Turismo

Destino Mayapo

Natalia Gnecco

18/01/2013 - 11:30

 

Foto: Natalia GneccoCuando sopla el nordeste en La Guajira no solo los trupillos, dividivis y cactus se regocijan, también las calmadas aguas de Mayapo recuperan sus tonalidades verdes, dándole la bienvenida al forastero a lo largo y ancho de sus 20 kilómetros de playa.

Mayapo, que en Wayuunaiki significa arena blanca y suave, es un lugar mágico situado al norte de Colombia, en el departamento de La Guajira. Es una playa tan encantadora que pareciera que su belleza estuviera custodiada por Nereidas, aquellas ninfas que según los griegos residían en lo profundo el mar.

Situada a treinta minutos de Riohacha, Mayapo hace parte de los diecisiete resguardos indígenas de La Guajira y pertenece al municipio de Manaure. Hasta hace unos años este territorio se destacaba solamente por las riquezas que se encuentran en fondo del mar, pues es rico en gas natural y propano.

Muy lejos estábamos de imaginar que se convertiría en un atractivo turístico cuando su mayor valor eran las plataformas marinas llamadas Chuchupa I y Chuchupa II de donde se extrae casi un 85% del gas natural que se consume en Colombia. Además este mineral se exporta hacia Panamá, Venezuela y todo Centroamérica.

Foto: Natalia GneccoMayapo es como una "ninfa" escondida en las profundidades del océano, una playa que salió de la clandestinidad y ahora es un destino turístico obligado para quienes aman estar en contacto con la naturaleza, disfrutar del mar, deleitarse con de la gastronomía Guajira rica en frutos del mar, o para las almas aventureras que desean explorar los misterios del desierto de La Guajira, desentrañar mitos y leyendas de la cultura Wayuu.

Por tratarse de un resguardo, Mayapo es una institución legal y sociopolítica de origen colonial y de carácter especial, conformada por una comunidad o parcialidad indígena que, con un título de propiedad comunitaria, posee su territorio que se rige, con pautas y tradiciones culturales propias. Sin embargo, sus playas están al servicio de los turistas quienes pueden tener acceso al área de restaurantes y pequeños hostales donde pueden pasar la noche o acampar pues también el camping está permitido.

El paisaje es tan encantador que resulta confuso saber cuándo los rayos del sol se ven más imponentes, si durante la aurora o cuando llega el crepúsculo. Ser testigos de esta ínfima muestra de la grandeza natural, es increíble, durante el día el balneario recibe muchos visitantes, ansiosos de sol y mar, allí pueden comprar artesanías de los indígenas y disfrutar de un suculento menú guajiro que incluye no sólo los mariscos, pescados sino el tradicional carnero o chivo frito conocido en la región como "friche". Al caer la noche una brisa fresca se apodera del ambiente haciendo que cualquier mínimo insomnio que se asome, se espante por completo.

Según un paisano guajiro, Mayapo tiene su origen en la palabra "Maya" que significa "apúrate", es muy probable que su significado se encuentre  tmabién en el diccionario de español- Wayuunaiki pues tiene cierto sentido, apurarse para venir a este paraiso, un lugar que resulta  un excelente aperitivo para conocer ese territorio de más de quince mil kilómetros cuadrados que ocupan los Wayuu en La Guajira.

 

Natalia Gnecco

Sobre el autor

Natalia Gnecco

Natalia Gnecco

Natalia Gnecco Blog

Natalia Gnecco es una periodista y comunicadora social independiente. Ganadora del Premio Literario y Periodístico Cesar Vallejo 2011 (Caracas, Venezuela). Su columna “Natalia Gnecco Blog” contiene su trabajo periodístico producido en Canadá y en Colombia sobre personajes interesantes, temas culturales, sociales y turísticos.

@NataliaGnecco

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Moscú, una ciudad esplendorosa en continuo movimiento

Moscú, una ciudad esplendorosa en continuo movimiento

Nueva, arriba, abajo... Vayamos por partes. Moscú es, desde luego, antigua. Ya en el siglo VI era lugar de paso de los eslavos, antepa...

Providencia y Santa Catalina, el secreto del Caribe

Providencia y Santa Catalina, el secreto del Caribe

La isla de San Andrés es, desde hace muchos años, una especie de walhaya criollo para los colombianos, destino ideal para las lunas...

Guías bilingües en Valledupar para mejorar la atención turística

Guías bilingües en Valledupar para mejorar la atención turística

La Caja de Compensación Familiar del Cesar (COMFACESAR), presentó el primer grupo de 20 estudiantes bilingües pertenecientes al Cole...

"Valledupar, capital mundial del vallenato": algo más que un eslogan

El pasado viernes 23 de abril fue presentado en la Cámara de Comercio el diseño final del producto turístico “Valledupar, capital ...

El cuartico: un viaje a la época en que Valledupar era un pueblito

El cuartico: un viaje a la época en que Valledupar era un pueblito

En el corazón del barrio San Joaquín, conocido por ser durante mucho tiempo el lugar de residencia del cantante Diomedes Díaz, “El...

Lo más leído

Freddy Molina: el recordado poeta del “Amor sensible”

Eddie José Dániels García | Música y folclor

Vincent Van Gogh o la furia de la pintura

Berta Lucía Estrada | Artes plásticas

La magia de los libros que fracasan

Luis Mario Araújo Becerra | Literatura

Los primeros cantantes vallenatos

Jorge Nain Ruiz | Opinión

Impetrando

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

La deuda histórica que asfixió a Haití

Johari Gautier Carmona | Historia

La rana camuflaje y la abuela Mémvè De Ôkêtê

Francisco Ballovera Estrada | Literatura

La fotografía de la cantadora Zoila Torres

Álvaro Rojano Osorio | Ocio y sociedad

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados