y dispersión, manejará sus herramientas de forma totalmente natural, contribuyendo a mejorar su desarrollo académico.

Usar redes sociales o aplicaciones web en su proceso de formación, puede impulsar el estudiante a crear contenido de forma colaborativa, fomentando la conexión social y la importancia de la participación de los individuos para el funcionamiento de las nuevas sociedades.

Lo bueno es que en Internet se encuentra información de relevancia al alcance de un click, pudiendo visitar páginas, estudios internacionales o nacionales e investigaciones científicas. Esto impulsa a cuestionar, preguntar e investigar. Un punto en contra al que todo alumno puede enfrentarse es el de la veracidad de la información (muchas fuentes han de ser verificadas). Pero es innegable que la facilidad que ofrece internet supera ampliamente la búsqueda de datos en enciclopedias físicas (sin hablar de que éstas, muy probablemente, se encuentren ya obsoletas). 

A todo esto hay que sumar que Internet es un espacio gratuito y de libre circulación, en el que se consigue una educación más accesible y adaptada a las necesidades. Un nuevo desafío que se le suma a la tarea docente es el enseñar el uso de estas tecnologías de forma responsable, pudiendo así prevenir el consumo de información falsa, la sobreexposición y los casos de Grooming.

Plataformas educativas “on demand”

Optar por espacios de estudios diseñados por y para las instituciones es la mejor elección para el presente y futuro. Elaborar perfiles interactivos en redes sociales, hasta páginas web o aplicaciones, marcan siempre la diferencia.

A la hora de encarar estas acciones, la institución debe tener claro cuáles son sus objetivos para evitar configurar espacios obsoletos y aburridos. El desafío será captar la atención del estudiante desde el principio y mostrarle el interés que tiene todo esto para sus fines personales y profesionales.  

Una vez definido el para qué, contratar un desarrollador externo que logre plasmar y hacer real estas necesidades es el siguiente paso. Seguramente, además de programar, se puede aportar acciones y propuestas innovadoras que no se hayan tenido en consideración.

Es importante diseñar un espacio seguro y adaptado a los requerimientos de la comunidad educativa. Pero sobre todo entender que anclarse en el pasado e ignorar los cambios de la sociedad es inaceptable. Una educación obsoleta no ayuda a nadie.

Es cuestión de tiempo, para que sea cotidiano que todas las instituciones impulsen el desarrollo de espacios seguros y atractivos de navegación, para el aprendizaje de sus estudiantes. Cada día falta menos.

 

Natalia Fernández

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Whatsapp, la aplicación que rompe parejas

Whatsapp, la aplicación que rompe parejas

Ciertas aplicaciones favorecen la comunicación, pero también rompen parejas y generan incertidumbre. Es el caso de Whatsapp, una her...

Euforia digital, tecnorealismo y sociedad del siglo XXI

Euforia digital, tecnorealismo y sociedad del siglo XXI

En nuestro anterior artículo titulado Internet: identidad e impacto cultural reflexionábamos sobre cómo la irrupción de este medi...

El Iphone cumple siete años

El Iphone cumple siete años

Entre los productos tecnológicos de mayor impacto de los últimos años podemos citar sin lugar a dudas el iPhone de Apple. Hace exac...

Siete cuentas en twitter para saber más de Cultura en Colombia

Siete cuentas en twitter para saber más de Cultura en Colombia

Twitter no sólo sirve para opinar o chatear. Tampoco es una red social exclusivamente reservada a las celebridades y otros “inluen...

Geopolítica de la inteligencia artificial e integración digital

Geopolítica de la inteligencia artificial e integración digital

  Las tecnologías digitales se han convertido, desde hace un par de décadas, en uno de los sectores más dinámicos del desarrollo ...

Lo más leído

¿Cómo y cuándo nació el reggaetón?

Redacción | Música y folclor

Pesadillas de Gorgona

María Ruth Mosquera | Ocio y sociedad

El paraíso terrenal queda en el Magdalena

Arnoldo Mestre Arzuaga | Otras expresiones

La guerra y la paz, la poesía y el amor

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Los herederos de Benkos

Carolina Mila | Otras expresiones

El Churiador, un periódico samario curioso del siglo XIX

Annabell Manjarrés Freyle | Periodismo

Vallenato: de palabra despectiva a denominación de origen

Joaquín Viloria De la Hoz | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados