Turismo

Pueblo Bello, un municipio con carácter arhuaco

Redacción

10/05/2013 - 12:00

 

Iglesia Nuestra Señora del CarmenEnclavado en las alturas de la Sierra Nevada, el municipio de Pueblo Bello, en el departamento del Cesar, brinda un rostro inusual y auténtico: una mezcla única de tradición indígena y de modernismo ciudadano en medio de un paisaje montañoso excepcional.

En el camino a la gran capital arhuaca de la región, Nabusimake (que en lengua arhuaca significa “La Tierra donde nace el sol”), y a 50 kilómetros de Valledupar en dirección a Bosconia, Pueblo Bello representa una parada inevitable para todos aquellos que desean impregnarse de esa esencia milenaria o disfrutar de un descanso de varios días.

Enseguida seduce su clima templado y fresco que incita a pasearse por la ciudad, a explorar la orilla del río Ariguaní o montar a caballo. La lluvia es mucho más frecuente en Pueblo Bello, refresca los atardeceres y, por ese motivo, numerosos ciudadanos del Cesar acuden a esta ciudad para encontrar un escenario relajante.

Entre las grandes riquezas de esta tierra, está la cercanía de su gente y su hospitalidad. Los habitantes de Pueblo Bello reciben a los visitantes con gran efusividad, gestos y palabras cálidas que borren en un instante las distancias.

La tradición agrícola es palpable, para todos es un orgullo exponer los frutos de la región como son el aguacate, la mandarina y el café (considerados por los lugareños como los mejores del país).

De hecho, el café es también el reflejo de un episodio de la historia de Colombia que el municipio de Pueblo Bello vivió en primera persona. A partir de 1940, cuando la violencia se incrementó en el interior del país, oleadas de campesinos se instalaron en esta zona montañosa y convirtieron el café en la base de su economía.

Pueblo Bello es, como bien lo dice su nombre, un pueblo bello y tranquilo. Con poco más de 20.000 habitantes, su vida comerciante se estructura a lo largo de una avenida principal, extensa y activa, donde se detienen los vehículos antes de emprender el ascenso final a la ciudad de Nabusimake. Ahí se percibe el contraste de dos mundos con innumerables puestos de venta que ofrecen productos indígenas.

En esa columna vertebral se hallan otros grandes atractivos turísticos como la Iglesia Nuestra Señora del Carmen construida en pleno siglo XX y que alumbra la calle con su campanero, o el parque Gaitán donde se alberga una de las pocas estatuas en Colombia en honor a Jorge Eliecer Gaitán. Cuentan los habitantes que fue introducida de manera clandestina poco después de la muerte del hombre político en 1948.

En el aspecto étnico e identitario, debemos recalcar la construcción del Centro de investigación y memoria: un conjunto de casas tradicionales que réplica el modelo del pueblito indígena de Nabusimake y donde se ofrecerá próximamente talleres y charlas sobre la cultura arhuaca. También cabe mencionar el jardín botánico Busintana en el que se exhibe las plantas más tradicionales de esta tierra y las creencias milenarias arhuacas.

Por todos estos motivos, Pueblo Bello se convierte en un destino realmente atractivo para los fines de semana o vacaciones cortas. Además, la extensa oferta de alojamiento y actividades hacen de este municipio un lugar fácil de acceso y acogedor.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Semana Santa de Guamal: una tradición centenaria por conocer

Semana Santa de Guamal: una tradición centenaria por conocer

  Durante la Semana Santa, la Costa se perfila como uno de los principales destinos turísticos del país, conjugando su riqueza cu...

5 consejos para viajar desconectados

5 consejos para viajar desconectados

Nos hemos acostumbrado a meter en nuestras maletas todo tipo de aparatos tecnológicos que nos acompañan en nuestros viajes. El “Al...

Diomedes Díaz: más que un nombre, una marca turística

Diomedes Díaz: más que un nombre, una marca turística

Hablar de Diomedes Díaz como si de una marca se tratara, es totalmente posible. La idea presentada por la psicóloga María Mercedes B...

Villanueva, el pulmón del vallenato

Villanueva, el pulmón del vallenato

Un pueblito tranquilo, eso piensan en su gran mayoría los visitantes que pasan por Villanueva en la Guajira. Y tienen razón: su plaza...

Valledupar: un canto hecho ciudad

Valledupar: un canto hecho ciudad

Nacida entre cantos de vaquería y enriquecida  por personajes cuyas historias trascendieron los incomunicados pueblos del Caribe colo...

Lo más leído

La lúcida pasión de escribir

Antonio Acevedo Linares | Literatura

La chicha: historia de una bebida americana

José Luis Hernández | Historia

Los cuentos, esas pequeñas grandes historias

Almudena Gonsálvez López | Literatura

Acerca de la literatura infantil en el Cesar

Luis Mario Araújo Becerra  | Literatura

Derechos humanos vs Barbarie

Jhon Flórez Jiménez | Opinión

Viajar con Yamith

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados